Falsos mitos y leyendas: el insomnio se pasa con el tiempo

Beatriz Iznaola

El ser humano tiene unas necesidades básicas muy claras, entre las que se encuentra dormir bien. Los especialistas afirman que para que el cuerpo descanse se han de dormir 8 horas diarias. Con el estilo de vida tan ajetreado que se lleva en pleno siglo XXI resulta un tanto complicado, pero hay que conseguir que sea así, pues la falta de sueño siempre acaba trayendo muchos problemas adversos de los que no somos conscientes. El organismo no se acostumbra a dormir menos, esto es un falso mito. De la misma manera lo es el que tratamos: el insomnio no se pasa con el tiempo. El insomnio es un problema muy grave y tiene que ser tratado. 

El insomnio no desaparece con el tiempo

El cuerpo no se acostumbra a dormir menos de 8 horas diarias, el que se acostumbra es uno mismo que se hace a la idea de que su energía no puede ser superior. Es decir, una persona que duerme cinco horas diarias no rinde lo mismo que una persona que duerme ocho. Esto no afirma que porque un día durmamos menos de las horas aconsejadas vayamos a acumular horas de sueño, pero sí afirma que si no dormimos las horas necesarias día tras día esto nos acabará pasando factura. Además, está demostrado científicamente que la falta de horas de sueño no se recupera

Pero no siempre se duermen menos horas porque uno quiera. Existen determinados trastornos del sueño que no nos permiten dormir tantas horas como quisiéramos, ejemplo de ello es el insomnio. Este puede deberse a muchos motivos como el estrés, los problemas trascendentales como rupturas o pérdidas de familiares, etc. Además, hay acciones y sustancias que incrementan la gravedad del asunto. La cafeína, el tabaco y otros estimulantes tienen efectos que se prolongan durante 8 horas. El alcohol es un depresivo y puede ayudar a caer en el sueño fácilmente, pero también hará que el sueño sea menos duradero y se despierte antes. 

Sin embargo, realizar ejercicio diario unas 5 o 6 horas antes de acostarse puede ser una gran solución a este problema. Se ha de adoptar una serie de hábitos que nos provoquen sueño y que nos relajen, por ejemplo leer un libro, escuchar música, tomar un baño, etc. Hay que conseguir encontrar acciones que nos resulten relajantes para conciliar mejor el sueño y descansar todo lo posible.

Puedes leer más artículos similares a Falsos mitos y leyendas: el insomnio se pasa con el tiempo, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.