Alimentos laxantes para combatir el estreñimiento

El agua, el mejor remedio para evacuar las heces de manera natural

Ana Van den Eynde
laxantes y estreñimiento
 

Mucha gente sufre estreñimiento o no va al baño todas las veces que debería, lo que provoca serias molestias como dolores en la tripa, gases o abdomen hinchado. Recurrir como primera opción a los medicamentos acarrea un doble riesgo: los efectos secundarios de estos, algo habitual en este tipo de tratamientos, y el hecho de provocar que el organismo se habitúe a esta medicación, de manera que no responda a una dieta para combatir este estreñimiento.

Laxantes naturales para vencer el estreñimiento 

Para ello, se suele recomendar intentar atajar el problema con una dieta rica en fibraSe aconseja, por lo general, consumir entre 25 y 30 gramos de fibra al día. Esta cantidad puede conseguirse en un día con dos o tres piezas de fruta, un par de raciones de verdura (una de ellas en forma de ensalada), cereales integrales en forma de pan integral, biscotes, cereales de desayuno, galletas, e incluso el arroz y pasta integrales.

También muchos médicos establecen la pauta de consumir legumbres hasta cuatro veces por semana (dos como plato principal en las comidas) y beber mucha agua. Se podría elaborar un cuadro con conjunto de alimentos ricos en fibra, pero también de alimentos que pueden ejercer como laxantes naturales. Atenta a la clasificación que hemos elaborado para las personas con dificultades para expulsar las heces: 

1 Frutas desecadas como las ciruelas 

Las ciruelas secas (16 gramos de fibra por cada 100 gramos) contienen sorbitol (un tipo de azúcar) y derivados de la hifroxifenilxantina, sustancias que junto con la fibra estimulan la actividad de los músculos del colon. Las ciruelas, además, pueden dejarse a remojo unas 12 horas y luego consumir como remedio casero para atajar el estreñimiento. ¡Tómate una después de cada comida y tus visitas al baño aumentarán! Dentro de la familia de las frutas desecadas también se encuentran los orejones, las uvas y los higos secos.

2 Kiwi, plátano y la fruta fresca 

frutas y estreñimiento

El kiwi, tanto el verde como el amarillo, tiene una propiedad mágica para acelerar el movimiento en el intestino. Tomar esta fruta (dos piezas) en ayunas por la mañana te facilitará la expulsión de las heces de manera más rápida y sencilla. Otras frutas ricas en fibra y en aliviar el estreñimiento son las fresas, el plátano o la naranja. Una aclaración sobre este último cítrico: si se toma en zumo no se debe de colar porque la pulpa es la que contiene la fibra.  

3 Frutos secos

¿Sabías que 25 gramos de almendras, piñones, avellanas o nueces aportan de 2,5 a 4 gramos de fibra? Los puedes consumir a media mañana o media tarde (hay que moderar su consumo porque contienen mucha grasa), añadirlos en el yogur de la noche o, también, como ingredientes de las ensaladas. 

4 Cereales

Para conseguir un óptimo funcionamiento del intestino y tener buenas digestiones, incorpora a tu dieta cereales integrales que aceleren tu actividad intestinal. 

5 Agua, el mejor laxante natural

Una de la principales razones por las que se produce el estreñimiento es por falta de agua en nuestro organismo. Las heces están deshidratadas, se vuelven duras y de color oscuro y resultan más difíciles de evacuar. Si tienes problemas severos para ir al baño, debes beber al menos dos litros de agua al día y hacerlo entre las comidas. También es recomendable beber agua caliente porque activa el metabolismo y reducen la sensación de hinchazón abdominal. 

6 Aloe vera y vinagre de manzana para el estreñimiento 

Siempre que pensamos en este ingrediente lo relacionamos con el cuidado de la piel, pero la aloe vera puede ser un buen aliado para vencer la batalla al estreñimiento. ¿Sabías que también se puede beber? Mezcla el jugo de esta planta con un poco de agua y miel y empieza a notar sus beneficios para tu salud. Otra de las bebidas que te puedes preparar en casa de manera sencilla y tomarla por la mañana en ayunas es el agua con tres cucharadas de vinagre de manzana. Tus intestinos empezarán a tener más actividad. 

Otros alimentos que tampoco podemos olvidarnos por su natural efecto laxante son las legumbres (lentejas, garbanzos o judías), la pimienta cayena, el té verde (tomar por las mañanas o antes de dormir) y el aceite de coco, siendo además un potente calmante para paliar el dolor de las hemorroides.