32 trucos para ahorrar en la factura de la luz que nadie te ha contado

¿Cómo reducir el gasto energético?

Sandra Llorente

En los tiempos que corren, cualquier cosa que podamos hacer para ahorrarnos un poco de dinero es bienvenida. Cada vez más, tenemos que delimitar muy bien el presupuesto mensual para llegar a fin de mes, por eso, una idea para sentirnos un poco más solventes económicamente es gastar menos: menos en ropa, menos en teléfono y menos en la factura de la luz. Además, cuanto menos energía utilicemos en nuestro hogar, menos impacto tendremos en el medio ambiente. Por eso, en Diario Femenino queremos ayudarte recopilando los mejores trucos para reducir el costo de tu recibo de luz. ¡Toma nota!

Los mejores consejos para disminuir el gasto en luz 

1 Haz un listado de gasto energético

Este es nuestro primer consejo, y quizás el más valioso. Se trata de que dediques un poco de tiempo a hacer un listado con cada una de las fuentes de luz de tu casa, desde electrodomésticos pequeños hasta luces exteriores. Esto te ayudará a entender cómo estás distribuyendo el consumo de electricidad y dónde puedes o no reducir o prescindir del mismo.

2 Revisa el contrato de tu tarifa de luz

En la mayoría de los países, el costo de la luz varía en función del momento del día. Por ejemplo, en España generalmente la luz suele ser más económica entre las 22:00 y las 12:00 horas en invierno y entre las 23:00 y la 13:00 horas en verano. En México, las horas más caras suelen ser entre las 20:00 y las 22:00 horas y en la sobremesa, pero depende de cada Estado. Si en la factura de la luz no tienes claro qué horarios son los más caros y los más económicos, llama a tu compañía y pregunta.

3 Revisa la potencia contratada

Quizás tienes contratada una potencia mucho mayor de la que realmente necesitas y eso está afectando a tu recibo de luz. Cuanta más potencia contrates, más electrodomésticos y luces prendidas puedes usar a la vez, pero más pagas. Si tienes una casa pequeña o no sueles usar muchos electrodomésticos simultáneamente, quizás puedas aminorar el número de kilovatios (kw) contratados.

4 Asegúrate de que no hay un escape de luz en tu instalación

Es recomendable hacer una revisión técnica de la instalación eléctrica al menos cada 10 años. Pero si quieres asegurarte de que no tienes ningún escape que esté aumentando la factura de la luz, solo tienes que apagar todas las fuentes eléctricas de tu hogar y revisar si el contador se mueve o está quieto. Si sigue en movimiento, significa que hay algún tipo de fallo en tu instalación.

5 Compara las tarifas de las compañías de luz de tu país

Dependiendo del lugar donde vivas, es posible que puedas tener opción de contratar electricidad con diferentes compañías. Si es así, aprovecha los comparadores de tarifas online para contratar la tarifa que se ajuste a tus necesidades de manera eficiente.

6 Usa aplicaciones de apoyo

También en muchos países existen apps o aplicaciones para smartphone y Iphone que permiten consultar tu tarifa de luz en tiempo real. Esto te dará una idea de las horas del día en las que la luz es más costosa o viceversa, ayudándote a disminuir el consumo energético.

7 Usa los electrodomésticos que más consumen en las horas más económicas de tu tarifa

Una vez que conozcas a la perfección en qué horario del día el kilovatio es más económico, puedes aprovechar para usar alguno de tus electrodomésticos en esta franja horaria, como la lavadora, la plancha o el lavavajillas.

8 Reduce el número de bombillas

¿De verdad necesitas tantas bombillas como las que usas en tu casa? Haz un recuento y detecta si tienes fuentes de luz innecesarias.

9 Cámbiate a bombillas LED

Si aún no lo has hecho, es el momento de invertir un poco en cambiar las bombillas de tu hogar por unas de bajo consumo. Las bombillas LED consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30 % menos que las fluorescentes. Además, tienen una vida útil más larga, se rompen con menos facilidad, no emiten rayos UV y se prenden al momento sin necesidad de calentarse. ¡Todo son ventajas!

10 Adapta el voltaje de tus bombillas a los espacios de tu casa

Quizás estás usando un voltaje demasiado grande para una pequeña habitación que se ilumina con un voltaje mínimo. En las cocinas podemos necesitar más intensidad de luz para cocinar, pero en los dormitorios con luces tenues es suficiente. Reduciendo el voltaje de tus bombillas (incluso en las LED) ahorrarás muchísimo en la factura de la luz.

11 Adiós al stand-by

Apaga todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos cuando no los estés usando, incluso el módem. El modo stand-by de la televisión o de la cafetera puede llegar a aumentar tu recibo de luz entre un 8 y un 10%. Para que sea más fácil hacerlo, instala regletas o dispositivos multicontacto en los que conectes varios electrodomésticos a la vez y puedas apagarlos con un solo interruptor.

12 Aprovecha la luz natural

Parece una obviedad, pero muchas veces dejamos las cortinas cerradas o las persianas bajadas y encendemos la luz de una habitación en pleno día.

13 Compra electrodomésticos de bajo consumo

Si vas a hacer una compra de algún electrodoméstico nuevo, haz una compra inteligente y adquiere un electrodoméstico de bajo consumo. A la larga te ahorrará mucho dinero.

14 Usa tus electrodomésticos en modo ahorro o bajo consumo

Muchos de tus electrodomésticos tienen funciones ahorradoras o de bajo consumo, incluso aunque no sea un electrodoméstico catalogado como ahorrador. Usa la función de ahorro de la lavadora o de la secadora, ahorrarás en tu recibo de la luz.

15 Reduce la temperatura en los lavados de tu lavadora y lavavajillas

Puedes ahorrar hasta un 50% de energía si lavas la ropa a 40°C en vez de a 60°C. Usa el programa eco del lavavajillas para lavar los platos a 50°C en vez de a una temperatura mayor.

Las claves para disminuir el gasto en el recibo de la luz 

16 Regula la temperatura del refrigerador

Lo ideal es mantener el frigorífico a unos 5°C y el congelador a -18°C para usarlo de manera eficiente y ahorrar toda la energía posible. Además, no introduzcas alimentos calientes en el refrigerador y evita la acumulación de hielo en el congelador para disminuir el gasto energético.

17 Utiliza materiales aislantes en tu hogar

Si estás pensando en hacer una renovación en el hogar, aprovecha para incluir materiales aislantes que permitan que tu casa sea más cálida en invierno y más fresca en verano, como aislantes en techos y paredes o ventanas de doble cristal, que no permiten el paso del frío ni la salida de aire acondicionado.

18 Invierte en protectores solares en tu hogar

Instalar un toldo o un techo especial en la fachada de tu vivienda o en la terraza puede ayudarte a mejorar la eficiencia energética de tu hogar en verano, ya que estos dispositivos evitan la entrada de sol directa por las ventanas y, por tanto, la entrada de excesivo calor. Esto hará que no tengas que abusar tanto del aire acondicionado o del ventilador.

19 Revisa si el aire se escapa por las puertas

Se estima que el 5% del calor de un hogar se escapa por los huecos inferiores de las puertas. Para evitarlo y así ahorrar energía eléctrica en calefacción (si ese es el sistema de calor de tu hogar), usa burletes aislantes específicos para este fin o, en su caso, alfombras y esterillas que no dejen escapar el aire.

20 No dejes que el aire se escape por las ventanas

Las ventanas son la mayor escapada de frío (aire acondicionado) o calor (calefacción) de un hogar, alrededor de un 25% nada menos. Por ello, aparte de invertir en unas buenas ventanas, es aconsejable utilizar cortinas gruesas en invierno o suaves en verano.

21 Apuesta por el gas

Este consejo depende del país en el que vivas, ya que en algunos países el gas es más caro que la electricidad. Pero por lo general, se considera que el gas es mas eficiente energéticamente y tiene un precio menor que la energía eléctrica.

22 Menos calefacción y más ropa

En invierno, bajar un grado la calefacción puede suponer hasta un ahorro del 7% de energía. Por lo que si tienes algún sistema de calefacción eléctrica lograrás ahorrar mucho dinero en el recibo de la luz. La  temperatura recomendada en el hogar en invierno es de 19 a 21 grados centígrados. Además, tal y como se recomienda en la Guía para disminuir la factura eléctrica y ahorrar en el hogar que nos proporciona el Gobierno de Aragón (España), cuando comience la temporada de calefacción purga los radiadores, así te asegurarás de que no haya burbujas de aire que dificulten la transmisión del calor desde el agua caliente al exterior.

23 Menos aire acondicionado y menos ropa

Si necesitas usar aire acondicionado en verano, úsalo entre 23 y 25 grados, cuantos más grados, menos gasto energético.

24 Juega con los textiles de tu hogar

Para que en invierno el gasto energético sea menor, usa textiles acogedores y cálidos en tu hogar, como cortinas gruesas, alfombras, fundas de sofá de lana o similar… y en verano, cámbialos por tejidos más suaves y frescos. Esto te permitirá necesitar con menos frecuencia la calefacción y el aire acondicionado.

25 Invierte en electrodomésticos inteligentes

Este tipo de electrodomésticos pueden convertir tu casa en un hogar eficiente energéticamente. En el mercado puedes encontrar termostatos inteligentes que regulan la temperatura de tu hogar en función de la hora del día, enchufes inteligentes conectados a una aplicación de tu teléfono móvil para controlar desde el mismo el uso de la luz y tus aparatos eléctricos, e incluso monitores de consumo eléctrico con los que puedes controlar al máximo el consumo de energía eléctrica de tu hogar.

26 Acorta tus duchas

Si tienes un sistema de ducha eléctrico o el calentador de agua es eléctrico, este tip es esencial para ahorrar en el consumo de electricidad.

27 Adquiere el hábito de apagar la luz al salir de una habitación

Dejar luces encendidas en tu hogar sin que sean realmente de utilidad pueden aumentar considerablemente el costo de tu recibo de luz.

28 No dejes luces encendidas por la noche

Si necesitas dejar una luz externa o en el jardín por seguridad, busca soluciones de luz solar.

29 Coloca el aparato de aire acondicionado en un lugar fresco y ventilado

¿Sabías que cualquier aparato eléctrico consume menos energía si se ubica en un lugar fresco y ventilado? Además, trata de cambiar los filtros del aire acondicionado con la asiduidad que indique el fabricante.

30 Mantente al día con el mantenimiento preventivo de tus electrodomésticos

Los aparatos eléctricos en mal estado pueden aumentar considerablemente el consumo energético. Trata de hacer el mantenimiento recomendado a tu lavadora, secadora, lavavajillas o refrigerador.

31 Usa la vegetación a tu favor

Si tienes una casa unifamiliar puedes aprovechar la vegetación para crear sombra en verano y así sentir más frescor. Por ejemplo, con enredaderas o árboles frutales.

32 Cocina de forma eficiente

Cuando cocines, hay muchas cosas que puedes hacer para gastar menos energía eléctrica, principalmente si tienes vitrocerámica y horno eléctrico. Por ejemplo, aprovechar el calor residual de la vitrocerámica para terminar de cocinar un guiso, usar sartenes y ollas del tamaño justo para la cantidad de alimentos, que estas sean de buena calidad para que mantengan mejor el calor, usar olla a presión (que disminuye en un 75% la energía utilizada), evitar abrir el horno mientras un alimento se cocina o tapar los recipientes de cocción durante el cocinado de los alimentos

Apps para ahorrar dinero en el recibo de luz

+ StandbyCheck: esta aplicación tiene una opción llamada 'detective de energía' en la que introduciendo los aparatos eléctricos que tienes conectados en tu casa y sus datos de consumo, te muestra el dinero que puedes ahorrar si disminuyes o eliminas el modo standby. Además, se trata de una app que también avisa sobre las posibles fugas de energía.

+ Boltio: lo que hace esta aplicación es mostrarte el precio del kilovatio por hora. De esta forma, vas a poder decidir acertadamente en qué momento es más económico encender ciertos aparatos eléctricos o electrodomésticos en tu casa.

+ MiLuz: esta app tiene exactamente la misma función que la anterior. Eso sí, debes tener en cuenta que no todos los contadores hacen lecturas en tiempo real y cada hora. Además, tendrás que valorar las especificaciones concretas de la tarifa que tengas contratada. Para eso, puedes contactar con tu comercializadora de luz.

+ Houseinhand KNX: encender la calefacción o el aire acondicionado en el momento que quieras, apagar las luces que se te han olvidado al salir con prisas de casa, bajar las persianas en las horas de máximo sol... Todo esto te permitirá hacer esta app y, sin ninguna duda, son gestos que te pueden ayudar a reducir considerablemente el importe de tu factura de luz.

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco para economizar la factura de la luz? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡ayudarás a otras lectoras!

Puedes leer más artículos similares a 32 trucos para ahorrar en la factura de la luz que nadie te ha contado, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.