Qué hacer cuando ya no creo en el amor: ¿podré recuperar la ilusión?

Cómo puedes superar las decepciones amorosas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay personas que ya no creen en el amor y prefieren dejar su vida sentimental en una especie de letargo como si tuvieran apagado su corazón. Los motivos por los que una persona deja de creer en el amor son diferentes, pero en realidad se les ha pasado por alto un asunto importante: el amor no es una cuestión de fe; el amor existe independientemente de si crees en él o no. Y mientras algunos permanecen felices en ese estado de incredulidad amorosa, otros se sienten incómodos sin amor y se preguntan si alguna vez podrán recuperar la ilusión.

Por qué no crees en el amor

Razones para dejar de creer en el amor hay muchas, pero todas responden a una idea equivocada del amor. Hay personas que dicen no haberse enamorado nunca porque o bien han sufrido en la infancia una mala relación de pareja de sus padres o bien porque han visto en otras personas cómo se sufre por amor. Y aquí hacemos un inciso: no se sufre por amor. Si sufres, no es amor.

Pero esto no lo saben esas personas escépticas del amor que tras un desengaño, una traición de la persona a la que un día entregaron su corazón, decidieron bajar la persiana de su local de sentimientos. En su corazón hay un cartel que pone: cerrado por demolición. Y desde entonces se dedican a huir despavoridos de cualquier persona que les inspire algún tipo de sentimiento parecido al que tienen bien enterrado.

Y como sabemos por experiencia en otros ámbitos de la vida, huir no es la solución a ningún problema. Al contrario, la evitación lo que hace es agrandar el problema. Y si no crees en el amor, ten por seguro que tienes un problema, ya que el amor existe; otra cosa es que no quieras rendirte a él. No tienes por qué hacerlo, no tienes por qué rendirte al amor y ponerte en sus manos y tampoco tienes por qué resistirte a él.

¿Se puede recuperar la ilusión en el amor?

La ilusión en el amor se puede recuperar y, de hecho sería lo más conveniente si tu objetivo es el bienestar físico y emocional. Y cuidado, porque con esto no estamos diciendo que necesites una pareja para ser feliz, nos referimos al amor en toda su extensión. Un amor que es para todas las personas que te rodean el mismo y en el que solo cambian pequeños matices según de quién se trate.

Pero volvamos al amor romántico. Si no te sientes cómoda en esa incredulidad amorosa y te gustaría recuperar la ilusión, antes tienes que hacer un trabajo de desarrollo personal. Para empezar, nunca vas a volver a creer en el amor si no mejoras tu autoestima, ya que una autoestima baja te llevará a tener siempre relaciones tóxicas, dependientes y muy insatisfactorias.

Seguidamente tienes que hacer un ejercicio de introspección en el ámbito del amor. ¿Cómo quieres que sea tu vida sentimental? Marca unos límites muy claros y nada flexibles sobre lo que estás dispuesta a permitir en una pareja y lo que no. Y no permitas que nadie cruce esos límites ni siquiera una vez. La vida amorosa también se diseña y, como te puedes esperar, los planes nunca salen como habías pensado. Pero pueden salir mucho mejor.

La necesidad de marcar unos límites, de tenerlos bien claros está orientada a poder dejarte sorprender por el amor pero sin correr el peligro que has corrido otras veces. El de la de dependencia, el de la traición, el de la falta de confianza, el de la decepción. Esos límites te protegerán de posibles desengaños. Y con ellos y con tu buena autoestima sabrás reconocer el amor que te mereces, el amor del bueno. Lo tendrás tan claro y disfrutarás tanto con ese tipo de amor que no vas a aceptar algo que no sea amor.

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer cuando ya no creo en el amor: ¿podré recuperar la ilusión?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.