Reeducación postural para eliminar los dolores de espalda

Marta Valle

La llamada reeducación postural es un método de fisioterapia progresivo, suave y activo que, en principio y según sus profesionales, puede ser aplicado en una mujer de cualquier edad respetando las posibilidades que pueda ofrecer el cuerpo de dicha persona. Para llevar a cabo su trabajo, los fisioterapeutas especializados en esta técnica llevan a cabo tanto un análisis minucioso como un estudio y una observación de la anatomía, de la fisiología y de la forma en la que enferma el organismo humano. A través de esta metodología física es posible combatir todas aquellas tensiones y malas posturas que nos van deformando, encogiendo y haciendo perder elasticidad con el paso del tiempo.

Funcionamiento del método de reeducación postural

Aunque en principio pueda parecer que, como suele ser habitual en la fisioterapia tradicional, la reeducación postural solo trabaje la columna vertebral, lo cierto es que dicha técnica dispone una atención especial sobre los pies, observando con mucho detenimiento los apoyos que realizamos con ellos tanto en posición estática como cuando nos encontramos en movimiento. En un sentido muy parecido, se suele trabajar en la alineación de los hombros, fuente de muchas lesiones a nivel cervical. De esta forma, y siguiendo los consejos de los fisioterapeutas titulados en esta especialidad, una mujer adulta puede mejorar progresivamente una mala higiene postural pudiendo superar, incluso, procesos crónicos muy dolorosos.

El tratamiento de la reeducación postural consiste en la realización -dirigida por expertos- de una serie de movimientos que van progresando desde posturas iniciales en las que casi no se aplica tensión sobre los músculos hasta posiciones finales en las que se alcanza un estiramiento completo. Dependiendo de las necesidades de la paciente, estos ejercicios pueden realizarse sobre una camilla, tumbada o sentada, o de pie.

Para una máxima efectividad del método de la reeducación postural, los fisioterapeutas encargados de guiar a las pacientes que quieran mejorar sus posturas utilizan las manoscomo única herramienta válida, procurando estirar los tejidos, reducir las tensiones y cuidar las articulaciones. El fin último de esta técnica resulta en una eliminación completa de las molestias musculares y una corrección absoluta de la higiene postural con el objetivo de evitar futuras problemáticas al respecto, especialmente en aquellas zonas corporales más sensibles como la espalda.

Puedes leer más artículos similares a Reeducación postural para eliminar los dolores de espalda, en la categoría de Espalda en Diario Femenino.