La mesoterapia, una elección para eliminar la celulitis

 Elimina tu celulitis con mesoterapia

Seguramente ya sigues una dieta balanceada y haces ejercicio habitualmente, pero al igual como le ocurre a tantas otras mujeres, no puedes eliminar la celulitis de tus piernas, muslos, caderas o abdomen. Si ya has estado buscando tratamientos para combatir la celulitis, seguramente te habrán aconsejado que pruebes con la mesoterapia. Pero... ¿En que consiste realmente la mesoterapia?

El tratamiento llamado mesoterapia consiste en inyectar diferentes productos en la capa media de la piel. Estos productos tienen la finalidad de "romper" el tejido conectivo adiposo, para que luego el sistema linfático se encargue de desechar esa adiposidad por medio de la orina. Las inyecciones de mesoterapia se llaman microinyecciones, ya que son agujas finísimas que apenas provocan dolor a la paciente.

Los compuestos que se introducen a través de las microinyecciones pueden ser productos químicos u homeopáticos y por lo general son activadores de la circulación que actuarán en las arterias, venas o vasos linfáticos. Debido a que las inyecciones de mesoterapia se aplican localmente en las zonas afectadas, solo se necesitará una pequeña cantidad de los medicamentos para conseguir un resultado notable.

Mesoterapia para la celulitis

El tratamiento de mesoterapia para la celulitis puede aplicarse en abdomen, glúteos y muslos. El número de sesiones que se requieren dependerá del grado de celulitis y de sobrepeso del paciente, así como del tipo de piel y de la edad de la paciente. Generalmente serán necesarias por lo menos diez sesiones para notar los resultados, pudiendo distribuirse de forma semanal, aunque en casos extremos lo más recomendable será realizar una sesión diaria.

Los resultados de la mesoterapia se notarán tanto en la textura como en el color y suavidad de la piel y también empezará a desaparecer el dolor que producen algunos tipos de celulitis. Según el tratamiento que se realice, se puede combinar la mesoterapia con otros procedimientos, como por ejemplo el drenaje linfático manual y los masajes reductores que ayudarán a movilizar más rápidamente la grasa que se ha disuelto. Las grasas que se disuelven con el tratamiento se eliminarán a través de la orina. Es muy importante beber cantidades abundantes de agua para que el cuerpo pueda eliminar bien las toxinas que se desprenden de las inyecciones de mesoterapia.

Las áreas que se han tratado con mesoterapia deberían permanecer libres de depósitos de grasa, pero si quieres mantener los resultados mucho tiempo, deberás mantener una dieta saludable y realizar ejercicios de forma regular. Si tienes problemas circulatorios, no deberías someterte a la mesoterapia y ante cualquier duda, consulta con tu médico y/o flebólogo, para que te indique si el tratamiento puede ser perjudicial o beneficioso para ti.

Natalia Gómez  •  jueves, 15 de julio de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Famosas y deportistas

    Famosas y deportistas

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x