Qué ocurre cuando te quitas el DIU: prepara tu cuerpo para ese momento

Así reaccionará tu organismo tras la extracción del dispositivo intrauterino

Tamara Sánchez

 Qué ocurre cuando te quitas el DIU

Si llevas tiempo utilizando el DIU y aún no te has acostumbrado a sus efectos secundarios, deseas quedar embarazada o ha surgido alguna complicación, es posible que la mejor opción para ti sea retirarlo. Se trata de un proceso relativamente simple, no obstante, debes prepararte para habituarte a estar sin él de nuevo y tomar las medidas necesarias para que la extracción se realice sin problemas.

El DIU es un pequeño dispositivo que se coloca en el interior del útero e impide la fecundación por medios mecánicos, en el caso del DIU de cobre, o mediante la acción hormonal, en el caso del Mirena. En ambas situaciones, tanto la inserción como la retirada del DIU se produce de la misma forma, es decir, deberás acudir al ginecólogo para que sea él quien se encargue de ponerlo o quitarlo. El profesional médico lo insertará y colocará en el útero dejando unos hilos fuera colgando que posteriormente permitirán su extracción.

Problemas y dolores al retirar el DIU

Como hemos mencionado, para extraer el DIU deberás acudir al ginecólogo para que te indique cuál es el momento más adecuado para retirarlo, que será probablemente durante la menstruación, ya que durante la regla el útero tiende a estar mucho más dilatado y eso hace que el DIU se pueda sacar con mayor facilidad. El médico puede aplicar un anestésico en caso de que estés muy nerviosa, tengas los músculos contraídos y el dolor sea muy intenso.

La extracción del DIU es rápida y sencilla. El ginecólogo tirará con mucho cuidado de los hilos que sobresalen del dispositivo, los brazos del DIU se plegarán y saldrá hacia fuera sin ningún tipo de problema. Existe una pequeña probabilidad de que la extracción se complique. En este caso, el médico puede ayudarse de instrumentos especiales para sacarlo. En muy raras ocasiones, se necesitará una cirugía.

Así reacciona el cuerpo cuando se extrae el DIU

Una vez retirado el DIU puedes retomar tu vida normal sin problemas ni efectos secundarios. Es posible que durante los primeros días notes pequeños cólicos o molestias. Para reducirlas, puedes recurrir a un antiinflamatorio como el ibuprofeno. Con el paso del tiempo estos pequeños dolores deberían desaparecer, si no lo hacen debes consultar cuanto antes con el ginecólogo.

Además, una vez que se extrae el DIU, es muy habitual experimentar un poco de sangrado. No tienes por qué preocuparte a no ser que este sangrado sea excesivamente abundante. En este caso también deberás acudir al médico ya que podría ser que tu útero haya sufrido una punción.

También es posible que tras la extracción del DIU, tu regla se vuelva un poco más irregular y el sangrado menstrual sea más o menos intenso (dependiendo del tipo de DIU por el que hayas optado), aunque el periodo debería volver a la normalidad en un periodo de tiempo corto.

Si has retirado el DIU porque intentas quedar embarazada, debes saber que en las primeras seis semanas el ciclo menstrual debería regularizarse de nuevo, por lo que puedes comenzar a intentar lograr el embarazo, aunque lo recomendable es esperar entre 60 y 90 días para lograr una eficacia mayor. Si por el contrario la retirada del DIU se produce por alguna contraindicación o infección recuerda realizar revisiones periódicas para asegurarte de que el problema se ha solucionado.

Quitarse el DIU: ¿Cuándo debes hacerlo?

¿Cuándo debes quitarte el DIU?

Existen varias razones para retirar el DIU. A continuación te vamos a explicar algunas de ellas:

1 Decisión propia

No hay motivos para quitarse el DIU, simplemente quieres hacerlo y punto. En este caso debes acudir al ginecólogo y el te lo retirará sin necesidad de dar más explicaciones.

2 Menopausia

Te pusiste el DIU como método anticonceptivo, pero ahora que has dejado de producir óvulos y de menstruar ya no hay posibilidades de embarazo y, por tanto, ya no tiene ningún sentido tenerlo. Generalmente es recomendable quitarse el DIU un año después de la última menstruación para asegurarse de que efectivamente has entrado en el climaterio.

Es importante recordar que el DIU hormonal suele hacer desaparecer la regla. En estos casos suele retirarse en torno a los 50-52 años que es la edad estimada de la supuesta entrada en la menopausia.

3 Quieres quedarte embarazada

Uno de los motivos más frecuentes por el que las mujeres deciden retirar su DIU es porque buscan concebir un bebé. En este caso, deberás dejar pasar dos reglas después de la extracción del dispositivo para que las probabilidades de embarazo sean más altas.

4 Te has quedado embarazada

La tasa de fallo de los DIU es de las más bajas de entre todos los métodos anticonceptivos, pero puede ocurrir. Si te quedas embarazada con el DIU puesto pueden suceder dos cosas:

+ El ginecólogo llevará a cabo una exploración vaginal tras la cual comprobará si los hilos del DIU continúan asomando por el cuello uterino, tal y como se dejaron al insertarlo. Si es así, retirará el DIU y posteriormente te hará una ecografía para comprobar el estado de tu embarazo.

+ Si los hilos no son visibles, el médico no podrá extraerte el DIU y deberás llevarlo puesto durante todo el embarazo. Se expulsará tras el parto con la placenta. Llevarlo puesto durante la gestación no provoca malformaciones, aunque sí es cierto que existe un mayor riesgo de rotura prematura de la bolsa amniótica o parto prematuro.

5 El DIU está caducado

La eficacia del DIU como método anticonceptivo no es infinita. Si llevas puesto uno, debes cambiarlo cada cierto tiempo. Tu médico te indicará cuál es la fecha de caducidad del tuyo, aunque por lo general suelen durar unos diez años aproximadamente.

6 Molestias con los hilos

En algunos casos, el DIU puede llegar a causar molestias durante las relaciones sexuales. No es algo muy habitual, pero el hombre puede notar los hilos del DIU con su miembro durante el coito. En este caso puedes decidir si lo retiras o no.

7 Perforación uterina

Las probabilidades de perforación uterina con el DIU son muy bajas, pero existen. Pueden suceder dos cosas: la primera es que se produzca una perforación en el mismo momento de la inserción del dispositivo en cuyo caso el ginecólogo lo retirará inmediatamente y la segunda es que después de haber sido introducido, el DIU se mueva de sitio y además pierda con ello su eficacia. Esto último se detecta si los hilos no asoman en el cuello uterino. En este caso el médico retirará el DIU y lo sustituirá por otro nuevo.

8 Aparición de complicaciones o síntomas molestos

Llevar puesto un DIU a veces trae consigo complicaciones. Puedes experimentar síntomas como aparición de fiebre, alteraciones menstruales (en cantidad o frecuencia), flujo abundante, dolor abdominal… Si los síntomas no desaparecen con el tiempo o no los soportas, deberás valorar con tu ginecólogo la extracción y sustitución del DIU por otro método anticonceptivo.

¿Y tú? ¿Has utilizado alguna vez un DIU? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.