Cómo saber si se ha movido el DIU y qué hacer

Te explicamos cómo comprobar el estado de los hilos del dispositivo intrauterino

Tamara Sánchez

Cómo saber si se ha movido el DIU y qué hacer

La mayoría de mujeres que eligen el DIU como método anticonceptivo lo hacen debido a que se trata de un método que ofrece seguridad y una alta tasa de efectividad. Sin embargo, uno de los mayores temores de quienes usan el DIU es que se mueva, circunstancia que hace disminuir su eficacia.

No tienes de qué preocuparte. En el siguiente artículo te enseñamos a detectar si el DIU se ha movido y qué debes hacer si esto sucede. ¡Atenta!

Cómo detectar si el DIU se ha movido y qué hacer en ese caso

El DIU es un dispositivo de pequeño tamaño, en forma de T, que se coloca en el interior del cuello uterino, bloqueando el acceso de los espermatozoides. El DIU de cobre es puramente mecánico, mientras que el Mirena complementa su acción con el uso de hormonas, en concreto de progesterona, la cual se encarga de regular el ciclo menstrual impidiendo la ovulación y espesando la mucosa.

Dado que ambos son dispositivos mecánicos, es posible que en determinadas circunstancias el DIU se desplace de su posición original, provocando una notable disminución de su eficacia. Además, el movimiento del DIU puede provocar lesiones internas, heridas o desgarros que si se infectan pueden llevar a la infertilidad, aunque son pocos los casos, pero sí más frecuentes que con el uso de otros métodos anticonceptivos.

En cualquier caso, conviene comprobar regularmente que la colocación del DIU es correcta, especialmente después de cada menstruación. Para ello es necesario asegurarse de que los hilos que sujetan el dispositivo tienen la misma longitud. Si están más largos o más cortos que en anteriores comprobaciones que hayas hecho puede ser una señal de desplazamiento, en cuyo caso debemos acudir al ginecólogo.

Otra señal de mala colocación del DIU son las molestias durante las relaciones sexuales. Si el dispositivo está bien colocado, en teoría no debería ser percibido, por lo que si tras los primeros meses de adaptación aparecen incomodidades repentinas durante el sexo, conviene revisar el DIU porque es muy probable que se haya movido.

Algunos casos excepcionales pueden provocar incluso la expulsión del dispositivo. De hecho, el 7% de las mujeres que utilizan DIU lo expulsan en el primer año de uso, principalmente durante los primeros meses después de su inserción. Las mujeres jóvenes y las nulíparas (sin hijos) tienen mayor riesgo de expulsión del DIU. Si esto ocurre no debemos intentar colocarlo de nuevo, sino pedir cita con el médico o ginecólogo y usar otras medidas de protección como el preservativo mientras el DIU es colocado de nuevo, ya que la pérdida de efectividad es inmediata.

¿Se puede mover el DIU al mantener relaciones sexuales?

¿Se puede mover el DIU al mantener relaciones sexuales?

Uno de los mayores temores de las mujeres que utilizan un DIU es que este se pueda mover durante las relaciones sexuales. Si es tu caso, no tienes nada que temer. Los expertos aseguran que el dispositivo intrauterino se sitúa en un área la cual no llega a alcanzar el pene durante el coito, por muy largo que este sea.

Es cierto que, en algunas ocasiones, el hombre puede notar los hilos del DIU durante la penetración, pero esto no debería ser señal de alarma ya que no tiene por qué indicar que el dispositivo se haya movido de su sitio. Lo habitual es que se encuentre en la posición correcta.

Cómo revisar los hilos del DIU

Instrucciones para revisar los hilos del DIU

Para saber si el DIU está correctamente colocado, puedes comprobar el estado de sus cordones o hilos. Para ello, debes seguir las siguientes instrucciones:

1 Lávate las manos con agua y jabón neutro para desinfectarlas.

2 Colócate en posición de cuclillas.

3 Introduce tu dedo índice o tu dedo corazón en la vagina hasta que toques el cuello uterino. Podrás reconocerlo porque tiene un tacto rugoso similar al de la punta de la nariz.

4 Una vez que hayas localizado el cuello uterino, trata de tocar los extremos de los hilos del DIU. Si los encuentras quiere decir que el dispositivo está correctamente colocado y no se ha movido de su lugar. Si, por el contrario, notas los hilos más largos o más cortos que la última vez que realizaste una comprobación e incluso puedes palpar el cuerpo del dispositivo, es muy probable que el DIU se haya desplazado y debas acudir a tu ginecólogo para que te lo coloque de nuevo. Mientras tanto no te olvides de utilizar un método anticonceptivo alternativo para evitar riesgo de embarazo.

5 Es fundamental que mientras realizas esta comprobación no tires de los hilos del DIU ya que podrías desplazarlo por accidente.

¿Y a ti? ¿Se te ha movido alguna vez el DIU? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.