Remedios caseros para subir las defensas

Marta Valle

El sistema inmunológico dispone como función principal la protección de nuestro organismo de potenciales enfermedades que puedan ser causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos.

Las defensas de nuestro cuerpo no solo son capaces de identificar y expulsar a los agentes que intenten agredirnos sino que además son capaces de reconocer a todos aquellos que pretendan volver a introducirse nuevamente en el organismo.

Teniendo claras las principales tareas de este sistema, resulta pertinente procurar que dichas defensas se encuentren altas en todo momento, de forma que el hecho de contraer algún tipo de enfermedad se torne más complicado. Para potenciar esta función, podemos recurrir a una serie de remedios caseros muy sencillos de preparar.

Subir las defensas corporales mediante remedios caseros

Uno de los remedios caseros fundamentales para procurar mantener las defensas altas resulta en la realización de ejercicios específicos de relajación. Para ello, tan solo tenemos que disponer de unos quince minutos diarios. Comenzaremos colocando nuestras manos sobre el abdomen e intentaremos hinchar el estómago como si fuera una pelota, después expulsaremos lentamente el aire hasta que dicha zona retorne a su estado normal. Deberemos repetirlo hasta que consigamos una relajación completa. Otro truco muy importante redunda en la correcta hidratación de nuestro cuerpo, de forma que estimulemos al sistema inmunológico para expulsar las toxinas.

Otra alternativa casera bastante efectiva para subir las defensas del organismo consiste en la elaboración de zumos de frutas que puedan complementar la labor del sistema inmunológico en su lucha contra las agresiones externas. Podemos preparar una suerte de batido utilizando dos rábanos cortados en cuatro trozos, dos naranjas, un limón y un cuarto de taza de agua o podemos elaborar, directamente, un zumo de dos naranjas y una zanahoria.

Un remedio casero bastante razonable y pertinente dado el caso en el que nos encontremos con las defensas excesivamente bajas redunda en la idea de mantenernos activas durante el máximo tiempo posible. No es necesario acudir al gimnasio o realizar cualquier tipo de actividad deportiva, lo importante es evitar el sedentarismo. Hay que tener en cuenta que acciones tan cotidianas como caminar, subir escaleras o cargar peso generan adrenalina y aumentan las defensas corporales.

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para subir las defensas, en la categoría de Enfermedades en Diario Femenino.