Cómo respirar bien y los problemas de salud por respirar mal

Respirar mal

La respiración es un proceso biológico imprescindible para la vida y, aunque lo llevamos a cabo de forma involuntaria, la mayoría de las veces se hace de forma incorrecta.

Debemos tener en cuenta que al respirar no solo introducimos el oxígeno necesario para el organismo, sino que también inhalamos agentes biológicos y químicos que pueden resultar perjudiciales. Además, si la técnica respiratoria no es la correcta pueden aparecer problemas de salud relacionados con el estrés y la ansiedad.

Tipos de respiración

Existen tres tipos de respiración. La primera es la baja o abdominal, basada en el movimiento del diafragma y que llena los pulmones por completo, expandiendo el abdomen. La segunda es la respiración media o intercostal en la que se emplean los músculos situados entre las costillas. Y por último, la respiración alta que eleva los hombros y contrae el abdomen. Es propia de personas con problemas estrés y ansiedad.  

La técnica de respiración correcta combina las tres anteriores, introduciendo siempre el aire por la nariz y expulsándolo por la boca. La expiración debe llevar el doble de tiempo que la inspiración.

Respirar por la boca

Cuando somos niños, es muy frecuente que las madres recriminen a sus hijos por respirar a través de la boca en vez de por la nariz. Este reproche tiene una base científica bien fundada y es que la respiración bucal puede acarrear diversos problemas de salud.

Los expertos advierten que respirar por la boca tiene efectos negativos sobre la fonación, la dentición, la deglución y hasta en la postura del cuerpo y la forma del rostro. Además, al emplear la boca en vez de la nariz para respirar se impide la acción de filtro y calentamiento de aire de las fosas nasales, lo que puede derivar en la aparición de enfermedades como la faringitis.

Mala respiración, mala oxigenación

Otro de los efectos de una respiración incorrecta es la mala oxigenación de los tejidos. Este hecho deriva, por ejemplo, en problemas sobre el sistema nervioso, el aparato digestivo y el propio mecanismo de digestión, además de aumentar la fatiga, el estrés y la ansiedad.

Por ese motivo, los médicos y expertos recomiendan trabajar la técnica de la respiración a la hora de intentar mejorar y mantener nuestra calidad de vida. 

Patricia García  •  jueves, 28 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x