Ventajas y desventajas del alisado de queratina que debes conocer

Pros y contras que debes tener en cuenta antes de hacerte el tratamiento

Beatriz Martínez

El alisado brasileño o de queratina consiste en un tratamiento capilar con el que se logra devolver la salud al cabello castigado, además de darle un plus de alisado eliminando el rizo y el encrespamiento. Hasta aquí todas de acuerdo, ¿cierto? 

Ahora bien, las dudas surgen cuando se trata de analizar en detalle los mitos y las verdades de este tipo de alisado. ¡Pero tranquila! Te traemos una guía con la que podrás conocer todas las ventajas y desventajas del alisado de queratina que debes conocer y con la que resolverás todas tus preguntas. ¿Empezamos? 

Alisado brasileño o de queratina, ¿en qué beneficia al cabello?

El alisado brasileño o de queratina es una tratamiento capilar que cada vez se pide más en los salones de belleza, quizás sea porque está de moda llevar el pelo liso o porque cuenta con muchas ventajas. El caso es que la queratina es una proteína que se encuentra en nuestro cabello de forma natural, sin embargo, con el tiempo se pierde o se debilita.

Por esta razón, los tratamientos de este tipo ayudan al cabello a ganar todo lo que ha perdido de esta proteína logrando así que recupere toda su vitalidad. En cualquier caso, vamos a ver en profundidad qué nos aporta el tratamiento a base de queratina, y todos sus beneficios

+ Lo nutre de la raíz a las puntas, lo deja liso (olvídate de pasarte la plancha cada mañana), brillante y sin rastro del odioso encrespamiento. Además le da un toque brillante excelente.

+ Cuida y repara el cabello castigado por los tintes, el paso del tiempo y el uso de secadores y planchas.

+ Lo acondiciona y le da el extra de salud que tanto necesitamos todas.

+ Permite presumir de pelo sedoso por casi 90 días, promedio que dura este tratamiento.

+ El cabello queda más fuerte, ideal para evitar la rotura capilar y la caída por debilitamiento.

+ Es apto para todo tipo de cabello: rizado, teñido, liso, ondulado...

+ No daña el cabello ni el cuero cabelludo como sí ocurre con otros tratamientos para conseguir el efecto pelo liso tabla.

+ El pelo queda reestructurado a la par que saludable, ideal para después del verano o el invierno que es cuando el cabello más sufre por las inclemencias extremas de clima. Tras el tratamiento, estos cambios de temperatura no afectarán casi nada a tu melena, solo te hará falta ir a la peluquería a cortarte las puntas o a dar forma a tu peinado.

+ Quita el exceso de volumen del cabello al alisarlo y elimina el antiestético frizz.

Ventajas y desventajas del alisado de queratina

Desventajas del alisado brasileño o queratina, ¿qué debo saber?

Como suele ocurrir, no es oro todo lo que reluce. Así que antes de hacerte un alisado brasileño o de queratina, debes saber que también tiene alguna que otra ventaja. ¡Atenta! 

+ Si te lo haces en el salón de belleza, (en uno de confianza por supuesto) el precio es elevado. Pero si te lo haces en casa, tienes que tener maña, hacerte con los productos de calidad adecuados e informarte bien para no cometer errores.

+ Se tarda un buen rato en aplicar, así que busca una tarde entera y nada de prisas para que quede lo mejor posible.

+ Hay ciertos alisados que llevan amoníaco, un elemento que cambia la estructura del pelo y que se suele usar cuando el cabello es muy rizado. Mira bien antes de iniciar tu tratamiento, cuanto más natural, mejor.

+ No te puedes lavar el cabello hasta que hayan pasado 72 horas, no es que sea una desventaja muy grande, pero sí algo a tener en cuenta. Además, durante los dos días siguientes tendrás que llevar el pelo suelto, nada de gomas u horquillas.

¿Alisado brasileño o de keratina? ¡Tú decides!