Temas de conversación para amenizar un viaje largo en coche compartido

Ideas de conversaciones para amenizar el viaje con desconocidos

Laura D
Laura D Periodista

La forma que tenemos de viajar ha cambiado mucho en los últimos años. Antes el concepto de moverse, aunque fuera por tu mismo país, se entendía como algo difícil de asumir. Pero ahora hay mil formas diferentes de hacerlo a un coste bastante rentable. Hace unos años no se podía comprender eso de compartir coche para, también, compartir gastos. Porque, ¿quién iba a ceder un asiento en su vehículo para que otra persona desconocida viajase con él o con ella? 

Sin embargo, esta práctica está tan realizada que se ha convertido en algo muy normal. Se han desarrollado aplicaciones en las que puedes seleccionar el usuario, poner valoraciones, ver el coche en el que viajas, controlar la matrícula, las opiniones del resto de viajeros... Y un largo etcétera. Hay multitud de anécdotas y situaciones de la gente que ya la ha utilizado, pero hay quien todavía no lo ha probado. 

Cuando no has utilizado nunca una de estas aplicaciones es habitual que te preocupen los temas de conversación para amenizar un viaje largo en coche compartido. Lo primero que debes tener en cuenta es no obsesionarte demasiado, muchas veces los temas surgen de manera natural. Pero, por si te queda alguna duda, en Diario Femenino vamos a echarte una mano para que todo fluya sin prisas. ¡Toma nota! 

10 conversaciones para viajar en coche compartido sin aburrirte

Si te pone nerviosa no controlar la situación, pensar que va a haber silencios incómodos o cómo vas a llevar tantas horas de viaje... ¡[email protected]! Estos temas pueden ser de gran ayuda. Llévalos en mente para sacarlos en el coche y lo tendrás todo controlado.

1 El destino

Lo primero, más rápido y acierto seguro para hablar durante el trayecto es el destino al que os dirigís. Es muy probable que sea el mismo o esté muy cerca así que una buena conversación puede venir dada por conocer qué le une a esa persona con su destino: ¿Va a ver a la familia? ¿Tiene novio allí? ¿Va a un festival? ¿Es la primera vez que lo visita?

A partir de aquí pueden derivar muchos otros temas. Por ejemplo, si es la primera vez que lo visita puedes aprovechar para dar algunas recomendaciones sobre el lugar (si tu lo conoces). O si, por el contrario, eres tú la primeriza puedes pedir todos los consejos que se te ocurran... Seguro que, a partir de ahí, la conversación fluye de la forma más natural posible. 

2 Últimas noticias sobre el destino

Supongamos una situación más: todos los integrantes del coche vais al mismo destino y lo habéis visitado unas cuantas veces. Vamos, que no necesitáis que nadie os diga qué ver. ¡Pues no te preocupes! Siempre va a haber últimas noticias o novedades sobre las que hablar del lugar al que os dirigís. Por ejemplo, puedes decir lo siguiente: "he oído que han abierto un restaurante en la calle X que está genial. ¿Habéis ido?" "He leído que van a traer la exposición X el mes que viene". Así te servirá también para mantenerte al tanto de las novedades. 

3 La música

Es importante que tengas presente que los silencios no tienen por qué ser incómodos. Si no se te ocurre de qué hablar y te sientes incómoda con un silencio, puedes preguntar si podéis poner música. Esta es una buena forma de amenizar el viaje y sacar nuevos temas de conversación. "¿Habéis ido al concierto de este cantante? ¡Es impresionante!" Canciones, cantantes, conciertos… Y hasta puedes preguntar qué tipo de música les gusta más. Aprovecha también para contar tus experiencias en festivales y últimos conciertos.

4 El uso de la aplicación

Otro de los temas que pueden ayudarte a mantener una conversación interesante es preguntar sobre cuánto tiempo llevan viajando de esta forma. Así, puedes encontrarte con gente que lleve usando la aplicación mucho tiempo y que hayan conocido de todo en sus viajes. Mira, ¡hasta puede ser divertido escuchar anécdotas de ese tipo!

5 Próximos destinos

Aunque os dirijáis en coche a vuestro destino siempre podéis sacar temas de conversaciones de viajes más largos. Por ejemplo, preguntar cuál es el vuelo más largo que han hecho o (puedes inventártelo o que sea verdad) preguntar sobre destinos interesantes porque estás planificando tu próximo viaje. Compartir tus propias experiencias siempre ayudará a que los demás hagan lo mismo con las suyas.

6 El tiempo

Es una conversación típica de un trayecto en ascensor pero lo cierto es que suele dar bastante de sí. Si no tienes ni idea del tiempo que va a hacer en tu destino (mal por tu parte porque deberías haberlo mirado antes de irte de viaje) puedes preguntar por cómo va a hacer o simplemente el calor o el frío horrible que está haciendo esos días. Aprovecha para contar alguna situación divertida que te haya pasado con mucho frío o mucho calor pero recuerda que forzar la conversación tampoco es bueno.

7 ¿A qué se dedican?

Otro de los temas que puede dar para largo es a qué se dedica cada una de las personas que va en el coche. Así, podrás descubrir que el mundo es un pañuelo y posiblemente (sobre todo si venís también del mismo lugar de origen) tengáis a algún conocido en común. Además, hablar con gente que trabaja en diferentes ámbitos te permite aprender muchísimo, hacer preguntas, informarte... Podrás abrir mucho la mente para diferentes temas. 

Todo de lo que puedes hablar cuando viajas en un coche compartido

8 Películas y estrenos

Aprovechar un anuncio de la radio o algo que ves por tu redes sociales para hablar de una nueva película o un estreno de una obra de teatro o una canción puede venirte muy bien. Aprovecha para pedir recomendaciones, dar tu opinión sobre las últimas pelis que has visto y un largo etcétera. ¿Te animas? Seguro que, además, podrás descubrir alguna recomendación para realizar en tus ratitos de ocio. 

9 Últimos cotilleos y anécdotas

En este punto nos referimos a la boda de algún famoso, la última metedura de pata de una influencer, la ruptura de esta estrella de Hollywood con este otro... También puedes contar anécdotas que te han pasado o te han contado de celebrities en televisión. Esto hará el viaje más ameno y, seguramente, lleno de risas. Pero, eso sí, es posible que tus compañeros de viaje no quieran entrar en este tema porque no son muy seguidores de la prensa rosa. ¡Tranquila! Te darás cuenta enseguida. 

10 Cuidando con…

Llegados a este punto debemos advertirte también sobre los temas que es mejor no sacar. Aunque son muy conocidos, debemos recordártelo. Evita temas de economía, política y religión. Si se crea un debate sano con diferentes opiniones argumentadas es verdad que puede ser interesante. Sin embargo, como las personas somos muy diferentes y no conocemos cómo va a reaccionar el que llevamos al lado con ciertos temas, es mejor no meter la pata. Nadie te asegura que no se cree un clima de tensión que haga que un viaje tranquilo se convierta en un verdadero infierno incómodo. ¡No te arriesgues! 

Con estos temas de conversación seguro que te encontrarás de lo más cómoda en el viaje, no te irá nada mal y te llevarás experiencias y anécdotas de otros en tu mochila. ¡Buen viaje!