Cómo saber si una amistad se está convirtiendo en infidelidad emocional

¿Estás siendo desleal a tu pareja? Señales para descubrirlo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Por qué todo el mundo está hablando de la infidelidad emocional? Porque las nuevas tecnologías favorecen la aparición de esas nuevas amistades que se convierten en algo más. Una especie de amigos con derecho a roce pero al revés, es decir, sin sexo, pero con una vinculación emocional profunda. No es fácil saber si una amistad se está convirtiendo en una infidelidad emocional, así que vamos a repasar todas las señales.

Los amigos y las relaciones de pareja

Es imposible poner límites definidos a la amistad. Con unos amigos sales de fiesta, con otros te abres en canal hablando de tus sentimientos, algunos te dan consejos y otros están ahí para felicitarte el cumpleaños y la Navidad. Hay amigos de todo tipo y no te relacionas con todos igual, ¿verdad?

Hay amigos especiales, hay mejores amigos y hay personas nuevas que llegan a tu vida y se convierten en indispensables. Y todo esto puede ocurrir cuando estás en pareja. Es saludable tener amigos, mantener a los amigos y hasta hacer amigos nuevos cuando tienes una relación de pareja. Así que hasta aquí no tenemos nada que sospechar.

Pero vayamos a ese amigo especial por el que estás leyendo este artículo. Ese amigo ha aparecido en tu vida hace poco. Puede que os hayáis conocido a través de las redes sociales o puede que haya sido una de esas coincidencias de la vida. En cualquier caso, será a través de una pantalla como se va a consolidar vuestra relación de amistad.

De un tiempo a esta parte hablas todos los días con él. Te entiende como nadie. Te sientes cómoda hablando con él, puedes ser tú misma y estáis en la misma sintonía. Risas, tristezas, dudas, alegrías y sueños se comparten de un lado a otro de la pantalla. Y además te sientes ilusionada, porque tiene un amigo que te hace la vida más bonita y más fácil. ¿Dónde queda tu novio en esta relación?

En qué momento una amistad se puede convertir en una infidelidad emocional

Cuando una amistad se convierte en infidelidad emocional

Porque no estás haciendo nada malo, ¿no? Solo es un amigo. No os habéis acostado. Y en algunos casos puede que ni siquiera os hayáis visto cara a cara. Entonces ni se te pasa por la cabeza que estás siendo infiel, pero la duda la tienes ya instalada en tu interior. ¿Por qué será?

Al margen de que a tu novio le gusten o no tus amigos, tienes que mantener cierta independencia en pareja. Pero es cierto que una amistad se puede convertir en una infidelidad emocional. No pasa nada, en el amor nos arriesgamos a este tipo de cosas, a que un día se acabe sin saber por qué o a que un día nuestro amor se vaya de golpe a esa nueva persona que nos ha deslumbrado.

Queremos hacerte algunas preguntas para que descubras si estás siendo emocionalmente infiel:

+ ¿Cuántas veces al día piensas en tu amigo? Si no te lo puedes quitar de la cabeza en todo el día, seguro que te está recordando a los inicios de un enamoramiento.

+ ¿Tu amigo es el primero al que le cuentas que hoy te han ascendido, que has suspendido ese examen o que te has levantado tan feliz que no puedes evitar compartirlo con alguien? Y ese alguien es él.

+ ¿Crees que tu amigo es el hombre más comprensivo y empático del mundo? Él sí te entiende.

+ ¿Te hace feliz ser una persona importante para él? ¿Te sientes querida y admirada por él? Esto es amor, al fin y al cabo.

Estas preguntas deberían hacerte pensar que tu relación de pareja está dejando de ser cosa de dos. Pero, ¿hay infidelidad o no? Pues depende de la siguiente pregunta:

+ ¿Escondes esa amistad a tu novio? En el engaño, en el secreto y en la mentira es donde radica la verdadera infidelidad. Si no se tratara de infidelidad emocional, no tendrías que borrar los mensajes, eliminar el chat, cambiar las claves de ordenador o mentirle diciendo que has quedado con un compañero de trabajo a tomar un café.

En definitiva, ¿sabe tu novio lo importante que es ese nuevo amigo para ti?