Remedios caseros para eliminar las manchas de la piel

Marta Valle

Cualquiera de nosotras puede desarrollar manchas en la piel en cualquier momento de la vida. Los factores que posibilitan la aparición de estas anomalías dérmicas proceden de diversos orígenes tales como el embarazo, el historial genético, el envejecimiento, la excesiva exposición al sol o los cambios hormonales. Estas manchas, además, pueden manifestarse en diferentes formas, tamaños y características dando lugar a manchas por envejecimiento, lunares o pecas. Teniendo en cuenta que muchos de los tratamientos de blanqueamiento que se venden en tiendas especializadas contienen componentes que pueden dañar parcialmente la piel, te presentamos una serie de remedios caseros que pueden realizar dicha función con eficiencia.

Tratar las manchas de la piel con remedios caseros

Uno de los remedios caseros tradicionales para tratar las manchas en la piel consiste en abrir por la mitad una hoja de aloe vera y, de esta forma, poder extraer el gel de su interior. Una vez realizada esta acción, tan solo tenemos que aplicarnos esta sustancia directamente sobre la piel para aclarar las manchas que se puedan haber manifestado recientemente. En un sentido muy parecido, también podemos frotar sobre el área afectada de la epidermis una rodaja de cebolla durante un periodo de cinco minutos. Este último truco resulta especialmente recomendado para todas aquellas manchas de la piel producidas por el efecto del envejecimiento.

Otra alternativa casera a la par que natural para tratar la aparición de manchas en la piel resulta en la utilización de limón a modo de blanqueador epidérmico. El gran contenido en vitamina C de esta fruta supone un excelente revulsivo para regular adecuadamente la producción de melanina, sustancia encargada de dotar de color a la piel. Por otra parte, este producto contiene ácido cítrico, un alfahidroxiácido capaz de renovar las células degeneradas por el paso del tiempo.

Por su parte, la leche también puede suponer un excelente remedio casero para lograr combatir la generación de manchas en la piel. Este alimento contiene ácido láctico, un componente muy importante presente en multitud de productos exfoliantes. Después de haber lavado el área de la epidermis afectada por las manchas con un tónico, podemos aplicar la leche y proceder a eliminar estas anomalías.