Cómo conservar patatas (crudas, cocidas o fritas) sin que se pongan malas

Descubre los trucos para que las patatas te aguanten más tiempo

Laura García
Laura García Periodista

Lleva con nosotros bastante tiempo y es tan famosa que hasta la nombramos a la hora de hacernos una foto: ¡PATATA! Este tubérculo cuenta con propiedades que nos permiten controlar el azúcar, reforzar el sistema inmunitario y nos aporta una cantidad importante de energía. 

Además, gracias a su versatilidad nos permite acompañar y cocinar una variedad de platos impresionantes. Podemos hacerla frita, al horno, al vapor, cocida… Pero, ¿sabemos cómo conservar patatas correctamente? ¿Cómo podemos alargar su vida dependiendo de si las tenemos crudas, cocidas o fritas? En Diario Femenino te lo contamos. ¡No dejes que tus patatas se pongan malas y se echen a perder!

Cómo conservar las patatas crudas

Cuando acabamos de comprar patatas en el supermercado, estas deben tener unas condiciones específicas para alargar su vida en nuestra casa y poder conservarlas durante más tiempo. Si vienen en una bolsa de plástico lo primero que debemos hacer es cambiarlas de recipiente y ponerlas o bien en una bolsa con rejilla o bien sueltas en un carro de verduras. Lo importante es que la patata "pueda respirar", es decir, favorecer la transpiración de esta y que el aire pueda correr sin problemas, cosa que no sucederá si las tenemos cerradas en una bolsa.

También debes tener en cuenta la temperatura a la que se encuentran las patatas. En invierno, si las tienes en una terracita de la cocina no habrá problema pero en verano debes tener cuidado para que no estén sometidas a temperaturas muy altas, pues, de esta forma, se estropearán muy rápido. Por encima de los 15 grados la patata perderá agua y le saldrán brotes. Evita también la luz del sol directa

Lo recomendable es encontrar un lugar en el que no le de la luz del sol y que se mueva en torno a los 8-12 grados de temperatura. Si en verano ves imposible encontrar un lugar así es mejor que las metas en la nevera para conservarlas durante más tiempo.

Por último, intenta que no se rocen con otras verduras como las cebollas, estas últimas liberan un compuesto que hará que las patatas se estropeen con rapidez.

Cómo conservar patatas peladas

A veces, nos ponemos a pelar patatas como si no hubiera un mañana y, de repente, nos damos cuenta de que nos hemos pasado de cantidad. Si las metemos al frigorífico sin más se nos oxidarán rápidamente, por lo que ¿cómo debemos conservarlas?

La mejor opción es echar agua fría en un recipiente, añadir unas gotas de limón, meter las patatas dentro y tapar con un plástico transparente para ayudar a la conservación de estas.

Cómo conservar patatas cocidas

Si nos encontramos en la misma situación que en el supuesto anterior (mucha cantidad) pero esta vez tenemos la patata cocida te aconsejamos que la opción sea guardarlas en la nevera sin más. Eso sí, si puedes, intenta siempre cocer la patata con su piel. Así, cuando estén cocidas, solo pelarás las que necesites y conservarás las otras intactas fácilmente durante tres días

Un consejo: cruda o cocida, NUNCA congeles la patata. Es de los alimentos que, al descongelarse, queda con una textura muy diferente y desagradable.  

Cómo conservar las patatas fritas

¡Siempre nos traen de cabeza! Hacer patatas fritas y que sobren es lo peor pues sabemos que, cuando las volvamos a calentar, ya no estarán igual, no estarán crujientes sino que su textura será blanda.

¡Tranquila! Aquí va un truco para volver a tenerlas prácticamente como recién hechas. El truco está en echar un poco de aceite en la sartén y freírlas de nuevo pero esta vez solo durante dos o tres minutos. Otra opción es guardarlas en un recipiente hermético con un chorrito de aceite por encima y, cuando vayamos a consumirlas, darles una vuelta en la sartén (esta vez sin aceite en la sartén, puesto que ya lo llevan incorporado).

Si nos referimos a unas patatas fritas de bolsa, lo importante en este caso es cerrar muy bien el envase en el que vienen. Utilizar una pinza o una goma será la mejor opción para que no se pongan rancias. Si, por el contrario, la bolsa se nos ha roto y es imposible conservarlas adecuadamente, lo mejor es cambiarlas a un recipiente hermético.

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco para conservar patatas? ¡Compártelo con todas nosotras en los comentarios.

Puedes leer más artículos similares a Cómo conservar patatas (crudas, cocidas o fritas) sin que se pongan malas, en la categoría de Fácil en Diario Femenino.