¿Por qué me pongo triste cuando tengo la regla?

Trucos para sobrellevar esos días

Jimena Ocampo

¿Por qué me pongo triste cuando tengo la regla?

Cada mujer es un mundo y cada una vive la regla de manera diferente: desde las que ni se enteran, hasta las que sufren sus efectos con bastante intensidad. Cansancio, hinchazón, aumento del apetito, dolor o cambios emocionales son algunos de los "efectos" que podemos sufrir durante nuestros ciclos, tanto antes, (SÍNDROME PREMESNTRUAL) como durante la regla. Estos efectos tienen una justificación "biológica". En la regla intervienen las hormonas, (estrógenos, entre otros), los órganos sexuales, el cerebro, vamos, que gran parte de nuestro organismo está involucrado en este proceso.

El síndrome premenstrual (SPM: conjunto de síntomas físicos, emocionales y conductuales que se producen antes de la menstruación) no es un mito, es una realidad. En los días anteriores a la regla es normal que estemos más sensibles, irritables, que las cosas nos afecten más, y además, tengamos molestias físicas (dolor de pechos). Los cambios emocionales suelen ser los que más molestan a las mujeres, además del dolor, (dismenorrea), que pueden interferir bastante en nuestra vida diaria.

Conocer estos cambios, o al menos distinguirlos, nos puede ayudar a sobrellevar mejor esos días. No se trata tanto de echar la culpa de todo a las hormonas, pero sí entender que podemos tener cambios y, por tanto, aprender a manejarlos para que nuestra vida personal no esté condicionada por el periodo del mes que estemos viviendo.

¿Qué puedo hacer para no estar triste cuando tengo la regla?

Cuando sentimos que los cambios hormonales generan emociones en nosotras, los pensamientos que tengamos pueden ayudarnos mucho. Es decir, si estamos en esa fase premenstrual en la que nos sentimos cansadas, aburridas y sin ganas de hacer nada, es importante que tengamos alternativas para afrontar esta situación y no profundizar en los sentimientos negativos. Esos sentimientos son fruto de los cambios hormonales y pasarán. No nos pasa nada especial, ni las cosas nos van peor, por lo que no debemos dejarnos llevar por esas emociones: debemos tratar de generar pensamientos positivos y realizar tareas que nos distraigan de esos sentimientos. ¿Que no tengo ganas de hacer nada? ¡No pasa nada! Me leo un libro, me pongo una peli o descanso. También puedo hacer todo lo contrario y sacar fuerzas de donde no las hay y forzarme a hacer algo: quedo con mis amigos, salgo al cine o hago algún plan. 

Pero si me quedo pensando, "no me apetece hacer nada, no tengo ganas de nada, qué mal" refuerzo ese malestar. Según cómo afronte esos cambios, me sentiré mejor o favoreceré los bajones de la regla. Nuestros pensamientos influyen mucho en mis emociones y generan comportamientos en mí. Poner el modo positivo ON, aunque nos resulte "imposible" en esos días, es importante para llevar mejor esos días en lo que lo vemos todo muy negro.

Si estamos en esos días en los que "todo me sienta mal", también tenemos que aprender a manejar esa irritabilidad, así que parémonos a pensar si eso que nos ha molestado tanto, tiene en realidad tanta importancia, o es mejor dejarlo pasar.

Entender también que nos costará más concentrarnos, así que si estamos estudiando o trabajando, tenemos que tener estrategias de planificación y gestión del tiempo, para no desesperarnos porque no me entero de nada.

Por lo tanto en estos días más que nunca es importante echar mano de nuestras herramientas emocionales para no sufrir de manera negativa los cambios emocionales que pueda sentir con la regla y poder dar una respuesta razonada a la pregunta de por qué me pongo triste cuando tengo la regla. 


Puedes leer más artículos similares a ¿Por qué me pongo triste cuando tengo la regla?, en la categoría de Salud en Diario Femenino.