Trucos para conservar pepinos (frescos o encurtidos) varias semanas

Pasos para almacenar los pepinos durante mucho más tiempo

Laura García
Laura García Periodista

Pocas veces caemos en que verduras como el pepino también necesitan de unas condiciones óptimas para ser conservadas y consumidas con todas sus propiedades. ¿En cuántas ocasiones nos habremos tomado el pepino un poco arrugado por el paso de los días? Sin embargo, basta solo con saber algunos trucos para conservar pepinos varias semanas, tanto si son frescos como encurtidos. Además, si te has juntado con una gran cantidad de pepinos existen otras formas de almacenarlos para aprovecharlos de manera distinta a lo largo del año. ¡Te las contamos todas!

Cómo debes conservar pepinos frescos

Vamos a ver cuáles son las mejores opciones para conservar pepinos frescos.

+ Si no has empezado los pepinos

En primer lugar deberemos lavarlos y limpiarlos adecuadamente de forma que no quede nada de agua en su superficie. Una vez secos, los envolveremos en un papel de cocina con el objetivo de que absorban toda la humedad y podremos cubrirlos con una bolsa de plástico con agujeros para que transpire. Con esto conseguiremos que no se produzca demasiada humedad y que no aparezca moho pero, a la vez, que no se vean afectados por el gas etileno que puedan producir otras frutas o verduras. El mejor lugar para guardar los pepinos será el cajón de verduras de tu nevera. 

+ Si has empezado un pepino y lo has dejado a medias

Seguro que no es la primera vez que dejas un pepino o un calabacín empezado. Con el paso de los días te ves obligada a cortar esa primera rodaja porque se ha puesto fea y está arrugada. Con este truco podrás olvidarte de eso: solo debes guardar la "tapa" o el extremo del pepino. Cuando hayas acabado de usarlo vuelve a poner el extremo como tapa del mismo y clávalo con un palillo de dientes, a modo de "sombrero". Así se conservará fresco como si lo empezaras de nuevo.

Tips para hacer una conserva de pepinos encurtidos

Otra opción muy recomendable, sobre todo cuando te juntas con una gran cantidad de pepinos es hacerlos encurtidos o en conserva. Conseguiremos unos pepinos en vinagre caseros ¡buenísimos! ¿Qué necesitarás?

+ Un bote grande

+ Pepinos

+ Sal gorda y sal fina

+ 140 ml de vinagre de vino blanco

+ Un diente de ajo

+ 70 ml de agua

+ 1 cucharadita de azúcar

¿Cómo hacerlo paso a paso?

Cortamos el pepino en rodajas finas. Antes puedes pelarlo o no, según te guste más. Pondremos las rodajas en un bol y echaremos por los dos lados de las rodajas un poco de sal gorda. Esperamos alrededor de cuarenta minutos para que macere bien.

Mientras tanto podemos preparar en otro bol el líquido de la conserva: echaremos el vinagre y el agua, la sal fina (aproximadamente 5 gramos), el azúcar y el diente de ajo (puede ir entero o picado). Va en gustos que quieras añadir más especias, como por ejemplo, pimienta, romero, eneldo o semillas de mostaza. Removemos muy bien hasta que no veamos ni la sal ni el azúcar.

Pasado el tiempo de maceración del pepino es conveniente lavarlo para eliminar la sal gorda y que solo nos quede el sabor del tiempo que ha estado. Para ello lavaremos las rodajas con cuidado y las iremos colocando en el tarro. El proceso será el siguiente: poner un par de rodajas o tres y echar el líquido preparado; añadir más rodajas y echar el líquido. Así conseguiremos ir empapando las rodajas a pesar de que luego puedan estar pegadas. Terminamos de llenar el bote hasta arriba y, por último, lo ponemos al baño maría para conseguir el vacío que nos permitirá tenerlos en conserva durante mucho más tiempo.

¡Ahora ya sabes cuáles son las mejores maneras de conservar pepinos

Puedes leer más artículos similares a Trucos para conservar pepinos (frescos o encurtidos) varias semanas, en la categoría de Sana en Diario Femenino.