Cómo ahorrar en electricidad: reduce la factura de luz

 

Reducir la factura de la luz

¿Se apilan en casa recibos de electricidad que apenas entiendes? ¿Sabes realmente lo que pagas por la luz de tu casa? ¿Cada día es más difícil llegar a fin de mes? Responder a estas preguntas nos llevaría mucho tiempo, nosotros vamos al grano y te decimos directamente como ahorrar en electricidad, dando por sentado que todo lo que está apagado consume menos que encendido.

Ahorrar electricidad en la cocina, los baños y el tendedero

- El frigorífico es responsable de buena parte del consumo de nuestra casa, así que debemos evitar a toda costa introducir en el mismo alimentos calientes que podríamos enfriar antes en la cocina.

- Rellenar el frigorífico con alimentos que no precisan refrigeración es un gasto inútil de electricidad. Como regla general si un producto no está refrigerado en el supermercado, si no está abierto, no tenemos por qué refrigerarlo en casa.

- Debemos ventilar bien la parte posterior del frigorífico para que funcione mejor y consuma menos. Separarlo de la pared y no colocarle cosas encima es vital.

- Conviene apagar la vitrocerámica un poco antes de terminar de cocinar pues después de apagada sigue aportando calor. Y por supuesto usemos tapas en las ollas o las sartenes pues evitamos desperdiciar el calor del recipiente.

- La secadora consume mucho, sobre todo si lo comparamos con el sol o el aire seco. El verano nos permite secar la ropa aprovechando calor y el aire menos húmedo.

- Retirar de los platos la suciedad más densa con un pequeño paso por el grifo, nos permite usar programas del lavavajillas de baja temperatura, con lo que consumimos bastante menos.

Ahorrar en el salón y los dormitorios

- Aprovechar la iluminación del sol siempre que podamos. Por mucho que usemos bombillas de bajo consumo, menos nos cuesta dejar que el sol entre en casa.

- Apagar los “standby” de los videos, ordenadores, televisiones, sobre todo si son antiguos.

- Por supuesto es recomendable usar bombillas de bajo consumo. Las más modernas disponen de la calidez de las antiguas.

- Utilizar electrodomésticos de calificación energética A que consumen menos y conseguimos rentabilizar en poco tiempo.

La electricidad se ha convertido en uno de los motivos de reclamaciones más habituales de los consumidores y es que la crisis nos lleva a preocuparnos mucho más por el gasto y a tomarnos en serio la factura de la electricidad de nuestra casa. Intentemos que este ahorro nos ayude a fin de mes.

Jorge García  •  jueves, 29 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x