4 trucos infalibles para conservar calabaza durante mucho más tiempo

Consejos para que la calabaza dure muchos meses

Cuando compramos o nos regalan una calabaza, no suele ser una cantidad individual que nos permita consumirla en un par de días. Al contrario, solemos juntarnos con una gran cantidad y terminar con ella antes de que se nos ponga mala es, a veces, misión imposible.

Sin embargo, no por ello debemos dejar de consumirla. La calabaza cuenta con un montón de propiedades que la hacen un alimento maravilloso para nuestra dieta. No debemos verlas como decoración de Halloween sino como un 90% de agua, pocas calorías, gran cantidad de vitaminas y minerales y un alto contenido en fibra. Es una gran aliada para la presión arterial y nos ayuda a regular los niveles de glucosa, así como a nuestro tránsito intestinal.

¿Sabes cómo almacenarla correctamente? En Diario Femenino te traemos 4 trucos infalibles para conservar la calabaza durante mucho más tiempo en perfectas condiciones y sin que se estropee con facilidad. A partir de ahora podrás disfrutar de este alimento tan delicioso en múltiples ocasiones sin tener que consumirlo rápidamente. ¡Vamos a verlo! 

Consejos para conservar la calabaza en perfecto estado

1 Consérvala cruda

Para conservar la calabaza en las mejores condiciones debemos protegerla de focos de calor y luz. Por ello, es recomendable que no estén en la nevera sino más bien en una despensa o lugar fresco, con una temperatura de entre 10 y 16 grados y preferiblemente enteras y no cortadas. Si nos vemos en la obligación de meterla en el frigorífico, será mejor que la refrigeremos protegida con un film.

2 Congela la calabaza

La congelación es una de las mejores opciones, puesto que nos permite guardarla en el congelador por meses y despreocuparnos de ella. En este caso la guardaremos cruda (aunque más adelante te contaremos cómo congelarla ya cocinada). ¿Cuáles son los pasos a seguir? Pelamos la calabaza y la troceamos en cuadrados de un tamaño aceptable. Piensa si prefieres que sean pequeños y así poder hacer varias bolsas o más grandes y así poder descongelar directamente el trozo que quieras. Tras esto, limpiamos la calabaza y nos aseguramos de que no quedan semillas. Por último, métela en diferentes bolsas de congelación ¡y listo! Cuando quieras usarla, saca el trozo o trozos que quieras y deja que se descongele al aire unas horas antes.

3 Al vacío

Contar con una envasadora al vacío en casa es maravilloso para cuando queremos conservar algunos alimentos durante más tiempo. En este caso, te recomendamos pelar y cortar la calabaza en daditos pequeños. Lávala bien antes de almacenarla y distribuye los trozos en diferentes bolsas según las cantidades que quieras. Ten en cuenta que una vez abierta una bolsa tendrás que gastarla, por lo que está bien que planifiques la cantidad que vas a distribuir en cada bolsa, para después envasarlos al vacío.

4 Congelar puré o crema de calabaza

Otra de las opciones es cocinar platos con calabaza y posteriormente congelarlos. Tanto el puré como la crema de calabaza soportan muy bien el congelado y si ves que la textura cambia tras descongelarlo, atenta al truco que te vamos a contar.

Para empezar, pondremos los daditos con sal en el microondas para cocinarlos durante 10 minutos. Después los batiremos y eliminaremos el agua sobrante para que no quede muy acuoso. Cuando se haya enfriado, envasamos en una bolsa o en un tupper. Cuando quieras consumirla solo tienes que dejarlo descongelar y si ves que la textura ha cambiado un poco, pasa de nuevo la calabaza por la batidora y tendrás una textura perfecta. También, tras descongelarlo, puedes añadir una patata cocida o un quesito para darle un toque a tu puré.

¡Listo! Ahora que ya sabes cómo conservar calabaza perfectamente, solo queda disfrutar de este rico alimento. 

Puedes leer más artículos similares a 4 trucos infalibles para conservar calabaza durante mucho más tiempo, en la categoría de Sana en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: