Consejos para mantener el bronceado después del verano

 Consejos para prolongar el bronceado


El fin del verano y la vuelta a casa después de unas intensas vacaciones repercuten en nuestro estado de ánimo y también en nuestro aspecto físico. Ese bronceado que tantas horas de sol nos ha costado y que ha envuelto nuestra piel en una luminosidad atractiva va desapareciendo poco a poco, al igual que el recuerdo de esos maravillosos días de relax. Si la vuelta a la rutina es algo inevitable, al menos, sí que existen alternativas para que nuestro bronceado veraniego perdure en el tiempo.

Te damos cinco consejos muy sencillos y fáciles de poner en práctica para que tu piel mantenga ese tono dorado que tan bien le sienta a nuestro cuerpo:

Hidratación, exfoliación y buena alimentación para mantener el moreno


El primer paso a seguir es el de la exfoliación de la piel. Es de vital importancia para lograr nuestro propósito eliminar las células muertas que se han ido acumulando en nuestra piel durante estos tres últimos meses. Hay que renovarla y buscar un bronceado más uniforme. Con una adecuada exfoliación lograremos eliminar manchas en el rostro y, aunque puede atenuarse un poco el color de la piel, lo cierto es que un tono uniforme va a lucir mucho más bonito.

En segundo lugar, no hay que olvidarse de hidratar la piel todos los días y hacerlo varias veces a lo largo de la jornada. Por ejemplo, puedes aplicarte crema hidratante a primera hora de la mañana y una reparadora por la noche. Así nutrirás tu piel y le devolverás la elasticidad y firmeza que necesita.

A la exfoliación e hidratación hay que añadirle una buena dosis de agua diaria. Lo más recomendable es beber hasta dos litros, eso sí, distribuidos a lo largo del día. En cuarto lugar, conviene cuidar la alimentación, de hecho, hay varios alimentos que estimulan la pigmentación de la piel. Es el caso de frutas como las moras, la sandía o el melón, así como verduras y hortalizas como el tomate o las zanahorias. Todas ellas ayudan a prolongar nuestro tono moreno de la piel.

En último lugar, podemos recurrir a los autobronceadores. Son menos perjudiciales para la salud que los rayos UVA y además de dar color, hidratan la piel, evitan su sequedad y prolongan ese tono moreno tan favorecedor. Si decides recurrir a este tipo de productos, es esencial que exfolies tu piel antes para lograr un tono completamente uniforme. Con estos cinco pasos lograrás que tu piel luzca radiante durante mucho más tiempo.

Josune de la Riva  •  martes, 6 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x