Pasos para combatir una fobia

 Pasos para combatir una fobia
Es sorprendente el número de personas que sufren de un miedo y de una intolerancia extremos ante situaciones tales como la altura que supone escalar una montaña, encontrarse con una cucaracha por la calle o bajar por una cueva muy estrecha. Sin embargo, como todos los problemas de esta vida, existen diversos pasos que podemos tomar para combatir una fobia que puede dificultar nuestro día a día y que, sin ella, viviríamos mucho mejor. ¿Te imaginas cómo te encontrarías sin esos ataques de pánico cada vez que aparece una araña?

Los pasos iniciales para combatir una fobia


Lo primero de todo es reconocer que tenemos un problema, en vez de pensar que no hace falta solucionarlo. Si aceptamos que con un tratamiento aliviaremos nuestros miedos hasta eliminarlos por completo, podremos combatir nuestra fobia perfectamente. No lo lograremos de la noche a la mañana pero, si tomamos los primeros pasos, el día en el que nos podamos despedir de nuestra fobia estará más cerca de lo que nos imaginamos.

Decide cuándo comenzarás el tratamiento. ¡Mañana mismo, por ejemplo! Imagínate en la situación que tanto temes: en tu mente, siente de qué manera estás bajando por la cueva, y recuerda que nada malo te va a suceder. De esta manera, cuando acudas en persona al lugar que tanto miedo te provoca, sentirás que ya has estado ahí antes.

Pequeños pasos a seguir


Reconoce que no lograrás vencer tu fobia en un día, ni en dos ni en tres, por lo que es importante establecer pasos breves en los que poco a poco perder el miedo. Uno de los pasos básicos puede ser el de acercarte al lugar que tanto temes, como puede ser dirigirte a la cucaracha que encuentras al lado de la puerta de un portal. Acércate a ella, y regresa a donde estabas antes, y repite este paso tantas veces como sean necesarias. El siguiente paso que puedes tomar más adelante es el de no salir corriendo en cuanto veas la cucaracha. Acércate a ella, quédate quieta y respira hondo. Cuenta hasta tres, y regresa.

Siempre que sientas pánico ante la situación a la que quieres hacer frente, habla sobre tus sentimientos o escríbelos en un cuaderno. Anota a qué le tienes miedo y el porqué: qué consideras que te podría suceder. Luego pregúntate, ¿realmente te pasarán todas esas cosas a las que temes?

Ten en cuenta que cada día volverán los miedos que has vivido durante el primer día del tratamiento, pero que cada vez serán menores hasta que los temores desaparezcan por completo. Por lo tanto, no desesperes y sigue el tratamiento hasta el final. Si no puedes combatir la fobia por tu cuenta, puedes recurrir a la ayuda de un especialista.

Irene Solaz  •  jueves, 16 de septiembre de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x