Cómo teñirse el pelo con henna paso a paso (en pocos minutos)

Trucos para utilizar la henna como tinte para el cabello

Beatriz Martínez
¿Cómo teñirse el pelo con henna?
Fuente Instagram: Kylie Jenner

Cada vez son más las que deciden teñirse el pelo con henna natural. Y es que este producto de barros naturales cuenta con muchas ventajas para la salud capilar: fortalece el cabello, lo nutre y le da un color vivo de lo más especial. Te contamos cómo teñirte el pelo con henna paso a paso y te lo advertimos, cuando lo pruebes, no querrás usar otra cosa.

Pasos para teñirse el pelo con henna en casa

¿Qué es la henna?

Empecemos, primero de todo, por definir qué es la henna. La henna natural es un polvo que se obtiene al reducir las hojas de un arbusto de la familia de las oleáceas. El tipo de henna que se emplea para el cabello se suele usar para borrar las canas, sin embargo, cada vez son más las que lo utilizan para teñirse el pelo. La henna nutre el cabello e hidrata las puntas, le da un extra de volumen, cubre las canas y además es un producto natural. ¿Te animas a probar?

Elige el color

La henna por sí sola da al cabello un tono rojizo. Ahora bien, si lo que buscas es un color tirando a rubio (ya sabes que va a depender mucho de tu color base), solo tienes que añadir a la henna una bolsita de manzanilla. Mezcla con té negro si lo que buscas es oscurecer tu cabello. El tinte con henna suele durar unos 4 meses, depende de cuantas veces a la semana te laves el pelo.

Qué necesitas para teñirte el pelo en casa con henna

Un paquete de henna natural en polvo.

Agua caliente.

Bol de plástico para hacer la mezcla.

Cuchara para remover.

Cucharada de aceite de oliva.

Té negro o bolsita de manzanilla si deseas cambiar el color del pelo.

Mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea un poco espesa. No te olvides de leer las indicaciones del paquete de henna.

Aplica la henna sobre tu pelo

Una vez tienes la pasta preparada, es hora de ponerla sobre el cabello. Para ello, debe estar completamente seco. Extiende con una brocha o con tus dedos (ponte guantes), cubre bien cada mechón y ten paciencia, verás que la henna tiene un aspecto similar al barro, así que es más complicada de aplicar que los tintes comerciales.

Si buscas un color rojo vivo, envuelve tu cabeza con papel celofán. Deja actuar de 2 a 4 horas, y transcurrido ese tiempo, aclara para quitar la henna. Lava tu pelo como haces siempre, con acondicionador incluido para que tu pelo quede suave y con un brillo natural envidiable. Como te hemos dicho antes, el tinte con henna dura unos 4 meses, ahora bien, si quieres que no pierda brillo con el paso de los lavados, termina la ducha con un chorro de agua fría sobre el pelo.

Queda bonito, nutre el cabello, borra las canas y da mucho brillo: está claro que la henna será tu nuevo tinte. ¿Por qué no probar?