Qué hacer (y cómo actuar) cuando te arrepientes de haberte casado

Razones por las que no eres feliz en tu matrimonio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tampoco ha pasado tanto tiempo desde tu boda, pero tú ya te estás arrepintiendo. Tal vez ya tenías dudas antes del enlace pero seguiste adelante por no hacer daño a tu pareja o por miedo al qué dirán. O tal vez el matrimonio ha cambiado por completo vuestra relación y ahora no eres feliz. Los motivos pueden ser infinitos, pero la pregunta es la misma: ¿qué hacer y cómo actuar cuando te arrepientes de haberte casado? Intentamos poner las cosas en claro.

¿Te puedes arrepentir de haberte casado?

La respuesta es sí, por supuesto. Es cierto que cuando das el paso del matrimonio se supone que es una decisión consciente y meditada que has tomado junto con tu pareja. Aunque también se da el caso de esas bodas sorpresas al estilo Las Vegas en las que no te planteas nada más que sellar tu historia de amor.

Poco importa si lo pensaste mucho o poco, porque ahora te has arrepentido. Y el arrepentimiento puede llegar el día después de la boda, unas semanas más tarde, dos meses después o pasado un año. Arrepentirse es lícito y natural. Uno se arrepiente cuando comete un error o cuando cree haberlo cometido. Y el arrepentimiento no es algo que puedas esconder bajo la alfombra y mirar para otro lado.

Si te arrepientes de haberte casado tendrá un motivo, te parecerá justificado o no, pero existe. Y haz caso a lo que sientes en tu interior porque el instinto no se mueve con prejuicios ni presiones sociales o familiares. El matrimonio no es lo que pensabas y no te hace feliz, y eso es lo único que importa. Estás en una situación complicada, es cierto, pero ha llegado el momento de actuar.

Ante todo recuerda que el matrimonio no es una condena de por vida ni un contrato que no se pueda rescindir. Para algo están los divorcios, que llegan cargados de decepción y de ilusiones rotas, pero que en muchos casos no deja de ser la mejor la opción.

5 razones por las que te arrepientes de haberte casado

En esta situación en la que no eres feliz con tu pareja y te arrepientes (y mucho) de haberte casado, toca reflexionar y entender lo que ocurre antes de actuar. Así que analiza bien tu momento y tu relación y encuentra el motivo o los motivos que te han llevado a arrepentirte de tu decisión.

1 La convivencia

Uno de los motivos más frecuentes de ese arrepentimiento matrimonial ocurre cuando no has convivido con tu pareja hasta después de la boda. El noviazgo tradicional puede resultar de lo más romántico, pero no es eficaz a la hora de conocer a la otra persona y las incompatibilidades que puedan surgir. Por eso es muy frecuente que la convivencia tras la boda se convierta en un auténtico infierno de discusiones y decepciones. Es lógico que quieras salir de ahí.

2 Cambios en tu relación

Vamos a hablarte de un auténtico misterio sin resolver, pero hay hombres que cambian radicalmente después de la boda. Es que no sabemos muy bien por qué o no nos atrevemos a dar nuestra teoría, pero en algunos casos, el matrimonio impone un cambio tan drástico en las conductas que te ves casada con una persona completamente desconocida. ¿Dónde está el hombre del que te enamoraste? Nadie lo sabe, pero está claro que tú no elegiste al hombre con el que ahora estás casada.

3 El enamoramiento

Si te casaste en pleno enamoramiento es normal que ahora que ha pasado la euforia y se han muerto las mariposas te arrepientas. Ya sabes que el enamoramiento distorsiona la realidad y convierte a ese hombre en el hombre ideal. Es luego, cuando todo pasa, cuando debes decidir si quieres compartir la vida con esa pareja o no.

4 Falta de amor

¿Y si se ha acabado el amor? La precipitación al casarse no siempre es el motivo del arrepentimiento. A veces ocurre lo contrario, que se ha dejado pasar tanto tiempo que la relación ya no da más de sí. A veces el amor se acaba y no hay forma de recuperarlo porque no lo hemos cuidado bien o porque así tenía que ser, porque esa persona no estaba destinada para ti. Si no hay amor, no tiene sentido continuar con el matrimonio.

5 ¿Te has casado por no decepcionar a nadie?

Algunas razones para casarse parten de la base equivocada y tarde o temprano se descubre el error. Casarte por no decepcionar a tu pareja, por cumplir las expectativas de tu familia o porque crees que es lo que hay que hacer no son motivos válidos para un matrimonio. Y antes o después llega el arrepentimiento. Lo mismo ocurre si te has casado o buscas una pareja por miedo a la soledad.

¿Qué hago si me arrepiento de haberme casado?

Te hemos enumerado los motivos más habituales de arrepentimiento. Tómate tu tiempo para descubrir cuál es tu situación y comprenderla a fondo. Tendrás que ser muy sincera contigo misma para aceptar la realidad, pero una vez aceptada, llega el momento de actuar. ¿Y qué puedes hacer si te arrepientes de haberte casado?

+ Puedes probar en primer lugar con una terapia de pareja que os ayude a ambos a comprender y aceptar la situación. Tú estás arrepentida de haberte casado, pero si queda algo de amor y compromiso, puede que haya que seguir intentándolo. ¿Y si solo es una crisis de pareja?

+ Aunque para ser sinceras, en la mayoría de los casos el arrepentimiento da paso al divorcio. Así que prepárate para el proceso. Prepárate mentalmente y también legalmente. Busca asesoramiento legal para saber las consecuencias de ese divorcio y los pasos que tienes que dar. Y busca si es necesario ayuda psicológica para superar la ruptura cuanto antes.

+ Si tienes una persona de confianza con la que puedas hablar de tu arrepentimiento sin que te juzgue, acude a ella. No necesariamente en busca de consejo, pero hablar de lo que te atormenta te ayuda a liberar las emociones negativas y el peso que producen. Además, un punto de vista diferente siempre es bienvenido.

+ Date un tiempo para pensar en lo que está pasando, en tu arrepentimiento, en los motivos y en las opciones que tienes. No es algo que tengas que resolver de la noche a la mañana. Y no dudes en implicar a tu pareja en tus dudas, ya que debe saber lo que está ocurriendo en su relación.

Lo que debes tener muy claro si te arrepientes de tu matrimonio

La decisión es tuya. Si te arrepientes de haberte casado tienes dos opciones: o intentar seguir con la relación o divorciarte. Pero antes de tomarla hay algunas cosas que deberías tener muy claras:

+ No te juzgues ni te castigues por arrepentirte. No te sientas culpable por tus dudas ni por haber cambiado de opinión. Al fin y al cabo, evolucionar es la esencia del ser humano y no tienes por qué mantenerte firme en tus decisiones si crees que no son las correctas.

+ Está claro que tu pareja sufrirá por tu arrepentimiento, pero eso no es motivo para que permanezcas en una relación que te hace infeliz. Te mereces ser feliz y te mereces decidir por ti misma de qué manera quieres ser feliz.

+ Hay algo que puedes aprender de esta situación que no deja de ser dolorosa. Extrae la información que necesitas sobre ti misma para avanzar, para no caer en los mismos errores en el futuro y para saber lo que quieres y lo que no quieres en tu vida.

Y sobre todo, perdónate. Te has equivocado y tu pareja está sufriendo, pero eso no te convierte en una mala persona. Además recuerda que el final de una relación implica el comienzo de una nueva vida. ¡Aprovecha la oportunidad!