Los problemas del vello en la menopausia: ¿exceso o escasez?

Los problemas del vello en la menopausia

El vello siempre es un asunto controvertido. Mientras que algunas mujeres defienden la naturalidad y no están dispuestas a martirizarse con complicadas técnicas de depilación, otras muchas mantienen una pelea constante durante toda su vida para eliminar todo el vello indeseado.

Y cuando ya están a punto de solucionar sus dilemas depilatorios, llegan a la menopausia y han de hacer frente a los cambios que se producen en el crecimiento del vello. ¿Quieres saber lo que ocurre con el vello en la menopausia?

Vello corporal en la menopausia

Las leyendas populares cuentan que a fuerza de depilarse, el vello va perdiendo fuerza y llegará un momento en el que no tengamos que depilarnos. Y es cierto que el vello va debilitándose, pero no por la depilación, sino por el paso del tiempo. La verdad es que el vello corporal, el vello facial y el pelo en general, cambian su comportamiento ante la llegada de la menopausia.

Si tenemos que buscar un responsable de ese cambio en el patrón de crecimiento del pelo durante la menopausia tenemos que mencionar obligatoriamente a las hormonas. Sabemos que la menopausia se caracteriza por una disminución en la producción de hormonas, lo que ocasiona cambios corporales importantes.

El vello es uno de esos componentes de nuestro cuerpo que se rige por los niveles hormonales, así que es normal que ante la llegada de la menopausia empecemos a notar cambios como una disminución importante del vello corporal, así como un debilitamiento del pelo, que podemos comprobar en un cabello más frágil y sin pigmentación.

Vello facial en la menopausia

Pero si creías que uno de los aspectos positivos de la menopausia era olvidarte para siempre de la depilación, sentimos decepcionarte, pero nos encontramos ante un problema mucho mayor que el tener que decidir qué método depilatorio utilizar. Estamos hablando del aumento de vello facial que ocurre durante la menopausia.

Efectivamente, la disminución de los estrógenos puede hacer que los niveles de hormonas masculinas y femeninas queden descompensados, dando como resultado un comportamiento hormonal más masculino que femenino. Esto hace que el vello facial, en el mentón, las patillas o alrededor de los labios presente un aspecto más fuerte y varonil.

Hay que tener en cuenta que el exceso de vello facial puede convertirse en un auténtico problema, perjudicando la autoestima y la salud emocional de una mujer que teme enfrentarse a la burlas de una sociedad muy exigente con el aspecto físico. En cualquier caso, las modernas técnicas de depilación, y nos estamos refiriendo al láser, pueden ayudarnos a solventar este problema del vello facial en la menopausia.

Laura Vélez  •  sábado, 15 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x