Cómo evitar sentirte vieja por la llegada de la menopausia

¡No está todo perdido!

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

La vida no deja de ser una carrera contra el tiempo. Desde el momento en que nacemos empezamos a envejecer, por eso el concepto de viejo depende mucho de la perspectiva de cada cual. Y sobre todo, de su estado de ánimo. Para muchas mujeres es normal asociar la llegada de la menopausia con el inicio de la vejez pero, nada más lejos de la realidad. Tienes la menopausia y tienes toda una vida por delante para disfrutar.

Qué significa la menopausia en tu vida

La llegada de la menopausia supone el fin de la edad reproductiva. Ni más ni menos. Tenemos que reconocer que aparecen un sinfín de problemas de salud derivados de esta situación que no son otros que los llamados trastornos de la menopausia, pero todos ellos tienen un tratamiento para aliviarlos o resolverlos. Lo que no supone en ningún caso la menopausia es la vejez.

Antes a una madre de familia que rondaba los 50 años se la consideraba una mujer vieja. Por suerte, los tiempos han cambiado y no solo ha aumentado la esperanza de vida, sino que ha mejorado considerablemente la calidad de vida de la mujer madura. Si en vez de fijar tu mirada en conceptos anticuados observas la cantidad de mujeres que pasados los 55 están radiantes, más guapas y más activas que nunca, tal vez cambie tu manera de afrontar la menopausia.

Indudablemente la menopausia tiene su lado negativo en forma de sofocos, problemas óseos, cambios hormonales, etc. Pero, como todas las etapas en la vida, no carece de sus ventajas. Es importante asumir el paso de los años, pero eso no significa que debas sentirte vieja o recluirte en tu casa porque así lo dicta la menopausia.

Las oportunidades de la menopausia

La verdad es que la vida está llena de oportunidades. Puedes seguir tu camino, puedes aceptar lo que venga, puedes intentar cambiarlo, puedes renovarte, puedes empezar de cero. Y nunca es tarde para hacer lo que siempre has querido hacer ni para ser la persona que siempre has querido ser. Desde este punto de vista, la menopausia supone toda un oportunidad de renovación.

Que la llegada de la menopausia se produzca alrededor de los 50 años no implica que te estés haciendo vieja, sino que aún te queda mucho tiempo para disfrutar de la vida y gozar de una calidad de vida que tú misma habrás de procurarte. La madurez encuentra sus ventajas en la experiencia adquirida por los años, en la seguridad en ti misma y en la progresiva reducción de responsabilidades.

Si tus hijos ya se han marchado de casa, tal vez sea el momento de dedicarte a ti misma, a tu pareja, a revisar el estado de tu vida afectiva, a recuperar amigos o a encontrar nuevos, a ejercer de ti misma y no de esposa o madre. Y todo ello con la libertad de no dar explicaciones a nadie. A tu edad.

Puedes leer más artículos similares a Cómo evitar sentirte vieja por la llegada de la menopausia, en la categoría de Menopausia en Diario Femenino.