¿Cuál es el tinte que más le favorece a la forma de mi cara?

La clave está en saber dónde aplicar los reflejos claros y oscuros

María Cerrato de la Fuente

¿Cuál es el tinte que más le favorece a la forma de mi cara?

La regla básica para acertar con la tonalidad o tonalidades de tinte que más le favorece a la forma de tu cara es la misma que la del maquillaje; es decir, la regla del claro-oscuro. En este sentido, hay que explicar que los colores uniformes afectan menos a la forma en la que percibimos un rostro, sin embargo, cuando mezclamos diferentes tonalidades, es cuando podemos engañar a nuestro ojo para agrandar o empequeñecer las zonas que queramos. Y mezclar diferentes tonalidades, en lo que a tintes se refiere, es lo que comúnmente conocemos como mechas o reflejos.

Regla del claro-oscuro para elegir el tinte perfecto

La regla básica sería: los colores claros agrandan y acercan o focalizan y los oscuros empequeñecen y alejan o disimulan. Por eso, no solo es importante que la tonalidad elegida para tu cambio de look case con la forma y el color de tu rostro, sino que también son fundamentales las zonas en las que se aplican los reflejos, a la hora de favorecer más o menos a una persona. Por ejemplo, en cabellos cortos, los reflejos claros en la parte superior de la cabeza y en la frente, crean un foco vertical, por lo que alargan la cara; es decir, son ideales para rostros redondos. Sin embargo, los reflejos en las sienes y los laterales del óvalo facial darán sensación de anchura en la cara, por lo que serán ideales para los rostros alargados.

Descubre qué color de tinte te va más

¿Cuál es el tinte que más le favorece a la forma de mi cara?Pero si no quieres romperte la cabeza con esta regla, vamos a ponértelo fácil. Solo tendrás que determinar tu tipo de rostro, poniéndote delante del espejo con una cola de caballo alta y determinar así el tipo de rostro que tienes. ¿Ya lo sabes? Pues te contamos qué color de tinte te va más:

+ Forma de la cara ovalada

Es la forma más armónica y acepta todo tipo de tonalidades, aunque hay colores y formas que le sientan mejor. Las melenas largas y rubias con mechas claras en el flequillo y lo más cerca del rostro es lo que mejor casa con esta tipología. Decántate por cortes con capas.

+ Forma de la cara redonda

Se caracteriza por cara ancha y barbilla redondeada. Los tonos medios serán tus aliados: castaño claro o rubio oscuro, ya que afinarán tu rostro. En caso de optar por los tonos medios, tiñe los laterales con tonos más oscuros para estrechar el rostro e incluso aplica este tinte en las puntas si llegan al cuello. También te van bien las medias melenas en tonos oscuros, con mechas claras en la parte frontal. Para el corte, opta por capas con asimetrías.

+ Rostro alargado

Frente y barbilla estrecha por lo que el objetivo es acortar el óvalo. ¿Cómo? Muy sencillo, generando volumen a partir de tonos claros. Lo ideal es oscurecer la parte superior para acortar visualmente el rostro y añadir la iluminación de los tonos claros en los laterales, especialmente a la altura de los pómulos para generar volumen.

+ Forma de la cara cuadrada

Este rostro tiene la característica de la frente amplia y la barbilla ancha. El objetivo es suavizar las aristas, puesto que son rostros muy duros de facciones. Lo ideal es elegir tonos claros, ya que los oscuros tienden a endurecer el rostro. Las mechas más claras irán justo detrás del flequillo. Para los laterales del rostro, los tonos medios son los adecuados para adelgazar el ancho facial, pero siempre en la gama de los tonos suaves. El corte que mejor sienta es el Bob.

+ Cara triangular

La frente es ancha y la barbilla pequeña y puntiaguda. Hay que equilibrar el rostro y sus volúmenes. Elige tonos medios y las mechas claras aplícalas en la parte del flequillo. Da profundidad en la parte interior de los laterales con el tono medio más oscuro.

Cómo influye el tono de la piel en la elección del tinte 

¿Cuál es el tinte que más le favorece a la forma de mi cara?

El tono de piel es fundamental para elegir el tinte

+ Piel cálida. Tu piel es cálida si se broncea con facilidad. En este caso te favorecen los rubios dorados, caramelo, cobrizos, caobas o castaños. Evita los rubios ceniza que apagarán tu piel.

+ Piel fría. Tu piel es fría si no se broncea fácilmente. Te favorecen los ceniza tanto rubios, como castaños, los rubios platino, chocolates oscuros y negros azulados o berenjena. Evita los colores rojizos y los que tiendan a anaranjados.

Ahora, ¿a qué esperas? Ya tienes toda la información para acertar en tu cambio de look. Solo tienes que atreverte.