Los riesgos de masticar chicle en exceso

Los riesgos de masticar chicle en exceso

Problemas dentales, de mordida y gastrointestinales. Los médicos alertan que el consumo excesivo de chicles puede acarrear complicaciones en nuestra salud. Pero tranquila, no hace falta que destierres el chicle de tus hábitos, sólo hay que tener cuidado con no excederse.

Beneficios de masticar chicle

La verdad es que masticar chicle aporta algunos beneficios a los que no tenemos por qué renunciar. Sí nos conviene, en cambio, olvidarnos de los chicles que contienen azúcar, porque aparte de las calorías extra que suponen, pueden favorecer la aparición de caries. Por tanto, alíate con el chicle sin azúcar y fíjate en sus pros y sus contras.

Masticar chicle puede ser un aliado de la dieta, porque produce sensación de saciedad y el estímulo llamado "engañar al estómago". Pero tampoco es bueno mascar chicle todo el tiempo, también puedes saciarte sin ingerir demasiadas calorías con una fruta, que siempre será más saludable.

Otro de los beneficios de masticar chicle está relacionado con la ansiedad. Los chicles son muy utilizados como sustitutivos en terapias para dejar de fumar. Pero no sólo calman la ansiedad producida por la falta de nicotina, hay gente que mastica chicle sin parar y que lo hace de forma instintiva para paliar el nerviosismo.

También parece que el chicle es un buen método para reducir los ácidos de la boca después de una comida en la que no podemos lavarnos los dientes. Lo que no quiere decir en ningún caso, que masticar chicle pueda ser el sustituto de una correcta higiene bucal.

Inconvenientes de masticar chicle

Como todo en esta vida, la clave parece estar en la moderación. Un excesivo consumo de chicle puede provocar serios problemas de salud.

El más importante está relacionado con la salud bucodental. Si bien los chicles sin azúcar no provocan caries, su consumo excesivo puede derivar en problemas de mordida, y estar constantemente masticando chicle puede desgastar las piezas dentales provocando en último caso su caída.

Y si antes hablábamos de la sensación de saciedad que produce el chicle, también encontramos la cara negativa si se consume en exceso. Al masticar, iniciamos el proceso digestivo y en el estómago se genera un ácido para poder digerir los alimentos. Como los alimentos no llegan, porque lo que estamos haciendo es masticar chicle, el ácido no puede digerir otra cosa que la mucosa del estómago, con lo que puede llegar a producir úlcera.

Pero el gran enemigo de la salud presente en el chicle como edulcorante es el sorbitol. Se trata de una sustancia imposible de asimilar por nuestro cuerpo, por lo que finalmente es el intestino quien la absorbe pudiendo provocar dolor abdominal, malestar digestivo y diarrea crónica. En realidad, el sorbitol en grandes cantidades tiene un efecto laxante. Pero si estás pensado en lanzarte a masticar chicles para perder peso, no te olvides que el efecto laxante del sorbitol no sólo produce pérdida de peso, sino también pérdida de los nutrientes básicos y deshidratación.

Por lo tanto, ten en cuenta todos estos factores a la hora de masticar chicle. Puedes seguir con tus chicles sin azúcar porque no son malos, siempre que no los consumas en exceso. Pero recuerda también que hay muchas ocasiones en la que masticar chicle se considera una falta de educación.

Laura Sánchez  •  viernes, 16 de marzo de 2012

DF Temas

2 comentarios

Avatar

  • vania milagros agrcia carazas
    vania milagros agrcia carazas

    04/02/2015 00:44

    es cierto lo que dicen

    Valorar
    Responder
  • javier  s
    javier s

    21/07/2013 20:18

    ala poca vida que les queda y buscar remedios para vivir un poco mas antes que el canzer llegue porppor que dios nuestro creador nos dio una vida para vivirla sabiamente y abundante no para quemarla poco apoco
    san juan 3:16

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (2 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x