Planes para disfrutar la noche de Reyes

Noche de Reyes

A pesar de que Papá Noel va ganando adeptos porque sus regalos llegan el día de Navidad y hay más tiempo para disfrutarlos antes de la vuelta al cole, los Reyes Magos siguen siendo los preferidos de padres y niños, aunque tengan que esperar al 6 de enero para recibir los regalos. Y es que hay pocas emociones que puedan igualar la ilusión de un niño en la tarde-noche de Reyes, haciendo los preparativos para recibir la llegada de sus Majestades de Oriente.

Planes para el día 5

Los nervios comienzan nada más levantarnos el día 5, porque la emoción se palpa en el ambiente y queremos que todo salga perfecto para cuando lleguen los Reyes Magos. Es fundamental ese día, controlar los nervios y evitar las discusiones, no vaya a ser que los Reyes cambien de opinión y dejen en nuestra casa un saco entero de carbón. Convendría dejar la habitación limpia y recogida para que los Reyes puedan encontrar fácilmente dónde dejar los regalos.

Es importante preparar un rincón cerca de la ventana con algunas galletas y un vaso de leche para el Rey Mago que te vaya a dejar los regalos y un platillo con agua para su camello. Una vez que hayas dejado todo preparado, ya puedes salir a esperar la Cabalgata y ver pasar en sus carrozas a Melchor, Gaspar y Baltasar acompañados de sus pajes y ayudantes. Si puedes acercarte a ellos, este año asegúrate de preguntarles de dónde vienen realmente, si de oriente o de Andalucía, porque hay un poco de confusión ahora mismo.

El momento de la Cabalgata es uno de los más especiales, porque los Reyes están tan cerca de nosotros que parece increíble, así que disfruta del momento y si aún no has enviado la carta a los Reyes, todavía estás a tiempo de entregársela a ellos en mano. Dicen que las últimas cartas que reciben son las que primero leen.

Esperando a los Reyes

Al terminar la Cabalgata, hay que hacer un poco de tiempo porque los Reyes Magos no reparten los regalos inmediatamente, así que lo mejor es dar un paseo por la ciudad para relajarnos y al llegar a casa, cenar y acostarnos temprano. Hay que procurar dormirse pronto porque los Reyes Magos no entran a una casa si ven a alguien despierto, y no intentes espiarlos porque puede que se enfaden y se marchen sin dejar nada.

Lo mejor de todo es a la mañana siguiente, cuando te despiertas y ves que se han comido las galletas y que se han bebido toda la leche, y encuentras en tu cuarto un montón de regalos. Mientras los vas abriendo no puede faltar tu desayuno a base del clásico Roscón de Reyes, una tradición que se viene celebrando desde el siglo XI y que nos encanta respetar. Recuerda que si en tu trozo de Roscón te encuentras la judía, te tocará presidir la mesa. Pero mientras lo comes, sigue abriendo todos los regalos que te han traído.

Laura Sánchez  •  domingo, 2 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x