Cómo detectar una infidelidad emocional: señales que le delatan

¡Atenta! Estos signos podrían desvelar lo que tu pareja te está ocultando

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No es fácil descubrir una infidelidad a pesar de contar con muchas señales de alerta. La línea entre la sospecha paranoica y la evidencia de que nos están engañando a veces no se distingue bien. Y si cuando pillas a tu novio en la cama con otra puedes asegurar al cien por cien que es infiel, no ocurre lo mismo con una infidelidad emocional. Si quieres saber cómo detectar una infidelidad emocional, atenta a estas señales que le delatan.

Qué es la infidelidad emocional

Antes hay que dejar las cosas claras. Que no haya contacto sexual no evita la infidelidad. Lo advertimos porque muchas personas infieles se escudan bajo la teoría de que no se han acostado con esa persona con la que quedan habitualmente o con la que chatean todos los días. Dicen que no hay infidelidad si no hay cama de por medio. Y eso no es así.

La infidelidad emocional es un estrecho vínculo sentimental que se establece con una persona que no es tu pareja. ¿Y acaso no se puede tener amigos? Sí, se puede y se debe tener amigos fuera de la pareja, pero esa amistad no hay por qué esconderla. Entonces, ¿por qué borras los chats con tu compañera de trabajo? ¿Por qué has cambiado las claves del ordenador? ¿Por qué te vas a otra habitación a hablar por teléfono? o ¿Por qué le dices a tu pareja que te has quedado a terminar unos informes cuando en realidad has estado tomando una copa con esa persona?

Señales que delatan una infidelidad emocional

Hay algunas actitudes de tu pareja que pueden delatar una infidelidad emocional. Siempre recomendamos precaución en estos casos y no sacar conclusiones precipitadas, ya que algunos cambios en el comportamiento de tu pareja pueden deberse a una crisis personal, a un periodo de estrés o a una evolución en su forma de ser. Pero anota.

+ Distanciamiento

¿Tu pareja está más distante últimamente? El vértigo que produce el distanciamiento de una pareja genera tanta angustia como confusión. No sabes lo que pasa, pero pasa algo. Puede que no se trate de una infidelidad, pero cuando intentas hablar con tu pareja, él se cierra en banda y dice que no pasa absolutamente nada.

+ Ya no discutís

Aunque parezca contradictorio, la falta de discusiones de pareja puede ser una señal de infidelidad emocional. A tu pareja no le interesa discutir. Primero porque tiene la cabeza en otro lugar (o en otra persona), y segundo porque la relación está dejando de interesarle y cualquier discusión le resulta improductiva. ¿Por qué intentar solucionar algo que no le interesa?

+ Cambios en su rutina

Los cambios de horarios y de rutinas diarias son siempre una señal de alarma en la relación. Sobre todo si no cuenta contigo y te los comunica por sorpresa. Ahora va al gimnasio a otra hora diferente de la habitual. O simplemente ¡ahora va al gimnasio! ¿Infidelidad o deseo de llevar una vida más saludable? La respuesta, amiga, está en el aire.

+ ¿Te habla de otra persona?

En los inicios de una infidelidad emocional, cuando tu pareja aún no se ha dado cuenta de que está vinculándose peligrosamente a otra persona, puede que te hable constantemente de ella. La menciona en sus conversaciones con la admiración natural de quien conoce a una persona que le gusta. Y eso no es malo. Todavía no. El problema llega cuando él empieza a mentir, engañar u ocultar.

+ No conoces a sus nuevas amistades

Cambiar de amistades es algo posible a lo largo de la vida y no tiene por qué implicar infidelidad. Pero si no conoces a sus nuevos amigos y hace todo lo posible por no incluirte en esos nuevos planes, es posible que esté haciendo algo más que preservar su necesario espacio propio.

+ Se ha vuelto más crítico 

Atención especial merece un comportamiento muy típico de los infieles emocionales que consiste en criticar o quejarse de cosas sobre las que antes no decía nada. ¿Está reclamando sus derechos como pareja o te está comparando con la otra persona?

Como ves, hay tantas señales como preguntas en esto de la infidelidad emocional. Así que antes de seguir elucubrando y volverte loca pensando que eres una celosa paranoica e insegura, será mejor que hables con tu pareja. Pero no descartes que te niegue todo, que las infidelidades están para negarlas. Y si no te quedas convencida después de la charla, pasa al más fiel detector de infidelidad.

El teléfono, clave en la infidelidad emocional

Si la mayoría de las señales de infidelidad son relativas y pueden deberse a otras causas, no ocurre lo mismo con el teléfono móvil. El teléfono de tu pareja, sin necesidad de que tengas que invadir su intimidad, te dará la confirmación que necesitas de que tu pareja es infiel.

Porque tu novio ahora se embarca en largas conversaciones por chat, por WhatsApp o en alguna de las redes sociales. Porque se abstrae mientras habla y luego no te comenta nada. Porque ahora no suelta el móvil ni cuando va al baño (especialmente cuando va al baño), porque el teléfono se ha convertido en una extensión de su cuerpo y porque (muy importante) jamás lo deja a tu alcance.

Poner el teléfono boca abajo en la mesa, apagar el sonido, contestar los mensajes solo cuando tú no estás delante, acostarse más tarde que tú para poder conversar con la otra persona o bloquear el móvil con clave cuando antes no lo hacía son otras señales de alerta. Y más si ahora tiene un celo excesivo también con su ordenador.

Qué implica una infidelidad emocional

Con todas estas señales puedes sentarte con tu pareja y hacer frente a la situación. Si la infidelidad sexual se suele negar, la infidelidad emocional se niega aún más. Puede que incluso te la niegue porque él mismo no es consciente de que está siendo infiel. Pero ahí estás tú para dejar las cosas claras.

Todos podemos conocer a otra persona y sentirnos deslumbrados con ella. Ahí podemos frenar esa incipiente relación o fomentar el vínculo. Si se fomenta el vínculo emocional o sentimental, de nada sirve que no haya sexo, porque es infidelidad. La infidelidad emocional implica una relación muy estrecha entre dos personas que viene en detrimento de la confianza y de la atención que dedicas a tu pareja.

La confianza es la clave en todo este asunto. Tu novio ha encontrado a una persona que le admira, con la que se siente querido, con la que está más cómodo. ¿Y no se acuesta con ella con ella para que no exista infidelidad? Bien, pero la relación de pareja se va deteriorando porque los encuentros con la otra persona se ocultan.

¿Y por qué lo ocultas si no es infidelidad?