4 formas sencillas de conservar acelgas cocidas o crudas más tiempo

Tips para que las acelgas te aguanten en buen estado durante semanas

Laura García
Laura García Periodista

Nuestra dieta debe basarse en un equilibrio perfecto entre alimentos, entre los que deben abundar y destacar las verduras y hortalizas. El problema de comprar mucha cantidad es que, a la larga, se nos acaban estropeando y es importante saber cómo conservarlas de la mejor manera posible. Por eso, en Diario Femenino te vamos a contar 4 trucos muy fáciles para conservar acelgas durante varios días, ya estén estas frescas o cocidas.

Estas verduras cuentas con betacarotenos, antioxidantes, altas cantidades de vitaminas, calcio, hierro, potasio y mucha fibra. Todas estas propiedades nos ayudan a detener el envejecimiento prematuro, fortalecer el sistema inmune, cuidar nuestro sistema nervioso y muscular, controlar la presión arterial y conservar en buen estado nuestra piel. 

Como ves, los beneficios que nos pueden aportar las acelgas son numerosos, por lo que no debemos tomarnos a broma incluirlas en nuestra dieta pero ¿cómo podemos almacenar las acelgas de la forma más eficaz posible, sin que pierdan sus propiedades y sin que se nos estropeen? ¡Aquí van algunos consejos, apunta!

Consejos para conservar las acelgas correctamente

1 Dentro de la nevera, en una bolsa de plástico

Como te hemos comentado en más de una ocasión, siempre es preferible consumir las verduras frescas, recién adquiridas del supermercado, del mercado o del propio huerto. Si tenemos en mente consumirla en los próximos días, podemos guardarla en la nevera, dentro de bolsas de plástico con agujeros y en el cajón de las verduras. Así podremos conservarla hasta 4 o 5 días.

2 En conserva

Una forma de mantener las acelgas en buen estado durante bastante tiempo es hacer conservas con ellas. Lo primero es limpiarlas, cortarlas y cocinarlas en una olla. Cuando las tengamos listas, vamos echándolas en los diferentes tarros de conservas (previamente esterilizados). Es importante que las hayas dejado enfriar un poco para no romper el tarro pero tampoco demasiado, pues entonces el vacío no hará efecto. Vete añadiendo acelgas con su propio caldo de cocción, hasta el límite del tarro. Cuando los hayas llenado, ciérralos bien y ponlos boca abajo durante dos horas. Así conseguiremos hacer el vacío y podremos guardar las acelgas en conservas durante más tiempo.

Para esterilizar los tarros, separaremos las tapas de los botes. Pondremos, en primer lugar, las tapas a hervir en una cazuela durante 10 minutos. Las sacaremos y las pondremos sobre un paño de algodón limpio. Haremos lo mismo con los botes aunque esta vez podemos introducir un trapo de algodón para que no choquen entre ellos y se rompan. Los dejamos 20 minutos y los sacamos, al igual que hemos hecho con las tapas.

3 ¿Se pueden congelar las acelgas crudas o frescas? 

Sí, se puede. Para congelar las acelgas y aumentar su periodo de conservación, lo primero que debemos hacer es limpiarlas bien para tenerlas a punto en el momento de descongelarlas. Elimina las partes que estén en mal estado y lávalas con abundante agua para asegurarte de que no quedan restos de suciedad o pesticidas. Por último, córtalas en trozos que te resulten cómodos de cocinar. Si decides guardarlas crudas, directamente podrás introducirlas en bolsas para congelar (de forma que no te ocupen demasiado espacio en el congelador) o en tuppers.

4 Congela las acelgas escaldadas o cocidas

Si prefieres escaldar las acelgas antes de congelarlas, tendrás que lavarlas igual de bien pero esta vez, en lugar de guardarlas cortadas, pondremos agua a hervir y cuando rompa, las dejaremos hirviendo durante 3 minutos. Pasado este tiempo las meteremos en un recipiente de agua con hielo. Posteriormente, las escurriremos bien. Podemos incluso utilizar las manos, apretando las hojas para eliminar todo el agua que podamos. Por último, ayúdate de un papel de cocina para secarlas al máximo. Déjalas sobre el papel mientras terminas de blanquear toda la cantidad de acelgas.

El día que quieras consumirlas bastará con echarlas directamente a la sartén y que se cocinen directamente con el propio agua que suelten.

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco para conservar acelgas durante bastantes días? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y ayuda a otras lectoras con tus consejos!

Puedes leer más artículos similares a 4 formas sencillas de conservar acelgas cocidas o crudas más tiempo, en la categoría de Sana en Diario Femenino.