Carta para confesar que piensas en otro hombre

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 Carta para confesar que piensas en otro

Las relaciones de pareja atraviesan por situaciones de crisis por los más diversos motivos. Discusiones, malentendidos, cansancio, problemas económicos y, especialmente infidelidades, son las razones más frecuentes por las que una relación se rompe.

Y ya que hablamos de infidelidad, ¿podemos situar el límite entre lo que es infidelidad y lo que no lo es?. Si un buen día te descubres pensando en ese camarero que está cañón, del bar al que vas con tus amigas, si no te lo puedes sacar de la cabeza, si su sonrisa la ves hasta en sueños, pero vuestro contacto no ha pasado ni pasará de ahí, ¿eso es infidelidad?

El debate sigue abierto porque nunca se ha llegado a una conclusión. Puede que hayas sido infiel mil veces con ese chico en tus pensamientos, pero nunca en la realidad. De todas formas, tú te sientes culpable y crees que estás engañando a tu chico. Si no sabes cómo confesarlo, puedes hacerlo en una carta de amor. Fíjate en nuestra carta de amor para confesar que piensas en otro hombre.

Ejemplo de carta para confesar que piensas en otro hombre

Hola, mi vida:

Tengo algo importante que quiero decirte y por eso te escribo esta carta de amor, para poder ir ordenando las palabras, para que me dejes contártelo hasta el final sin que me interrumpas. Porque quiero ser muy sincera y muy honesta, por si acaso esta situación va a afectar a nuestra relación.

Ante todo quiero decirte que te quiero, que te quiero por encima de todo, pero también tengo que hacerte una confesión. Algo ha cambiado, estoy confundida, nerviosa e inquieta. Y es que hay alguien más. No quiero que te asustes, no te estoy siendo infiel, pero en mi cabeza ronda la imagen de otro hombre que conocí por casualidad hace un tiempo.

No quiero darte detalles, pero te puedo asegurar que no ha pasado nada ni tengo ninguna intención de que vaya a pasar. Tú y yo tenemos un compromiso y lo voy a mantener, sobre todo porque te quiero. Pero no puedo obviar esta confusión de sentimientos que se ha instalado en mi cabeza y que solo me deja ver el rostro de ese otro hombre.

Quería que supieras esto porque me parece lo más justo, ya que no sé hasta qué punto esta situación de amor platónico puede afectar a nuestra relación. Te repito que no quiero nada con él, que todo lo que quiero lo quiero contigo, pero ni aún así puedo quitármelo que la cabeza. Ahora que ya lo sabes, amor, al menos no me siento culpable.

Te quiero.