Formas de conservar el mazapán durante mucho tiempo (sin que pierda sabor)

Trucos para mantener el mazapán como el primer día

El mazapán es muy utilizado en pastelería durante las navidades. Es muy común encontrar pasteles, galletas y otro tipo de dulces realizados con esta preparación que, a pesar del paso de los años, siempre es muy apreciada por los amantes de los postres. Se trata de un dulce cuya masa contiene almendras picadas sin piel (que pueden ser reemplazas por harina), azúcar y clara de huevo o agua. Su consistencia es muy manejable, por lo tanto, permite formar diferentes figuras para delicia de todos en Navidad.

El gran problema surge una vez que pasa la Navidad y el Fin de Año, así como todas las festividades propias de la fecha. Y es que, tanto si haces mazapán con tus propias manos como si has comprado demasiado, lo más común es que te sobre bastante cantidad. Si quieres cuidar un poco la silueta de los excesos en comida y bebida, lo mejor es que conserves este dulce para otro momento, incluso para el siguiente año.

En Diario Femenino te traemos algunas formas de conservar el mazapán durante mucho más tiempo en perfecto estado, sin que pierda sabor ni textura. Además, incluiremos una receta para que aprendas a prepararlo en casa de manera sencilla y con muy pocos ingredientes.

Cómo conservar el mazapán casero de forma efectiva

Existen muchas maneras de conservar la masa cruda de mazapán que preparas en casa para que se mantenga siempre en perfectas condiciones. Una de las mejores maneras de hacerlo, sobre todo si tienes mucha cantidad, es realizar pequeñas bolitas de tamaño mediano que quepan fácilmente en una bolsa de plástico con cierre. A continuación, podrás envolver las bolitas de mazapán en dicha bolsa. Eso sí, procura eliminar todo el aire que queda entre cada una de las mismas antes de cerrar bien la bolsa.

Ahora bien, si deseas conservar el mazapán durante pocos días o para el año que viene, existen diferentes maneras de guardar dicho alimento. Vamos a verlo:

+ Conservar el mazapán casero durante pocos días

En el caso que desees conservar la masa de almendras durante pocos días, pues tienes pensado utilizarla pronto, puedes conservarla en el refrigerador cubierta con azúcar impalpable o glass en un recipiente hermético. Cabe aclarar que en este caso deberás consumirlo dentro de los 5 días.

Ten en cuenta que, al envolverlo, deberás evitar que queden burbujas de aire en la preparación porque esto hará que el mazapán se seque y su textura no sea tan agradable al gusto.

+ Conservar el mazapán casero en el congelador

En el caso de que desees congelarlo, procura que la preparación esté envuelta en una bolsa especial para guardar en el congelador fabricada de plástico grueso. No olvides eliminar todo el aire y colócalo en un recipiente hermético apto para freezer.

Para descongelarlo, es necesario que tengas en cuenta que te va a llevar algo de tiempo. Debes retirarlo del congelador y colocarlo en la parte inferior del refrigerador durante toda la noche. Posteriormente, deja que tome temperatura ambiente durante unos 30 o 40 minutos antes de amasarlo para volver a utilizarlo.

Lo ideal es congelarlo en porciones pequeñas para no tener que volver a descongelar todo y repetir el proceso otra vez. Por fortuna, se puede volver a congelar siempre y cuando se tenga en cuenta que si le quedan burbujas de aire puede malograrse y puede perder el sabor.

+ ¿Y si ya has horneado el mazapán?

En el caso de que ya esté horneado, una vez que lo hayas utilizado para decorar algún pastel o hacer galletas y figuras, podrás mantenerlo fresco durante unas 8 semanas, es decir dos meses siempre y cuando esté guardado en un sitio oscuro y bien seco. Cabe aclarar que, aunque parezca extraño, la ausencia de humedad y la gran cantidad de azúcar que contiene, permite que las bacterias se alejen por lo que es muy raro que la preparación se contamine.

Consejos para conservar el mazapán industrial

A diferencia del mazapán casero, el comercial o industrial no necesita ser guardado en el refrigerador y tiene una vida útil mucho más larga que el casero, pues puede ser conservado fácilmente durante un año. Sin embargo, una vez que abras el envase, se deberá utilizar dentro de las 8 semanas siguientes para evitar que la pasta se seque. Esto ocurre porque, a diferencia del mazapán casero, el comercial contiene conservantes.

Si deseas realizar figuras, recórtalas con un molde y guárdalas en una caja de cartón intercalándolas con papel de horno o placas delgadas de silicona. Es decir, deberás colocar una capa de formas de mazapán y un poco de papel de horno, encima otra capa de mazapán y otro poco de papel y así hasta terminar.

Ten presente que, en este caso, no se aconseja guardar el mazapán comercial en un recipiente de plástico debido a que el calor que se produce en su interior puede hacer que sude y pierda los colores e inclusive que su sabor se estropee.

Lo más conveniente es sacar la masa de su empaque original y cortarla en trozos antes de guardarla en el congelador para poder utilizar solo lo que necesites. El procedimiento es prácticamente el mismo que con el mazapán casero.

Recetas: cómo elaborar paso a paso mazapán casero

A continuación, te ofrecemos dos recetas de mazapán casero muy diferentes, pero a la vez deliciosas. Una se prepara con almendras picadas y la otra con leche condensada.

Receta de mazapán casero con almendras

Ingredientes:

- 200 gramos de almendras molidas sin piel

- 200 gramos de azúcar impalpable o glass

- La clara de un huevo

- Colorante vegetal (opcional)

Paso a paso:

+ Procesa las almendras junto con el azúcar impalpable o glass y vuelca la preparación en un recipiente.

+ Agrega la clara de huevo y el colorante vegetal si es que deseas darle color a la preparación y mezcla muy bien hasta unir todos los ingredientes de forma homogénea. Si deseas guardar la masa sin cocinar, solo deberás llevarla al refrigerador. De lo contrario, amasa pequeñas porciones hasta darles la forma que deseas y coloca el mazapán en una bandeja para horno.

+ Lleva la preparación al horno con la temperatura al máximo. Cocina durante 3 minutos o hasta que la superficie se encuentra dorada. Retira del horno y utiliza de inmediato.

Nota: puedes remplazar el azúcar por stevia o algún otro edulcorante similar en caso de no desear consumir tanta cantidad de azúcar. Lo mismo ocurre con el huevo. Si no quieres incluir las claras en la receta, puedes remplazarlo por agua: cada 200 gramos de harina de almendra, deberás utilizar 75 mililitros de agua.

Receta de mazapán de leche

Ingredientes:

- 1 taza de leche condensada

- 375 gramos de leche entera en polvo

- 375 gramos de azúcar glass o impalpable

- Esencia del gusto que prefieras, lo ideal es que sea de almendras o agua de azahar

Paso a paso:

+ Coloca la leche condensada en un recipiente y vierte poco a poco el azúcar glass o impalpable mientras mezclas. Añade poco a poco la leche en polvo y amasa hasta obtener la consistencia deseada.

+ Por último, solo resta añadirle las gotas de la esencia que más te guste, ¡y listo! Unas deliciosas porciones de mazapán que puedes usar como más te gusten.

Estos consejos te servirán para conservar el mazapán durante mucho tiempo para aprovechar al máximo sus bondades y preparar platillos deliciosos en poco tiempo.

Puedes leer más artículos similares a Formas de conservar el mazapán durante mucho tiempo (sin que pierda sabor), en la categoría de Postres en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: