Más de 20 trucos para ahorrar en la factura del agua todos los meses

Las mejores ideas para que el recibo de agua sea más barato

Sandra Llorente

Ahorrar un poco en nuestros recibos mensuales es un requisito necesario para mantener una buena economía familiar en casi cualquier hogar. Si además, mientras lo hacemos ayudamos al medio ambiente utilizando menos recursos naturales, mucho mejor. Una manera de hacerlo es ahorrando en la factura del agua. Como siempre pensamos en ti, queremos ayudarte con ello, contándote los mejores trucos para ahorrar en el recibo de agua.

Cuánta agua gastamos de media en nuestro hogar

El agua es un recurso demasiado valioso como para desperdiciarlo. Sin embargo, la forma en que usamos el agua en el hogar está ayudando a acabar con este importante recurso natural, necesario para la subsistencia de la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el consumo doméstico mundial se encuentra en 50 litros por habitante al día (l/hab.-día). Por supuesto, esta es una cifra media, porque mientras que el 40% de los seres humanos tienen escasez de agua, el otro 60% utiliza más de la necesaria debido a un consumo energético desmedido. En general, los países ricos son los que cuentan con cifras mayores de consumo de agua, y dentro de estos, en las ciudades se consume el doble que en las zonas rurales. Las cifras denotan las diferencias de consumo en todo el mundo. Por ejemplo, las zonas geográficas donde más se consume son en América del Norte y en Europa, donde el consumo de agua asciende a 5.134 y 3.534 l/hab.-día respectivamente. Este dato contrasta con otros, como los de América del Sur, con un consumo de 1.329 l/hab.-día, Asia (1.449 l/hab.-día) o África (685 l/hab.-día). En estos datos se incluye el consumo hídrico en agricultura e industria.

Si nos ceñimos al consumo doméstico exclusivamente, la OMS estima que una persona debería gastar como máximo 100 litros de agua al día (unos 5 o 6 cubos de agua). Sin embargo, en la mayoría de los países el gasto es muy superior. Por ejemplo, en España el gasto diario es de 132 litros al día por habitante y en México, la escalofriante cifra de 380 litros de agua al día por habitante. Es demasiado ¿no crees?

Consejos para ahorrar en el recibo del agua

Porque necesitamos ser más conscientes y reducir el consumo de agua, además de rebajar un poco la factura del agua, te damos algunos trucos muy útiles para que tu consumo y el de tu familia disminuya día a día (y en consecuencia todos los meses). ¡Toma nota!

1 Analiza tu factura

Mira tu factura del agua, ¿cuántos litros o m3 consumes al mes? Plantéate bajar el consumo con estas medidas y mantén un control del gasto de agua. De esta manera, podrás ver tus progresos desde que comenzaste a controlar el consumo.

2 Duchas más cortas

Con una ducha de tan solo 5 minutos gastas alrededor de 95 litros de agua, por lo que lo ideal es que trates de acortarla lo más posible. Un truco es ponerte una canción de 2 a 4 minutos y ducharte en ese tiempo. Limitar el tiempo de ducha puede ahorrarte hasta 3500 litros de agua al mes.

3 Cierra el grifo mientras te lavas las manos y los dientes

¿Sabías que si dejas el grifo abierto mientras te lavas las manos durante 1 minuto gastas unos 12 litros de agua? Adquirir el hábito de cerrarlo continuamente, ayuda a disminuir el recibo de agua y consumir menos.

4 No uses el inodoro como basurero

Cada vez que tiras de la cadena del inodoro se utilizan entre 6 y 15 litros de agua. No la desperdicies con un trozo de papel con el que te has limpiado la cara.

5 Recolecta agua de lluvia

Cuando llueva, pon cubos en tu terraza o jardín para recolectar el agua que puedas. Puede servir para limpiar el piso, lavar el patio, regar las plantas, bañar a los perros o usarla en el inodoro y ahorrarte una carga. Y si tienes una casa independiente, valora la posibilidad de instalar un sistema de recogida de agua más sofisticado, que te pueda servir para limpiar pisos, poner la lavadora o lavar el coche.

6 Usa el programa de lavado eco o de bajo consumo en tu lavavajillas

Y a ser posible llénalo completamente, aprovechando cada hueco antes de ponerlo a funcionar. Recuerda que si lo usas bien, el lavavajillas usa un 40% menos de agua que el lavado a mano.

7 Compra electrodomésticos inteligentes

Si vas a comprar un lavavajillas o una lavadora, compra uno inteligente, más eficiente energéticamente, ahorrarás agua y electricidad.

8 Friega los platos de forma eficiente

Primero, enjabona todos, después escúrrelos, pero no dejes el grifo corriendo entre plato y plato, ya que el tiempo que tardas en ponerlo en el escurreplatos es agua malgastada. Además, pon a remojar las ollas y sartenes antes de fregarlas, para evitar que estén demasiado pegadas y uses demasiada agua en el lavado.

9 Usa filtros para la ducha

Los difusores para la alcachofa de la ducha pueden reducir el consumo de agua de la ducha entre un 30 y 70%.

10 Instala aireadores de agua o reductores de caudal en los grifos

Estos también ayudan a reducir mucho el consumo de agua.

11 Revisa las instalaciones de agua y asegúrate de que no hay fugas

Comprueba que los grifos cierran bien y no hay escapes. Si es así, arregla la fuga o directamente cambia el grifo si es muy viejo y no tiene arreglo.

12 Dúchate, no te bañes

Las duchas gastan un 50% menos de agua que los baños en bañeras o tinas.

13 Regula la cisterna del inodoro

Pon una o dos botellas de agua en el inodoro, así ahorrarás de 2 a 5 litros cada vez que lo uses.

14 Recoge el agua de la ducha

Con una cubeta limpia, recoge el agua limpia de la ducha mientras se calienta. Puedes usarla hasta para fregar los platos. Pon otra cubeta mientras te duchas para recoger el agua que puedas, con ella puedes limpiar los pisos, te puede ayudar a limpiar el coche, bañar a los perros... etc.

15 Usa el programa eco de la lavadora

Y cárgala por completo si no tiene programa de cargas diferentes (media o baja carga).

16 Lava las frutas y verduras en un recipiente

Nunca lo hagas bajo el grifo. De esta manera, utilizarás el agua imprescindible para este fin.

17 Usa plantas del clima en el que vives en el jardín

Las plantas autóctonas se adaptan mejor al clima, por lo que si vives en un lugar de clima seco, no necesitarán tanta agua.

18 Riega por la mañana temprano y/o por la noche

Necesitarás menos agua para regar adecuadamente tus plantas ya que el calor no la evaporará.

19 Instala un sistema de riego por goteo

En comparación con uno tradicional, gasta hasta 5 veces menos. Si riegas con manguera o goma asegúrate de que no tiene ninguna fuga. Si es así, puedes repararla con una cinta especial para este tipo de materiales.

20 Si tienes piscina, tápala cuando no la uses

Esto hará que el agua no se evapore por el calor y tengas que llenarla cada dos por tres (además de poder reutilizarla al año siguiente). Además, es importante mantenerla limpia, no solo por cuestiones de higiene, sino porque así evitarás tener que vaciarla y volver a llenarla si se ensucia.

21 En verano, ten siempre una botella de agua fría en la nevera

Este truco es sencillamente para evitar esperar a que el agua se enfríe en el grifo. Usa un vaso o una botella de agua en tu casa durante el día, así evitarás lavar más vasos o llenar el lavavajillas antes. 

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco para economizar el recibo del agua? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡ayudarás a otras lectoras!

Puedes leer más artículos similares a Más de 20 trucos para ahorrar en la factura del agua todos los meses, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.