Cómo prepararse para una ecografía de mama

Antes de hacerte una ecografía de senos, evita echarte desodorante

María Fernández

Lo que necesitas saber de la ecografía de mama

El cáncer de mama es el más diagnosticado en las mujeres. Detectarlo a tiempo es vital para que el tratamiento sea más efectivo y las posibilidades de superación sean mayores. Hacerse una mamografía o una ecografía de mama es muy importante para detectar los cambios en los senos.

Si tu ginecólogo te ha recomendado que te hagas una ecografía mamaria, hay ciertas cuestiones que debes saber antes de someterte a la prueba. Te contamos cómo prepararse para hacerse esta prueba médica.

¿Qué es una ecografía de mama?

La ecografía de mama es una prueba médica durante la que se toman imágenes a tiempo real a través de ondas sonoras o ultrasonidos. Es un análisis no invasivo, lo que significa que no hay cortes ni inyecciones.

En el caso de se haya encontrado algo en una mamografía que haya que explorar más a fondo, la ecografía mamaria servirá para aportar más información.

Consejos para saber cómo prepararse para una ecografía de mama

¿Para qué sirve una ecografía de senos?

Una ecografía de mama sirve para ver el interior de tu pecho. Las imágenes que se obtienen permiten ver la estructura y los movimientos interiores.

Este tipo de ecografía permite detectar lesiones en el interior de la mama. Es el tipo de prueba que los médicos recomiendan hacer cuando la paciente se detecta un pequeño bulto en el pecho. Permite diferenciar si este es un quiste o si es un tumor y, en este caso, si es benigno o maligno. En cualquier caso, hay algunos tipos de cáncer que no se pueden ver con esta prueba médica, por lo que es necesario complementarla con otras. Cuando hay problemas de mamas densas también se hacen ecografías para analizar las lesiones. 

¿Cómo prepararse para una ecografía de mama?

Antes de hacerte una ecografía de mama, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones. No es una prueba médica que requiera muchos preparativos, pero no está de más tener presentes las siguientes consideraciones.

1 Evita echarte desodorante en la axilas.

2 También es recomendable evitar el uso de cremas, lociones o talcos en la zona del pecho por si pudieran alterar el resultado de la ecografía.

3 Para hacerte una ecografía mamaria no necesitas ayunar. Puedes comer de manera normal antes y después de la prueba.

4 Acude a la clínica u hospital en la que vayas a hacerte a la prueba médica con ropa cómoda. Evita ir en vestido porque te pedirán que te desvistas de cintura para arriba. Te sentirás más a gusto si vas con pantalones que te resulten cómodos.

5 Puedes llevar sujetador, pero debes saber que te lo harán quitar en el momento de hacerte la prueba.

6 Te pedirán que te quites las joyas que lleves en el pecho.

Qué es una ecografía

¿En qué consiste la prueba?

Cuando llegues a la consulta, te pedirán que te quites la camiseta y el sujetador. Es posible que te den algún tipo de bata de hospital para que te tapes hasta que empiece la prueba. 

Te pedirán que te tumbes en una camilla y, en algunos casos, será necesario que subas el brazo para que sea más fácil estudiar la zona.

Echarán un gel transparente directamente en la piel, que notarás algo frío.

Junto a la camilla habrá un máquina con un monitor, en el que se verán las imágenes, y un pequeño dispositivo conectado que te acercará a la mama. Mediante ondas podrán ver el interior de tu pecho. El especialista que te realice la prueba moverá por la zona a analizar este pequeño mando para ver todas las zonas de tu pecho.

La duración de la ecografía de senos cambia mucho según si se va a estudiar una mama o las dos. Pero, por lo general, no suele llevar mucho más de 10 minutos.

Es posible que el especialista te vaya contando qué está viendo en tu ecografía, pero tardarán un tiempo en darte los resultados finales.

¿Quién se debería hacer una ecografía mamaria?

Debido a la prevalencia del cáncer de mama, el principal tipo de cáncer que afecta a las mujeres, se recomiendan las ecografías mamarias y mamografías a las mujeres mayores de 40 años. Si tienes antecedentes en la familia de casos de cáncer de mama, te aconsejarán someterte a estas pruebas antes de esta edad.

En cualquier caso, tu ginecólogo te dirá cuándo debes hacerte esta prueba. Por lo tanto, no dudes en acudir a su consulta para plantearle todas tus dudas.

En qué consiste una ecografía y para qué sirve

¿Duele hacerse esta ecografía?

Las ecografías de seno no duelen, ya que son exámenes no invasivos. Además, al no utilizar rayos X no suponen ningún tipo de peligro por la radiación.

¿Es lo mismo un mamografía que un ecografía de pecho?

Ambas pruebas estudian la mama de las pacientes para detectar quistes u otras alteraciones. La mamografía utiliza una pequeña cantidad de radiación para obtener imágenes del interior de los senos. Para hacerla, se coloca la mama sobre la máquina pensada para hacer esta prueba y se comprime para poder ver todos los tejidos mamarios.

La ecografía de mama suele utilizarse como análisis complementario de la mamografía para obtener imágenes del interior de la mama. Cuando se cruzan los resultados de ambas se obtiene una información más completa del estado de la mama.  

Acude a tu ginecólogo para que estudie tu caso y, si es necesario, te realice una ecografía de mama.