¿Debo descansar de las pastillas anticonceptivas si llevo mucho tiempo tomándolas?

Recomendaciones para el buen uso de la píldora

L.D

La respuesta a si debes descansar o no de las pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas son un método de anticoncepción muy utilizado por las mujeres para impedir el embarazo. Aunque no son barrera para las Enfermedades de Transmisión Sexual, lo cierto es que muchas las prefieren porque es un método recomendado cuando se tiene pareja estable y, además, se sufren dolores de regla. 

Sin embargo, son muchas las preguntas que llegan a la mente de las mujeres que están pensando en comenzar a tomar estas pastillas. ¿Se debe descansar de las pastillas anticonceptivas si llevas mucho tiempo tomándolas? Te damos las respuestas a todas tus cuestiones. 

La composición de las pastillas anticonceptivas

Antes de comenzar a resolver tus preguntas, debes saber que la mayoría de las píldoras anticonceptivas contienen dos tipos de hormonas llamadas estrógeno y progesterona, aunque existen de diferentes tipos. Seguramente, cuando empezaste a tomarla, fue el médico la persona que te recomendó un tipo de pastillas concretas según tus propias necesidades.

Por ello, ante cualquier pregunta lo primero que tienes que hacer es visitar a tu médico ya que será la persona más indicada en responderte. Además, será él mismo quien te recomendará un descanso si lo necesitas, o continuar como hasta ahora. 

¿Hay que descansar de las pastillas anticonceptivas?

La pregunta más frecuente es si se debe hacer un descanso después de muchos años tomando la píldora, sobre todo para que nuestro cuerpo "vuelva a la normalidad" y no se acostumbre a ella. Lo cierto es que, por norma general, no existe ninguna razón médica firme para tener que hacer un descanso, a no ser que al consultarlo con tu médico considere que debes parar de hacerlo durante un tiempo por un motivo concreto. 

La verdad es que no encontraremos beneficio alguno de hacerlo, pero sí podremos encontrar efectos secundarios como cuando comenzaste a tomártela. ¿La razón? Si paramos el proceso, estaremos empezando de nuevo y los efectos pueden ser los mismos que cuando comenzamos.

Es posible que la creencia de hacer descansos de la píldora anticonceptiva comenzase cuando se empezó a utilizar. El motivo es que los comprimidos contenían más cantidad de compuestos, muy diferentes a los que se utilizan hoy en día ya que son más seguros y parecidos a los que la mujer produce en sus ovarios de forma natural. 

Lo que tienes que tener en cuenta es que debes respetar siempre la semana de descanso de la píldora, donde te bajará la regla. Y si quieres quedarte embarazada en un futuro, la recomendación es dejar pasar dos ciclos menstruales antes de intentarlo. 

¿Cómo afectan las pastillas anticonceptivas?

¿La píldora anticonceptiva afecta a la fertilidad?

Son muchos los expertos que indican que, al ser un método anticonceptivo que afecta a las hormonas, es posible que nos cueste un poco más cuando queremos quedarnos embarazadas. Sobre todo si has tomado la píldora durante un largo período de tiempo, pero ¿esto es cierto? 

La creencia popular de que puede afectarnos a la fertilidad no está fundamentada, pues no existe ninguna prueba que demuestre que su ingesta prolongada afecte a la hora de poder quedarnos embarazadas. Además, lo que estamos tomando no se acumula en el organismo, sino que es metabolizado de forma diaria y eliminado, como el resto de sustancias que ingerimos.

¿Las pastillas anticonceptivas pueden provocarnos cambios?

Todo lo que te hemos contado hasta ahora se da cuando entra dentro de un marco en el que tu salud no ha cambiado. Pero ¿qué sucede si has notado cambios en tu organismo? Es posible que, de repente, no tengas apetito sexual, estés nerviosa, de mal humor, triste, te duela la cabeza, tengas ansiedad, pesadez en las piernas...

En estos casos, lo primero que debes hacer, es acudir al médico y consultarle estos cambios. Quizás él te recomiende cambiar de tipo de pastillas o, en este momento sí, hacer un descanso. Por este motivo, es imprescindible que la mujer acuda a las revisiones de seguimiento una vez al año para visitar al médico. Eso sí, si notas cualquier cambio, debes acudir antes.