Mastitis: síntomas y consejos MUY importantes para evitarla y tratarla

¿Es seguro dar el pecho a mi bebé si padezco mastitis?

Elsa Díaz López

La  lactancia materna no solo representa el mejor modo de proporcionar nutrientes a los recién nacidos, implica también un acercamiento afectivo madre-hijo y la protección de su bebé a través del paso de factores inmunitarios. Durante esta etapa, debemos mantener los cuidados necesarios para evitar complicaciones mamarias como la mastitis, una inflamación e infección del seno generada por bacterias. Es necesario tomar medidas para evitarla y prevenir el desarrollo de complicaciones mamarias que se manifiestan con molestias en los senos que requerirán con frecuencia el uso de antibióticos y  que pueden llevar a la madre a internamientos hospitalarios.

En Diario Femenino, con la colaboración de la ginecóloga obstetra de Doctoranytime Elsa Díaz López te contamos en qué consiste exactamente la mastitis, cuáles son sus síntomas y cómo puedes evitarla y tratarla.

¿Qué es la mastitis?

La mastitis es una inflamación generada en el seno originada por una infección. Esta infección puede ser ocasionada por un conducto de leche obstruido o  laceraciones en la piel del pezón. Cuando existen cualquiera de las razones mencionadas, los glóbulos blancos liberan sustancias para combatir la infección, lo que puede causar un mayor flujo sanguíneo e hinchazón local. La mastitis suele generarse con más frecuencia en las mujeres que amamantan, a esto se le conoce como mastitis asociada a la lactancia, pero también puede presentarse fuera de este período tanto en mujeres como en hombres.

Cuando se padece de mastitis asociada con la lactancia, con frecuencia la mujer siente que ya no tiene producción láctea o también estas infecciones les genera angustia de poder afectarles a los bebés lo que conlleva frecuentemente a la suspensión de lactancia. Es recomendable que a pesar de la ingesta del medicamento prescrito por su médico, no se interrumpa la alimentación materna, ya que la congestión mamaria favorece la persistencia de la infección. 

Síntomas de la mastitis  

Los síntomas que se presentan son la mejor forma de diagnosticar la mastitis, adicionalmente a la exploración física de los senos. La mastitis generalmente solo afecta a uno de los senos.

Algunos de los síntomas que se presentan son:

- Fiebre de 38.3 °C.

- Hinchazón de las mamas.

- Enrojecimiento de la piel de la mama.

- Sensibilidad de las mamas o sensación de calor al tacto.

- Dolor o sensación de ardor de forma continua o durante la lactancia.

- Malestar general. 

Los factores  más frecuentes que pueden originar mastitis son; laceración de la piel del pezón, habitualmente por una técnica de lactancia inadecuada, lo que permite el ingreso  y colonización de bacterias, en los conductos mamarios, pudiendo progresar a formar abscesos si las mujeres no son atendidas en forma oportuna. Otra causa de mastitis es la obstrucción de conductos lácteos mamarios.

Cuidados para la prevención y el tratamiento de la mastitis 

¿Es seguro realizar la lactancia cuando se padece de mastitis? La respuesta es sí. De hecho, se considera que la lactancia puede ayudar a eliminar la infección. Cuando la mujer deja de amamantar al bebé cuando tiene mastitis de golpe, es decir, en cuanto se entera, es muy probable que los síntomas empeoren. No obstante, se pueden seguir los siguientes consejos durante la lactancia:

+ Antes de amamantar se debe evitar la sobrecarga prolongada de leche en las mamas.

+ Masajear las mamas durante el bombeo o lactancia desde la zona infectada.

+ Variar las posiciones para amamantar.

+ Asegurarse de que las mamas se drenen completamente durante la lactancia.

+ Tratar de asegurarse de que el bebé se prenda correctamente. Cuando las mamas están congestionadas puede ser difícil.

Adicionalmente, se pueden seguir los siguientes consejos:

+ Favorecer la evacuación de la leche materna de forma frecuente.

+ Mejorar la técnica de alimentación vigilando que haya un agarre y succión adecuada.

+ Higiene adecuada de manos.

+ Evitar cremas antifúngicas.

+ Si se utilizan extractores de leche; vigilar una adecuada higiene de ellos.

Consulte a su médico para conocer los consejos que puede seguir durante la lactancia o en general. Evite consumir medicamentos si este no es prescrito por su médico especialista.

¿Y tú? ¿Alguna vez has padecido mastitis? Puedes contarnos tu experiencia en los comentarios para ayudar a otras lectoras.

 

Referencias bibliográficas:

  • Bonilla Sepúlveda Óscar A. Mastitis puerperal MEDICINA U.P.B. 38(2) | Julio-diciembre 2019 | 140-143.
  • Carrera M, Arroyo R, Mediano P, Fernández L, et al. Lactancia materna y mastitis. Tratamiento empírico basado en la sintomatología y los agentes etiológicos. Acta Pediatr Esp 2012;70(6):255-61.
  • Fernández L, Arroyo R, Espinosa I, Marín M, et al Probiotics for human lactational mastitis. Benef Microbes 2014;5(2): 169-83.

Puedes leer más artículos similares a Mastitis: síntomas y consejos MUY importantes para evitarla y tratarla, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.