Regalos de San Valentín para ella

Regalos de San Valentín para ella

Este año queremos celebrar el Día de San Valentín por todo lo alto para olvidarnos de los sinsabores cotidianos. Un día en el que la corrupción, el desempleo o la crisis no tendrán cabida en nuestra vida porque estaremos rodeadas de amor, de romanticismo, de flores, de velas...y de regalos. Porque queremos nuestro regalo del Día de los enamorados. Y no se trata de que seamos consumistas, o frívolas, o materialistas, es que nos encanta hacer regalos y recibirlos.

Detalles que demuestran tu amor

Para festejar el Día de los enamorados, la mayoría de las mujeres no necesitamos regalos caros o lujosos. Se trata de un día especial para resaltar el amor de una pareja, lo especial que es esa persona para ti y cuánto la quieres. Y es verdad que todo eso no se puede medir con dinero. Pero sí queremos un detalle que nos recuerde ese día mágico y comprobar que nuestra pareja se ha tomado su tiempo para pensar cómo hacernos felices.

Tampoco es mucho pedir, al menos nosotras así lo hacemos cuando nos pasamos días pensando qué regalarle a nuestro novio por San Valentín. Cualquier detalle que demuestre cuánto nos quiere o que conoce nuestros intereses y gustos nos puede conmover más que un paseo en yate. Queremos tarjetas emotivas y con sentimiento, queremos flores estratégicamente colocadas con dedicación, queremos unos dulces para compartir en pareja.

Aunque también nos gustan otro tipo de regalos para disfrutar los dos, como un fin de semana en un spa o en una cabaña de madera en el bosque. Y si queremos seguir disfrutando en pareja, no pondremos pegas a juguetes eróticos que suban la temperatura del dormitorio, ni diremos que no a un cuidadoso plan de noche temática. ¿Qué tal "Cincuenta sombras de Grey"?

El amor no tiene precio

Hay quien dice que "no se puede vivir del amor", así que es posible que, si la situación lo permite, prefiramos una demostración de amor más tangible que las palabras dulces y los abrazos apasionados. Una buena opción es una escapada romántica a una de esas ciudades con encanto, como París o Venecia, que parecen colocadas en el mapa especialmente para las parejas enamoradas.

Y es verdad que regalar una experiencia como un viaje de este tipo se convertirá en algo inolvidable. Pero ya sabemos que la memoria es frágil y puede que con el paso del tiempo ese recuerdo de nuestro amor se difumine un poco. Por lo que la mejor opción para hacer un regalo en San Valentín (o cualquier otro día) siempre es una joya.

Tampoco hace falta gastarse todos los ahorros en una pieza exclusiva e inalcanzable, porque una joya, por modesta que sea, siempre será un recordatorio de ese amor que os tenéis. Un colgante, unos pendientes, pulseras o anillos se encuentran a cualquier precio dependiendo de la economía de cada uno, y se trata de un regalo que nunca falla. Eso seguro.

Laura Sánchez  •  viernes, 10 de enero de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Me duele mucho la regla, ¿es normal?

Escrito por Victoria a las 10:59:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x