¿Cómo tener un trasero firme mientras estás sentada en la oficina?

No hay nada peor para los glúteos que estar todo el día sentada frente a un ordenador o al teléfono. El sedentarismo hace que el trasero tienda a agrandarse y a ponerse blando, por no hablar de la consabida celulitis. Si no tienes mucho tiempo para ejercicios, puedes convertir tu puesto de trabajo en un gimnasio sin que nadie se dé cuenta.


El trasero puede endurecerse sólo con apretarlo

1. Cuando estés sentada, procura contraerlo, aguantando un rato, siempre que puedas. Si aprietas también la tripa, estarás matando dos pájaros de un tiro.

2. Tu silla puede ser tu mejor aliada para hacer sentadillas de piernas, ya que este ejercicio imita el acto de sentarse y levantarse. Cada vez que puedas, haz este gesto, pero sin llegar a sentarte, entre 10 y 20 veces. Si además la silla es regulable, baja la altura todo lo que puedas o ponte al lado y procura bajar más. Muy importante: al bajar, echa el culo atrás y siente el peso en los talones. Que tus rodillas siempre estén en línea recta con tus talones, nunca por delante. Tus pies deben estar paralelos y abiertos el ancho de los hombros.

3. Puedes hacer también los splits. Este ejercicio machaca el trasero y lo deja duro como una piedra. Para hacerlo, levántate, separa los pies, el ancho de los hombros y lleva una pierna atrás: la de delante quedará flexionada y la de atrás con el talón en alto. Apóyate en la pierna que está doblada o lleva las dos manos al frente y sube y baja (en un tiempo, en dos, haciendo rebotes abajo...) al menos 15 veces con cada pierna. Recuerda que al bajar (con la espalda recta) tu rodilla no puede estar por delante de tu tobillo así que echa el peso en tu pierna de atrás.

4. Para endurecer el interior de los muslos mientras estás sentada con los pies en el suelo, separa el ancho de los hombros, y cierra las piernas apretando el interior de los muslos hasta que las rodillas se toquen. Repítelo cuanto quieras.

Siempre que puedas, en el ascensor, en la fotocopiadora, etc., cuando estés de pie, apóyate en algún sitio y haz elevaciones de talones poniendo las piernas y el culo muy duros.

Esmeralda Díaz Aroca  •  lunes, 1 de febrero de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Frases motivadoras para afrontar el trabajo cada día

    Frases motivadoras para afrontar el trabajo cada día

DF Fotos