Tatuajes y lactancia: ¿Me puedo tatuar si estoy amamantando?

¿Estás dando el pecho a tu bebé y quieres hacerte un tattoo?

Beatriz Martínez

¿Me puedo tatuar si estoy dando el pecho a mi bebé?

¿Me puedo tatuar si le estoy dando el pecho a mi bebé? Si recién te estrenas en el apasionante mundo de la maternidad y eres una aficionada a los tatuajes, seguro que esta pregunta pasa por tu mente. Sí, te puedes tatuar si estás amamantando, pero ojo, sigue estas indicaciones para no correr ningún riesgo.

¿Me puedo tatuar si le doy el pecho a mi bebé?

Según informan los médicos, no hay evidencia científica sobre los efectos de hacerse un tatuaje cuando se está lactando. Sin embargo, unos afirman que es mejor esperar y no hacerse ningún tatuaje durante el tiempo que dure la lactancia.

Otros especialistas coinciden en que las sustancias que se inyectan en el tatuaje (aluminio, cadmio, titanio, hierro...) quedan sujetas bajo la piel sin posibilidad alguna de pasar a la sangre y por lo tanto sin opción de llegar al bebé a través de la leche materna.

Has de saber también que los bancos de sangre así como los de leche, no aceptan donaciones de aquellas mujeres que se han hecho un tatuaje hasta pasados de 4 a 12 meses de la realización del mismo.

Lo que si que NO puedes hacer mientras estés amantando a tu hijo es eliminar un tatuaje con láser. Los pigmentos presentes en la tinta, al tratar de ser borrados, pueden pasar a la sangre, llegar a la leche materna y por lo tanto al bebé. Es aconsejable esperar a terminar la lactancia antes de borrar un tatuaje antiguo con láser.

Riesgos de hacerse un tatuaje si estás amamantando

Consejos y recomendaciones si vas a hacerte un tattoo amamantando a tu bebé

Como te decíamos antes, no hay estudios que hablen de los pros y contras de hacerse un tatto mientras dure la lactancia. En líneas generales, no es perjudicial para la madre ni para el bebé, no obstante sí que puede haber riesgos para la salud de ambos si se emplean agujas con foco de infección, es decir, que estén mal lavadas o sin esterilizar. En estos casos tanto la madre como el pequeño se pueden contagiar de enfermedades como la Hepatitis B o el Tétanos.

Las cremas que se utilizan antes, después y durante la realización del tatuaje como las anestésicas y antisépticas y antiinflamatorias son totalmente compatibles con la lactancia, tan solo se recomienda espaciar la toma unas horas.

Indicaciones a seguir si te vas hacer una tattoo y estás amamantando

+ Informa al tatuador de que le estás dando el pecho a tu bebé.

+ Hazlo en un sitio de confianza para que todo el material cumpla las condiciones higiénicas reglamentarias. Las agujas, la tinta y cada suministro que se emplee para hacer el tatuaje deben ser nuevos. No está de más que te cerciores de que el tatuador y el establecimiento cuenten con la licencia correspondiente en vigor.

+ Opta por un tatuaje pequeño y hazlo en una zona alejada del pecho.

+ Durante las siguientes horas no le des el pecho a tu bebé.

Ponte la crema hidratante, protege el tatuaje del sol y sigue al pie de la letra las indicaciones del tatuador para que el tatuaje no tenga riesgo alguno de infectarse.