¡Quiero unos pies bonitos! Aprende a cuidarlos

María José Roldán Prieto

Tener unos pies sanos es que vaya todo bien, pero para tenerlos sanos tendrás que cuidarlos cada día. Tener unos pies mal cuidados es poco higiénico y además puede que te cause otros problemas añadidos como dolores en la cadera, en la espalda o en las articulaciones. Pero es probable que tus pies sea la última parte de tu cuerpo en la que piensas cuidar aunque debes saber que son demasiado importantes como para que los pases por alto.

Cómo tener unos pies bonitos con tips de belleza

Además de afectar al cuerpo los problemas de pies por no cuidarlos pueden ser: tener un mal olor de pies, piel agrietada, arcos caídos, uñas encarnadas, infecciones por hongos, huesos dañados e incluso movilidad reducida. Todos los problemas que te  causen los pes por no cuidarlos correctamente pueden empeorar a medida que envejeces por lo que si piensas que ahora no es importante cuidar tus pies, es probable que más adelante te arrepientas de no haberlo hecho.

Para tener unos bien bonitos y bien cuidados tendrás que asegurarte que tanto la piel, como los huesos o los músculos funcionan correctamente. ¿Quieres tenerlos bonitos? ¡Aprende a cuidarlos! 

- Lava y seca bien tus pies. No te vayas a la cama sin lavarte los pies bien. La suciedad puede irritar tus pies e infectarlos, por eso tendrás que lavar todas las noches tus pies con agua y jabón. Además, tendrás que secarlos bien, sobre todo entre los dedos para evitar que los gérmenes se reproduzcan y te salgan hongos.

- Aplica crema hidratante. Es importante que después de cada lavado añadas a tus pies crema hidratante, pero tendrá que ser una crema hidratante especial para pies, no te pongas la general para el cuerpo.

- Retirar la piel dura. Si tienes piel dura o callosidades es buena idea utilizar la piedra pómez o una lima para pies para poder raspar con decisión y que te queden unos pies preciosos. ¡Y no te olvides del cuidado de tus uñas!

- Calzado cómodo. Si durante el día no llevas un calzado cómodo tus pies lo notarán y su apariencia también. No puedes tener unos pies bonitos si los tienes con cayos. Y recuerda que si quieres evitar el mal olor de tus pies o heridas por el calzado, deberás ponerte calcetines y cambiarlos a menudo.

Puedes leer más artículos similares a ¡Quiero unos pies bonitos! Aprende a cuidarlos, en la categoría de Pies en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: