Tips para conservar polvorones (con la misma textura y sabor) más tiempo

Consejos para guardar los polvorones artesanos o industriales

Cualquiera podría estar de acuerdo con la afirmación de que una Navidad no es lo mismo sin polvorones. Parece que fueron las monjas de Estepa (Sevilla), del convento de Santa Clara, las que crearon por primera vez este delicioso dulce que se derrite en la boca y que es tan típico de las fechas navideñas. Lo hicieron a partir de una receta popular de la época, las tortas de manteca, realizadas a base de manteca de cerdo, harina y azúcar. De ahí nacen las famosas mantecadas de Estepa y los polvorones de Estepa, ambos tan populares y buscados en Navidad que hoy en día cuentan con la denominación de patrimonio gastronómico en España.

Los tradicionales son de almendra, pero tanto en España como en muchos países latinoamericanos se encuentran también de nuez, de cacahuate o incluso de sabores, como naranja o vino. A unos les gusta aplastarlos antes de comerlos, otros prefieren degustarlos tal cual para deshacerlos en la boca e incluso los más golosos los untan en chocolate caliente antes de tomarlos. Son deliciosos y por eso, cuando los hacemos en casa o los compramos, lo que deseamos es que nos duren el mayor tiempo posible. Y es que desperdiciar un polvorón es perder totalmente el espíritu de la Navidad

En Diario Femenino nos hemos propuesto contarte todos los tips para conservar polvorones con la misma textura y sabor durante mucho más tiempo, para que siempre los tengamos a punto para degustar. ¿Quieres saber más? ¡Toma nota!

La mejor manera de conservar polvorones caseros o artesanales

Si te animas a hacerlos en casa o los compras artesanales y sin conservantes, debes saber que lo ideal es que los consumas antes de dos semanas. Bien es cierto que con estos consejos que te daremos te pueden durar unos días más (aunque seguro que estarán tan deliciosos que seguro desaparecen misteriosamente).

Una de las maneras de conservarlos es envolver uno por uno en papel de seda o incluso en tiendas especializadas puedes encontrar papel de polvorones. Hazlo como si fuera un caramelo, enrollando cada extremo. Una ves envueltos introdúcelos con cuidado en una caja de galletas (de las de lata) o un recipiente hermético de vidrio preferentemente (si no tienes puede ser un tupper de plástico). Guarda la lata con los polvorones en un sitio fresco y seco, preferentemente oscuro. Si haces muchos, o en varios días, introduce un papelito en la lata con la fecha en que se hicieron, para que puedas controlar el tiempo de caducidad. 

Esta manera de conservarlos queda tan bonita que incluso puedes aprovecharla para hacer regalos navideños. Compra unas latas de galletas bonitas e introduce los polvorones caseros en ella. Coloca una pequeña tarjeta navideña dentro con un bonito mensaje y rodea la lata con un lazo. ¡Es un detalle perfecto de Navidad! 

Si no tienes a mano papel seda, puedes conservarlos como se conservan las galletas. Colócalos cuidadosamente en una lata de galletas (o el recipiente hermético que tengas en casa), de manera que introduzcas un trozo de papel encerado (papel de horno) entre polvorón y polvorón. Cierra la lata y mantenla en un lugar fresco y alejado de la luz del sol.

Por cierto, si los haces en casa no te olvides de esperar a que se enfríen antes de guardarlos para su conservación. 

Conservar los polvorones industriales

Si este año no encuentras polvorones artesanales y los compras en el súper lo más probable es que lleven algún tipo de conservante o estabilizante, por lo que su conservación durará más tiempo. Este tipo de polvorones normalmente vienen envueltos en papelinas individuales que conservan a la perfección el producto.

Lo ideal es que no saques los polvorones de su envoltorio hasta el momento en que lo vayas a comer. Además, puedes introducirlos en un recipiente hermético en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar. Recuerda introducir un papel con la fecha de caducidad para que no se te olvide hasta cuándo los puedes comer.  

¿Se pueden congelar los polvorones?

Si estas navidades te han sobrado muchos polvorones, lo mejor es que los congeles para poder comerlos por mucho tiempo. Guárdalos en un tupper preferiblemente envueltos en papel seda o plástico. Cuando los quieras consumir sácalos media hora antes del congelador y estarán perfectos y si deseas comerlo antes puedes hornearlos durante unos 5-8 minutos a temperatura baja y estarán listos para degustar. 

Y tú, ¿conoces alguna manera más para conservar los polvorones navideños? ¡Cuéntanosla en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Tips para conservar polvorones (con la misma textura y sabor) más tiempo, en la categoría de Postres en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: