Por qué sangran las hemorroides: causas y métodos para combatirlo

¿Es habitual que las almorranas sangren?

Irene Gusi

Motivos de por qué sangran las hemorroides

Las hemorroides contienen pequeñas venas que se encuentran en la zona del recto y del ano. Cuando estas se inflaman se produce la enfermedad hemorroidal que ocasiona muchas molestias para aquel que la padece.

Uno de los síntomas más habituales es la sangre en las heces. Ver el papel higiénico con sangre puede asustar y causar mucha preocupación. Por eso, nos preguntamos por qué sangran las hemorroides. ¿Hay alguna forma para evitarlo?

Motivos por los que sangran las hemorroides

Las hemorroides son un problema que afecta a mucha más gente de la que se puede estimar, ya que no todo el mundo se siente cómodo hablando del tema. Y en la mayoría de los casos hay sangrado tanto en las heces como al limpiarse con el papel higiénico. Las causas de este sangrado son variadas pero, por lo general, se deben a un exceso de presión en la zona anal.

Esto puede deberse a los esfuerzos al defecar cuando se tiene estreñimiento. Pero también al peso adquirido en por la obesidad o por el embarazo, por pasar muchas horas de pie o sentado, por no llevar una dieta rica en fibra, por los antecedentes familiares etc. Como consecuencia, las venas se inflaman y se produce el sangrado.

Métodos para combatir el sangrado

El sangrado al defecar no solo es incómodo, sino que viene acompañado de mucho dolor. Por suerte, los remedios caseros ayudarán a reducir la sangre y las molestias. Sin embargo, en los casos más graves será necesario ir a un doctor. El médico de cabecera o el proctólogo te aconsejará el tratamiento más indicado para tu caso.

Estas son algunas formas de combatir el sangrado de las hemorroides.

Los motivos del sangrado de las almorranas

1 Sigue una dieta rica en fibra

Mantener una dieta equilibrada rica en fibra con avena, cereales, frutas del bosque, almendras, cacahuetes o vegetales verdes ayuda a ablandar las heces y hace que sean más fáciles las evacuaciones. Las venas hemorroidales estarán menos irritadas y sanarán más rápido. Esto favorecerá la desaparición del sangrado.

2 No utilices ropa interior ajustada

Utilizar ropa interior suelta y cómoda ayudará a evitar o reducir la irritación de las hemorroides así como su sangrado. Con esta medida harás que tus almorranas sangren menos, pero también que tengas menos molestias. Evita el uso de tangas o bragas que tiendan a rozarte demasiado.

3 Utiliza toallitas húmedas

También es recomendable usar papel higiénico suave o toallitas húmedas para limpiar esa zona. Por lo general, estos tienden a ser más ligeros y, por tanto, te causarán menos irritación, sobre todo en caso de sufrir hemorroides de grado alto. 

4 Las bolsas de hielo te ayudarán

Otra opción son las bolsas de hielo aplicadas en la zona afectada que ayudan a reducir el flujo de sangre y la inflamación. Si tus hemorroides no son muy graves notarás que esta sensación de frío alivia el picor y la quemazón propios de las almorranas

Es importante controlar el sangrado rectal y, si es necesario, acudir al médico para un diagnóstico correcto, pues no siempre este sangrado viene provocado por las hemorroides y puede estar causado por otras patologías.