Trucos para quemar los excesos de calorías

Napoleón Fernandez
 ¡Deja de contar calorías y haz esto!

Uno de los criterios estéticos impuestos durante el pasado siglo por la cultura occidental fue el de la esbeltez, que si bien es más saludable que la obesidad, debe llevarse con cuidado pues también implica riesgos. Quizás uno de los puntos más importantes radica en no permitir que la consecución de esos patrones de belleza nos obsesione y si hay que perder los kilitos de más, pues hay que hacerlo con placer.

Recetas para adelgazar hay miles: dieta mediterránea, dieta de la luna, dieta líquida, dieta hipocalórica..., pero ninguna ha conseguido desplazar la formula elemental de que el consumo de alimentos debe ser equivalente al gasto de energía. Vale recordar que son los alimentos la fuente de energía del organismo y que la que no se utiliza se almacena en forma de tejido de adiposo y otras formas de la grasa.

En general, es recomendable dejar de comer alimentos que contengan cantidades excesivas de calorías como pueden ser los elaborados a partir de harina de trigo o de maíz, como el pan y las galletas; o ricos en azúcares y grasas, como los dulces y frituras, pero mientras conseguimos educar el paladar y cambiar nuestros hábitos de alimentación, aquí les dejo algunos consejos que pueden incorporarse fácilmente a la rutina diaria y nos ayudan a quemar los excesos.

Trucos para quemar los excesos de calorías

Si puedes escoger, sube escaleras en lugar de tomar los ascensores. Cinco minutos de ascenso a un ritmo entre moderado y rápido, representa unas 140 calorías menos.

- Mientras cocinas haz ejercicios. Aprovecha el tiempo de espera frente al fogón y realiza cuclillas. Para empezar hazlas en bloques de a cinco cada vez, cantidades que puedes incrementar paulatinamente hasta llegar a 10. Alterna este ejercicio con movimientos horizontales y verticales de los brazos extendidos.

- Cuando estés sentada, ya sea frente al ordenador, el televisor o conversando con la familia o los amigos, rota el tobillo hacia ambos lados, alternando este ejercicio con extensiones de los músculos de la pierna punteando el pie todo lo que puedas y llevándolo luego a la posición contraria, también conocida como payasito.

- Permanecer de pie consume 36 calorías por hora. No es mucho, pero esta cantidad se puede multiplicar si las combinas con la contracción de los músculos de los glúteos, la pelvis y el abdomen. Este ejercicio te mantendrá tonificada esas zonas, que por demás es una de las preferidas por el tejido adiposo en las mujeres hispanas.