Dolor de espalda por mala alimentación: dietas que hacen daño

Marta Valle

Los hábitos alimenticios pueden resultar un factor determinante a la hora de desarrollar problemáticas en la espalda. Esto es así porque, según opiniones médicas, aquellas mujeres con sobrepeso u obesidad son más propensas a sufrir este tipo de dolores. Por tanto, una dieta rica en grasas y en alimentos muy calóricos puede afectar negativamente a la salud de nuestro organismo y no solo de una forma directa sino también mediante el desarrollo de dolencias como lumbalgias u otro tipo de lesiones en el área posterior de nuestro cuerpo.

Relación entre la mala alimentación y el dolor de espalda

Además de los propios dolores resultantes de los problemas en la espalda, la obesidad y el sobrepeso pueden generar síntomas como dificultad para respirar. Aquellas mujeres a las que le falte el aliento durante periodos breves de ejercicio van a intentar rehuir la actividad física, actitud que en definitiva va a repercutir indirectamente en el agravamiento de las molestias en la espalda. Cada kilo de más que ganamos supone una tensión extra tanto para la musculatura como para los ligamentos de la zona, pudiendo incurrir en anomalías posturales al intentar la columna vertebral compensar el sobrepeso.

Los problemas en la zona lumbar pueden verse agravados a causa de la obesidad. Esta sintomatología resulta común en aquellas mujeres con sobrepeso en la zona abdominal, ya que el estómago tiende a tirar de la pelvis hacia delante, generando tensiones en el área inmediatamente posterior que se materializan con el tiempo en fuertes lumbalgias. También las hernias de disco suponen una lesión bastante frecuente en mujeres con un exceso de kilos.

Por estas razones, algunos investigadores han establecido una relación directa entre el desarrollo de patologías en la espalda y la mala alimentación, llegando a demostrar algún estudio el hecho de que las mujeres que sufren lesiones de este tipo son más propensas a ingerir alimentos como pasteles o todo tipo de dulces.