El cuidado de los pies en diabéticos

María José Roldán Prieto

Es posible que pienses que la diabetes es un problema de la sangre que tiene que ver con el azúcar y así es realmente. Pero el daño en los nervios y en los vasos sanguíneos que se causa por la diabetes también puede convertirse en un problema para los pies si se desarrolla una neuropatía. Perder la sensibilidad en las manos, en los pies o sufrir una infección pueden ser problemas muy graves para una persona con diabetes. Por eso para asegurar la mejor salud de tus pies no dudes en seguir los siguientes consejos para evitar lesiones y que tus pies estén más saludables por más tiempo.

El cuidado de los pies en diabéticos

Aunque el cuidado de los pies en las personas diabéticas debe ser como el de una persona sin diabetes -lavado, buen secado, cortar las uñas correctamente, hidratarlos, etc.- hay algunos aspectos que se deben tener en más consideración.

- Inspecciona tus pies. En la diabetes es muy importante que inspecciones tus pies cada día para poder averiguar si tienes algún tipo de problema difícil de sentir como cuando tienes llagas o grietas en los pies. Cualquier cambio de color o la piel seca o agrietada es significativo. Si es necesario pon un espejo en el suelo para ver todas las partes de tu pie con facilidad.

- Cuidado con el agua caliente. Cuando una persona con diabetes desarrollan daños en los nervios o neuropatía, es difícil saber si el agua del baño está demasiado caliente. Para evitar sufrir daños en la piel es mejor comprobar la temperatura con el codo antes de meterte en la bañera o en la ducha.

- Busca el calzado adecuado. La compra de los zapatos en una persona con diabetes debe prestar mejor atención en los detalles. Tendrás que buscar zapatos con mayor profundidad y con una buena cobertura por todo el pie. Además tendrás que fijarte que no tenga costuras que puedan frotar en el pie. Los calcetines también tendrán que ser sin costuras y mejor de algodón u otro material que controle la humedad. ¡Y no andes descalzo para evitar cortes o raspaduras!

- Trata los callos o cualquier molestia. Si tienes cualquier molestia en los pies tendrás que cuidarlo lo antes posible para evitar infecciones. Lo ideal es que acudas a tu médico para un mejor tratamiento.