Cómo conservar ramos de flores naturales más días (o para siempre)

Fórmulas para que tus flores frescas aguanten más

Tamara Sánchez

¿Quién no ha recibido alguna vez un ramo de flores, lo ha metido en un jarrón y al cabo de los días se la ha encontrado pochas y sin vida? A todas nos ha pasado y, la verdad, es una pena. Con lo bonita que son las flores naturales, con lo bien que huelen y con la alegría que le dan al hogar, nos encantaría que durarán en buen estado más tiempo, ¿verdad? ¡Sobre todo si se trata de un regalo que hemos recibido de parte de alguien especial! Pues tranquilas porque en Diario Femenino tenemos la solución. Nos la ha aportado Interflora (empresa dedicada al envío de flores a domicilio) con estos pequeños trucos para conservar ramos de flores naturales más días o incluso ¡para siempre! ¡Apunta, apunta!

Instrucciones para cuidar correctamente un ramo de flores y que dure más tiempo

+ Cortar el tallo: fundamental para conservar flores

El primer paso y uno de los más fundamentales para que un ramo de flores (sea del tipo que sea) aguante en buen estado más tiempo es centrarse en el tallo. Deberás cortarlo uno o dos centímetros y de manera diagonal (así ayudarás a las flores a absorber mejor el agua). No utilices tijeras, mejor si lo haces con un cuchillo. Cortar con tijera tapona muchos de los vasos conductores que forman los tallos y las flores se marchitan prematuramente. Además, es conveniente que no quede ninguna hoja del ramo en el interior del agua ya que, de lo contrario, proliferarían las bacterias y los malos olores.

+ Buena elección del jarrón

Los mejores jarrones para tus ramos de flores naturales son los de cristal o los de materiales traslúcidos. ¿Por qué? Porque este tipo de recipientes ayudan a que pase mayor cantidad de luz hacia tus flores y consiguen que luzcan perfectas más días.

+ ¿Cuánta agua echar en el jarrón?

Es muy importante que al recibir tu ramo de flores lo coloques en agua lo antes posible. Deberás echar agua de forma que los tallos queden sumergidos en ella, pero nunca las hojas ni los pétalos. Además este agua deberá estar limpia y tibia.

+ ¿Dónde colocar las flores? El mejor lugar para conservarlas

Temperatura y luz. Esos son los dos factores en los que deberás fijarte a la hora de escoger el lugar más adecuado para colocar tu jarrón de flores. Es importante que la ubicación elegida sea un lugar donde hay mucha luz natural, pero sin incidir directamente sobre las plantas. En cuanto a la temperatura, debes evitar zonas de mucho frío (cerca del aire acondicionado, por ejemplo) o zonas de mucho calor (como radiadores o chimeneas). Evita también lugares con fuertes corrientes de aire, a las flores no les gusta demasiado los cambios bruscos de temperatura.

+ ¿Ambiente seco o ambiente húmedo?

Lo más normal es que el lugar en el que coloques tus flores sea un ambiente seco, sin embargo, a las flores les favorece más la humedad. No te preocupes, para solucionar este pequeño inconveniente y alargar su frescura, puedes vaporizarlas de vez en cuando con spray de agua.

+ ¡Lejos de las frutas!

El gas que emana de las frutas al madurar perjudica enormemente la lozanía del ramo de flores. Así que ya sabes, ¡cuanto más lejos de peras, manzanas y plátanos, mucho mejor!

+ ¿Cada cuánto tiempo cambiar el agua del jarrón?

Si es posible, deberías cambiar el agua todos los días para que siempre esté fresca y pura y, además, limpiar el jarrón concienzudamente. Puedes aprovechar también para sanear un poco los tallos y cortarlos, en el caso de que veas que es necesario, además de retirar todas esas hojas que vayan quedando sumergidas en el agua.

Otros trucos y fórmulas para conservar flores naturales perfectas durante días

Si ya has puesto en práctica todas las instrucciones básicas anteriores, seguramente conseguirás alargar la duración de tu ramo, pero existen otras pequeñas fórmulas para mantenerlo aún más días:

+ Prepara un conservante natural: agua, zumo de medio limón y una cucharadita de azúcar. ¡La fórmula secreta para que tu ramo permanezca fresco y precioso!

+ Si vas a salir de viaje o crees que no vas a poder cambiar el agua del jarrón en unos días, añade una aspirina o echa un chorrito de lejía. Con esto evitarás que se generen bacterias y echen a perder todas las flores.

+ Si ves que con el paso de los días algunos de los pétalos exteriores van quedando en mal estado, no dudes en quitarlos. Así conseguirás que vuelvan a lucir en todo su esplendor.

+ ¿Sabías que el color de las flores es determinante en la duración? Generalmente los colores oscuros o fríos  (violeta, celeste, índigo, púrpura) aguantan más tiempo que los colores claros (rosados, naranjas, amarillos, rojos).

+ Si la flor dobla el cuello y cae, lo más apropiado es cortar unos centímetros el tallo y dejarla flotando en un recipiente o barreño. ¡En tan solo unas horas volverá a estar hidratada! 

Técnicas para secar ramos de flores naturales y conservarlas para siempre

Es cierto que puedes conseguir que tu ramo de flores aguante fresco más tiempo, pero si lo que deseas es conservarlo para siempre, entonces deberás secarlo. ¿Cómo? ¡En Interflora también nos lo cuentan! Lo mejor de todo es que una vez seco podrás utilizarlo para múltiples usos: centros de mesa, tarjetas, manualidades, regalos… ¡Las rosas, las ponías y las margaritas quedan perfectas una vez secas!

+ Prensado

Técnica ideal para flores pequeñas de tallo fino. Para prensar puedes utilizar papel de cera o papel de periódico. Si utilizas el primero, deberás poner las flores sobre una hoja de este papel, añadir otra encima y colocarlo todo dentro de un libro que pese. Si optas por la segunda opción tendrás que envolver las flores con el papel de periódico, envolverlo de nuevo con papel secante y una última copa de cartón. Para asegurarte de que el método funciona, tendrás que sustituir las capas una vez la semana. Lo ideal es que las flores prensen durante por lo menos 10 días. ¡El resultado es estupendo!

+ Dejar secar las flores al aire

Técnica perfecta para flores de tallo largo. Cuelga las flores naturales boca abajo y átalas con un cordel. Intenta que les llegue los rayos del sol de forma directa y que la zona donde las coloques esté bien ventilada. Con el paso de los días, verás como los pétalos van cambiando de color y se van haciendo más pequeños. Entre dos y cuatro semanas es el tiempo que necesitarás para que tus flores secas estén listas.

+ Secado de flores en el microondas 

Cubre con arena las flores (puedes utilizar arena de gatos). Mételas en el micro durante dos o tres minutos. Sácalas y, cuando la arena esté fría, retírala. ¡Listo! ¡Verás como tus flores ya están secas! Técnica perfecta para flores naturales con muchos pétalos.

+ Secado natural de flores

¡Uno de los métodos más fáciles! Consiste en dejar el ramo en el jarrón con un poco de agua y esperar. Cuando las flores absorban el agua por completo, se irás secando poco a poco hasta conseguir el secado completo.

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco para conservar ramos de flores naturales? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y ayuda a otras lectoras!

Puedes leer más artículos similares a Cómo conservar ramos de flores naturales más días (o para siempre), en la categoría de Jardinería en Diario Femenino.