Isoflavonas de la soja para la menopausia: ¿mito o realidad?

Isoflavonas para la menopausia

Desde la publicidad nos llegan todo tipo de productos que incluyen isoflavonas, el boca a boca nos recuerda los beneficios de la soja para evitar los trastornos de la menopausia y algunos gurús de la salud elevan las isoflavonas de la soja a la categoría de elixir que previene todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer. Nos preguntamos si las isoflavonas de la soja son un buen remedio para los síntomas de la menopausia o si se trata de una moda pasajera.

Lo que dicen de las isoflavonas

Los defensores de las isoflavonas de la soja lo toman como el perfecto sustituto de la terapia hormonal para tratar los trastornos derivados de la menopausia. Las isoflavonas son una especie de estrógenos naturales que se encuentran fundamentalmente en la soja. Desde este punto de vista y teniendo en cuenta que la mayoría de los síntomas de la menopausia se producen como consecuencia de una falta de estrógenos, las isoflavonas serían el remedio perfecto y natural.

Parece que los efectos beneficiosos de las isoflavonas no solo se dirigen a los trastornos de la menopausia más temporales, como los sofocos, la falta de concentración, la fatiga o incluso la sequedad vaginal, sino que además se considera un buen método de prevención de enfermedades relacionadas con la menopausia como los problemas cardiovasculares o el cáncer.

Aunque la principal función en relación a la menopausia es la de actuar como un regenerador óseo, protegiendo la salud de los huesos, reduciendo el riesgo de fracturas y previniendo la aparición de osteoporosis. Por si esto fuera poco, las isoflavonas estimulan la renovación celular, refuerzan el sistema inmunitario y pueden actuar como antiinflamatorios y analgésicos.

Lo que sabemos de las isoflavonas

Parece una auténtica panacea de la salud y de la calidad de vida. De las isoflavonas de la soja sabemos que forman parte fundamental de la dieta en numerosos países asiáticos y que causalmente, esas mujeres asiáticas sufren menos los trastornos de la menopausia y tienen menos casos de osteoporosis. Sin duda, es para tomarse unos minutos y reflexionar.

También sabemos de las isoflavonas que son rechazadas por numerosos especialistas, al menos en su función de tratamiento de la menopausia. Hay estudios que demuestran que las isoflavonas no tienen ninguna relevancia en el alivio de los síntomas de la menopausia cuando son muy evidentes. En cambio, sí parecen ser muy eficaces cuando las molestias de la menopausia son leves.

No está claro si las isoflavonas son beneficiosas para tratar los síntomas de la menopausia, lo que sí está claro es que en ningún caso son perjudiciales. Así que, ¿por qué no probar?.

Laura Vélez  •  domingo, 1 de diciembre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x