Recetas de desayunos ricos en proteínas (para saciarte y adelgazar)

Empieza el día con energía con estas ideas de desayunos

L.D

Lo hemos escuchado más de una vez: el desayuno es la comida más importante del día. Y no es un mito de la alimentación, es algo totalmente cierto. Empezar la mañana con energía para afrontar lo que tenemos por delante es vital pero es que, además, preparar un buen desayuno a primera hora ayuda a nuestro metabolismo a trabajar de manera más rápida para quemar una mayor cantidad de calorías a lo largo de la jornada.

¡Y eso no es todo! Un buen desayuno contribuye a sentirnos saciadas. ¿Y qué resultado tiene esto? Pues algo tan tremendamente beneficioso como es el evitar ese "picar entre horas" que tan mal viene para mantener los kilos de más a raya. 

En definitiva, si buscas adelgazar y saciarte con el desayuno debes hacerlo de forma correcta, introduciendo en él variedad de nutrientes, incluidas las proteínas. Ese aporte te ayudará precisamente a evitar ese hambre entre horas que nos entra durante la mañana y que a menudo nos hace pecar comiendo snacks, dulces, bollería y demás alimentos procesados y pocos recomendados.

¡Eso se acabó! En este artículo te proponemos algunas ideas fáciles de desayunos proteicos para introducir en tu dieta diaria. ¿Lo mejor de todo? ¡Te prometemos que no tardarás más de 10 minutos en elaborar estas recetas

7 ideas de desayunos proteicos

¡Que no te dé pereza prepararte el desayuno por la mañana! Ponte manos a la obra en la cocina y disfruta de estas deliciosas recetas ricas en proteínas:

Desayuno 1: Avena, fruta y leche

Echa en un bol la cantidad de leche que quieras (mejor si es desnatada) y añade 40 gramos de copos de avena. Si lo prefieres, también puedes sustituir la leche por un yogur. A continuación, agrega un poco de fruta cortada en trozos. Tienes varias opciones: kiwi, plátano, fresa… ¡Elige las que prefieras! Puedes rematar la receta añadiendo unas semillas de chía o frutos secos. ¡Delicioso!

Desayuno 2: Yogur con nueces y frutos secos

Para elaborar este riquísimo desayuno, deberás mezclar un yogur desnatado con fruta variada en trozos, sirope de agave y frutos secos. Estos últimos (sobre todo las nueces) son muy ricos en proteínas, por lo que siempre que puedas añadirlos a tus desayunos o ensaladas, estarás creando un plato perfecto y muy completo en nutrientes.

Este desayuno ya te lo hemos recomendado otras veces porque puedes variarlo de muchas maneras: cambiar la fruta para no cansarte, meter avena o chía con el yogur, combinar más fruta o más yogur según te apetezca… Además, una idea muy buena es prepararlo en vasitos. De esta forma, podrás elaborar unos cuantos vasitos al mismo tiempo, meterlos en la nevera y ¡tener el desayuno listo para varios días! Es genial, ¿no crees?

Desayuno 3: Tortilla y zumo

Prepara una tortilla de un huevo y una clara. Puedes hacerla francesa solo con los huevos o puedes añadirle trozos de pavo, espinacas, atún… Si quieres, puedes poner la tortilla sobre unas tostadas integrales. Complétalo con un zumo de naranja. 

Desayuno 4: Wrap vegetal

Si estás buscando ideas originales para salir un poco del desayuno tradicional, quizás esta opción sea la ideal para ti porque se trata, prácticamente, de comer un sándwich por la mañana. Puedes hacerlo en pan o en tortita tipo wrap. En su interior podrás meter lechuga, huevo duro (o revuelto), pavo, tomate, aguacate… Y acompañarlo de un zumo de frutas. ¡Desayuno completo y riquísimo! 

Desayuno 5: Batido variado

Utiliza leche desnatada o de almendras y añade fresas, un plátano y un poco de sirope de agave o aroma de vainilla para endulzar (si te hace falta). Tritura todo bien en la batidora y, posteriormente, añade los copos de avena o las semillas de chía (recuerda que estas últimas debes ponerlas en agua previamente para que se hidraten). Puedes dejar estos últimos ingredientes enteros o batirlos para integrar toda la mezcla. ¡A disfrutar! 

Desayuno 6: Tosta de atún

Escoge una tosta fina y crujiente (aunque también puede ser biscotte tostado) y añade atún, queso y tomate o pavo. Es recomendable añadir una pieza de fruta. Si preferimos beber café, será una pieza entera aunque también podemos introducirla acompañando las tostas en forma de zumo.

Desayuno 7: Tostada con huevo y aguacate

Escoge el pan que más te guste de entre todas las variedades que puedes encontrar en el supermercado (con semillas, integral, con pipas, de centeno…). Haz tostadas y tritura un aguacate para colocarlo encima de estas. 

Tras esto, corta en rodajas un huevo pasado por agua y sazona las tostadas al gusto. Acompaña todo esto con un café con leche desnatada.

¡Y ya solo te queda disfrutar con estos desayunos ricos en proteínas! ¡Ñam, ñam!