Cómo convivir con tu pareja y SUS hijos (siempre en armonía)

Cuando comienzas a vivir con una persona que ya tiene hijos...

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando te comprometes en una relación de pareja no solo lo haces con esa persona de la que te has enamorado, sino de todo el pack. Y el pack completo incluye manías, defectos, pasiones, sueños, amigos y demás familia. Sobre todo demás familia, porque no solo se trata de tu suegra y de tu cuñado. ¿Y si en el lote de tu pareja también vienen sus hijos? Intentamos averiguar cómo convivir con tu pareja y sus hijos en armonía y sin morir en el intento. Ante todo mucha calma.

Convivir con los hijos de tu pareja, ¡todo un reto!

Llegamos a ciertas edades y seguimos teniendo derecho a enamorarnos, a ilusionarnos, a conocer el amor y embarcarnos en un proyecto de futuro. Pero lo que no podemos pretender es que la persona de la que nos enamoramos venga con una hoja en blanco. Esa persona tiene su pasado y puede tratarse de un pasado que también afecte al presente y al futuro. Estamos dando esta vuelta porque en el fondo se trata de una complicación importante que nos da bastante miedo: nuestra pareja tiene hijos.

Y si ya la convivencia en pareja es difícil, imagínate cuando se suman al nido de amor un par de niños. ¿Es posible convivir con tu pareja y sus hijos en armonía? Esperamos que sí. Lo primero que tienes que tener muy claro es tu papel en esa familia. Tu papel en la convivencia es simétrico y ha de estar en igualdad con todos los demás, peo tu rol en el núcleo familiar es secundario. No eres la madre de esos niños. Suponemos que tú lo tienes claro, pero déjaselo claro también a ellos porque puede que sea su mayor temor.

Para una convivencia en armonía, en paz y sin tirarse los trastos a la cabeza tu pareja tiene que participar activamente repartiendo tiempo y atenciones a todas las personas con las que está viviendo. Tu parte es la de utilizar la empatía a unos niveles de experto y flexibilizar la idea que has tenido siempre de lo que es una relación de pareja. Ya ves que no sois solo dos, sois más y la prioridad son esos pequeños.

Tranquila, porque puede ser una experiencia de lo más enriquecedora. Pasar tiempo con esos niños a los que puedes llegar a adorar sin tener que educarlos (de eso deben encargarse sus padres) puede ser toda una aventura y no tiene por qué salir mal. Claro que de la misma forma que debes dejar claro que no eres su madre también debes dejar claro que no eres su amiga. ¿Quién eres entonces? La pareja de su padre y compañera de viaje de todos ellos.

Cómo ganarte a los hijos de tu pareja

No nos vamos a engañar, porque por más enriquecedora que pueda ser esta situación, también es delicada. ¿Y si los niños te lo ponen difícil? Hay que ganarse a los niños y parece ser que consentirles no es lo más apropiado... El secreto es compartir.

Compartir tiempo y aficiones con los hijos de tu pareja te ayudará también a encontrar tu lugar en esa familia que ya está formada previamente. Cuando hablamos de compartir no hablamos de hacer actividades toda la familia junta, aunque eso también es necesario. Nos referimos a pasar un tiempo a solas con los niños, por separado y sin su padre, un tiempo de calidad, divertido, relajado y enriquecedor.

Poco a poco los niños sabrán que pueden contar contigo para hacer las actividades que más les gustan y, quién sabe, tal vez te lleguen a considerar como esa persona a la que recurrir cuando tienen un problema. Pero ¿sabes cuál es el ámbito en el que más y mejor puedes ayudar para tener una buena convivencia con esos niños? La autoestima.

Si bien tu función no es la de educar a los hijos de tu pareja, sí puedes y debes participar en su desarrollo personal, ya que vivís juntos. Y como persona adulta sabrás la importancia que tiene dotar a los niños de una buena autoestima, hacer que se sientan queridos, comprendidos, protegidos y respetados. Y eso sí lo puedes hacer tú como pareja de su padre.

¿Y tú? ¿Convives con los hijos de tu pareja? ¿Cuáles son tus trucos para crear un ambiente relajado y feliz? ¡Comparte tu experiencia con nosotras en los comentarios!