¿Duele usar el DIU? Sus ventajas e inconvenientes

Teresa Guerra

 Dolor por el DIU

El uso del DIU ha aumentado progresivamente hasta convertirse en uno de los métodos anticonceptivos más populares. Cuenta con innegables ventajas como su eficacia y su larga duración, pero son muchas las mujeres que no se atreven a utilizarlo, bien por algunos falsos mitos o bien por pequeños problemas que pueden surgir de su uso.

El DIU de cobre y el DIU Mirena siguen el mismo principio de funcionamiento. Es un pequeño dispositivo en forma de T que se coloca en el interior del cuello uterino, y bloquea el acceso. Además, en el caso del DIU Mirena, se libera una hormona llamada levonorgestrel que ayuda a regular el ciclo menstrual.

Posibles causas para el dolor del DIU

A pesar de que su funcionamiento es sencillo se pueden producir errores o efectos secundarios que causen dolor por diferentes razones. En primer lugar es común el dolor al insertar el DIU, especialmente si no se hace durante la menstruación, aunque el proceso es breve y suele remitir a los pocos días. Lo mismo ocurre al retirar el DIU, incluso si no se hace por la aparición de problemas es fácil sentir molestias durante los días siguientes.

Otra de las causas más comunes de molestias por el DIU es la aparición de cólicos en las primeras semanas de uso. El dolor de estómago y otras molestias suelen remitir, si bien el DIU de cobre puede hacer que aumente el sangrado durante la menstruación y por tanto el dolor. Si el dolor persiste conviene acudir al médico para encontrar la mejor solución al problema.

En último lugar se encuentra el dolor derivado del mal uso o colocación del DIU, ya que en ese caso puede rozar durante las relaciones sexuales o al realizar deporte. Conviene comprobar regularmente si el DIU se ha movido, especialmente si se sufren dolores, puesto que puede ser señal de desgarro o perforación del útero.