Temas de conversación (y situaciones idóneas) para ligar en el trabajo

Tips para conquistar a tu compañero o compañera de forma sencilla

Laura D
Laura D Periodista

Pasamos media vida en el trabajo y, nos guste o no, este hecho es una realidad. Echemos un cálculo rápido: 8 horas por 5 días a la semana, por 4 semanas al mes, por 11 meses... El resultado hace un total de 1760 horas en el trabajo. ¿Se te ocurre qué podrías hacer si las tuvieras de vacaciones? Desde luego tendrías tiempo para relajarte... 

Pero, ¿a dónde vamos con este cálculo? La conclusión es muy sencilla: al pasar tanto tiempo en el trabajo, pueden surgir miles de situaciones diferentes con tus compañeros. Desde discusiones hasta una amistad o, quien sabe, un bonito amor. Sí, sí, como lo lees. El amor puede estar en cualquier parte, también en tu entorno laboral. 

¿Te gusta alguien del trabajo? Es posible que si te encuentras en esta situación y no sabes bien cómo empezar a hablar con ese chico o esa chica, no te atrevas a dar el primer paso. ¡[email protected]! En Diario Femenino hemos recopilado algunos temas de conversación y situaciones idóneas para ligar en el trabajo que te ayudarán a acercarte un poquito más a ese o esa compi de quien no puedes dejar de pensar. 

Ideas de conversaciones para que surja el amor en el trabajo

A pesar de que hay empresas que no llevan muy bien eso de que sus empleados mantengan una relación, lo cierto es que es algo natural. Nadie dijo que esta tarea fuera fácil, sobre todo al principio, porque ¿quién da el primer paso? ¿Cómo te aseguras de que os atraéis mutuamente? Lo único que debes tener claro es que intentar ligar con tu compañero o compañera merezca la pena. De no ser así, te estarás arrepintiendo día tras día porque es inevitable encontrarte con esa persona a diario. Debes tener en cuenta las siguientes situaciones para encontrar el tema de conversación perfecto

+ Encuentra el punto laboral en común

Si se trata de un objetivo con el que todavía no tienes una relación normal, lo primero es encontrar un punto en común para tener más contacto. Por ejemplo, entendemos que si es el informático de la empresa cualquier percance o problema que tengas con el ordenador te podrá servir de excusa o si está en administración, cualquier factura o gestión…

Con este tipo de contacto (no debe ser diario sino cada varios días) os haréis visible el uno para el otro. Es importante no ser pesada. La conversación debe ser corta, ir al grano y retirarte a tiempo (aunque quieras seguir hablando con él). Al principio, más vale poco y valioso que mucho y cargante.

+ Pide ayuda

Una forma de dar el paso de lo laboral a lo personal es, precisamente, pedir un favor personal o hacer una consulta para que te ayude. De esta forma (y solo si quieres) podrás explicarle para qué lo necesitas y hacerle saber algo de tu vida. Importante también que le dejes caer el: "te debo una caña por el favor". Así, si se tercia, empezareis a compartir espacio fuera del trabajo.

+ Propicia los encuentros

El lugar de trabajo es perfecto para propiciar encuentros fortuitos. Si tenéis cocina y sabes a qué hora va a comer o intentar coincidir en el ascensor o de camino al baño. Aprovecha esas pequeñas situaciones para sacar temas de conversación normales: series, noticias, planes para el finde, para las vacaciones… Es una manera de ir cogiendo confianza e ir conociendo más a la otra persona. 

+ Atenta al teléfono

Si es un compañero del que no tienes el número de teléfono todavía, es primordial saber moverse para hacerte con él de una vez por todas. Lo más rápido es hacer un grupo de Whatsapp para unas cañas o salir a tomar algo (un poco más abajo te explicamos ese punto), aunque también puedes ofrecerlo en cualquier conversación.

Imagina que le has pedido consejo sobre un curso que quieres hacer del sector al que se dedica. Puedes preguntarle: "¿Te importa que me apunte tu móvil para consultarte si tengo dudas?". También, si surge la oportunidad puedes decirle: "Apúntate mi móvil, por si tienes algún problema", o "escríbeme si tienes alguna duda, que no me importa”. Eso sí, que no se te olvide después la coletilla: "mándame un WhatsApp o llámame para apuntarme tu teléfono" o si eres más atrevida "para tenerte fichado"

+ La excusa del trabajo fuera de casa

Aunque este tipo de temas dependen mucho de con quién trabajes, qué puesto tengáis y cómo sea la relación, lo cierto es que todo el mundo nos hemos quedado un poco más trabajando o nos hemos llevado trabajo a casa. Esta puede ser una buena excusa para hacer una llamada de teléfono. Te has llevado trabajo y necesitas hacer una consulta pero, por supuesto, sabes que él tiene vida fuera y primero le preguntas por WhatsApp. Ojo, la conversación no puede durar mucho y debes acabar preguntándole por cómo está o comentando algo del trabajo anecdótico. Así el sabor de boca de la conversación será divertido.

+ Envía algo gracioso

Debes tener cuidado porque todos estos temas que te estamos comentando deben ir surgiendo con naturalidad y sin forzar mucho la máquina. Ten paciencia, llevará tiempo. Será una forma de demostrarte a ti misma que no es un capricho del que te vas a cansar a los dos segundos (recuerda que te estás moviendo en un ambiente laboral). Otra de las aproximaciones que puedes hacer es enviarle un meme gracioso por WhatsApp. Si ya has coincidido con él y sabes qué gustos tiene podrás acertar con una imagen divertida sobre algún tema que tengáis en común. Es posible que al principio solo intercambiéis dos mensajes o que la conversación dure más. Sea como sea, ¡no te desesperes!

 Así puedes ligar con tu compañero o compañera de trabajo

+ Sal del ambiente laboral

Para crear buen ambiente en los equipos, salir a tomar algo es un buen plan que se organiza de vez en cuando para salir del ambiente de trabajo y conocerse un poco más entre los compañeros. Si está en tu equipo, solo tendrás que mover la idea ¡y listo! Si se encuentra en otro equipo, promueve la idea de ampliar el rango o de incluso hacer un grupo de WhatsApp con esa gente para quedar más de vez en cuando.

Después podrás sacar temas de conversación divertidos, en los que paséis un buen rato. Por ejemplo, anécdotas que te hayan pasado en el trabajo o, dependiendo de la época del año en la que estéis, planes para Navidad o para verano. Cuenta si vas a ir a algún concierto pronto y pregunta cuáles son los mejores conciertos a los que han ido…

La mayor parte de las veces solemos saber si tenemos química con una persona cuando nos vamos a tomar algo con ella. Por eso, es posible que de este encuentro pueda salir el hecho de conocer sitios para cenar, restaurantes chulos, irse a un Escape room, ver una peli en el cine. No desaproveches la oportunidad de crear una nueva ocasión para veros fuera del trabajo, aunque no sea solo y sea acompañados de un grupo de compañeros.

 

Lo principal es crear momentos fuera del trabajo. Si conseguimos eso, lo demás será mEs importante no ser pesada ni cargante. Facilitar las cosaso pasa nada! recido la pena (independientemente de que salga bien o ás sencillo que venga solo.